Ultimos Relatos Eroticos





Relatos Eroticos Intercambios Trios


Trio con mi esposo y su amigo en Reynosa Mexico

Publicado por Anonimo el 09 de Abr, 2012

Somos matrimonio de 35, pocas veces salíamos a divertirnos solos por nuestro hijo menor, una ocasión mi mamá a Reynosa Mexico de visita, un amigo de mi esposo casualmente también en la ciudad para comprar un mueble. Durante la tarde nos reunimos mi esposo, mi hijo y yo con él para ir a cenar, ya eran como las 7 pm. Y me dijo mi esposo; “vamos a dejar al niño para que se duerma” estuvimos un rato en la casa, y mi esposo y su amigo propusieron salir a comprar una botella, a mi esposo no le quedo más remedio que llevarme, de otra forma no hubiera podido salir el.
Antes de salir le deje encargado el niño a mi mamá, me duche y me puse una minifalda de mezclilla que le fascina a mi esposo porque levantaba mas mi culo enseño mis piernonas, me puse una braga abierta y una blusa negra transparente de encajes sin sostén, de noche no se notaba pero en contra luz se veían bien mis tetas y para rematar me puse botas de tacón alto.
No suelo vestirme así pero algo me decía que esa noche iba a pasar algo especial, por lo que no desperdicie la ocasión, estaba nerviosa de que me viera mi esposo tenía miedo que me regresará a cambiarme, pero cuando me vio igual que su amigo se quedó con la boca abierta, les pregunte: ¿Cómo me veo?, a lo que contesto mi esposo bien, ¿así estoy bien o me cambio? Te ves preciosa.
Fuimos a un OXXO a comprar la botella, hielos sodas y botana, mi esposo no tomó el fue el conductor resignado, yo la copiloto y el amigo en la parte de atrás.

Anduvimos dando el roll en Reynosa, y al paso de 2 horas paramos a comprar la segunda botella, me mandaron a comprarla a mí, ya que me andaba ya por ir al baño, la gente que estaba en el Seven se me quedaba viendo, hasta el cajero no pudo quitar los ojos de mis tetas que se veían a través del encaje.

Continuamos el tour, y mi esposo agarró con rumbo a Rio bravo, una vez allí todo cambió, el tema se tornó cachondo mientras mi esposo manejaba, el a menudo me manosea las tetas mientras maneja, y su amigo solo se reía, derramé mi bebida por accidente en mi blusa, y me pase a la parte de atrás de la camioneta ya que tiene la parte de atrás polarizada, mientras mi esposo conducía, su amigo amablemente me ofreció su mano para apoyarme, y mi esposo le dijo bromeando, “calzoneala”, y comenzamos a bromear los 3. Para cambiarme la blusa les dije, “no vallan a ver” dejé mis tetas al aire y el amigo de mi esposo por más que quiso disimular no perdió la oportunidad de vérmelas mientras me la blusa de encaje cubría mis ojos, note que ya estaba excitado, lo delataba el bulto en su pantalón, estuve un rato sentada en la parte de atrás, la minifalda se me recortaba al estar sentada y apropósito abría las piernas mientras tomaba mi nueva bebida, quería que me viera la braga, mi esposo bajó el vidrio y el aire nos subió la peda.

Me pasé de nuevo para enfrente empinándome apropósito, la falda se me levantó y sentí el aire correr en mis nalgas, demoré en pasarme al frente para deleitar la vista del amigo. Al fin enfrente mi marido se estacionó en un callejón solitario, y empezamos a hacernos preguntas cachondas entre los 3, sacamos una moneda cada quien y comenzamos a jugar disparejo, empecé perdiendo, me dijeron “haber enséñanos que calzón traes puesto” me levante y baje la mini enseñándoles lo que el amigo ya había visto, después me pidieron que me sacara las tetas, se las enseñe y cuando las quise guardar me dijeron, “ha ha, déjalas de fuera” me las empezó a acariciar y le dijo a su amigo, bienvenido, tócalas, y pasó sus manos debajo de mis brazos para acariciarlas, quería que me las mamara, me excitaba cada vez que acariciaba mis bubis, mi esposo me pidió que me masturbara para de ellos,

A lo que le respondí “ y si salpico?” ya estaba bien mojada. Ellos contestaron te limpiamos con la lengua, abrí las piernas me levante la mini y abrí la braga para tocarme, la boca se me abría involuntariamente, se empezó a escuchar mas mojada y como salpicaba, el amigo dejó de tocarme las tetas, y mi esposo me las mamaba bien rico, mientras mi esposo estaba entretenido puse la mano del amigo en mi pepita para que me la siguiera tocando, acariciaba bien rico mi clítoris y más me excitaba la idea de que otro hombre me deseaba. Sentía su respiración en mi cuello, traté de voltear como pude para probar su boca, metió su lengua en la mía. Mi marido se despegó, y nos separamos el amigo y yo sin que se diera cuenta, seguimos jugando al disparejo y esta vez perdió el amigo, a lo que aproveche para pedirle que se quitara pantalón y bóxer, quedando su verga al aire, se le veía gruesa y brillaba porque le chorreaba de caliente. Mi marido no quería voltear a vérsela,al fin hombre, y le dije, “son siameses?” “la tiene igualita” y mi esposo preguntó “la quieres probar? “ sin titubear dije que sí pero tu amigo tiene novia, le van a pegar, me animaron, y pase medio cuerpo para atrás traía uñas largas y tuve cuidado de no rasguñarlo, se la agarré del tronco y de los webos, se me hacia agua la boca por comérmela, la empecé a lamer desde el tronco recorriéndole hasta la cabeza, me quería comer sus huevos también, se le puso más dura, y por fin llego el momento , con la lengua, limpié todo el liquido que tenía en la punta de su verga, mi esposo observaba y no perdió el tiempo de abrirme para recorre con su lengua desde mi culo hasta mi pepita que ya chorreaba.

Nos pasamos a la parte de atrás y el amigo comenzó a tocarme la pepita, y yo lo masturbaba, me agache para mamarle la verga a mi esposo, ya que quería que el amigo me mamara el culo, empezó a pasar su nariz en mi pepita que palpitaba pidiendo sentir su lengua, me hizo sufrir, ya la quería, me hizo que pidiera como una puta, “mámamela papi” “pásame tu lengua en mi cochito y en mi culito” hasta que se apiado de mí, me hizo la braga a una lado y comenzó a meter su lengua en mi culo empinado, fue bajando hasta mi clítoris, y se tomó mi juguito. Cada vez que me pasaba su lengua gemía de placer y le mordía la verga a mi viejo, hasta que hizo que terminara en su boca, yo berreaba de placer, nos incorporamos, y continuamos tomando nuestros bebidas, yo quería regresarle el favor al amigo, y me avente a besos a mi esposo el no iba a dejar que me cogiera otro sin condón, ya con esa calentura era muy mal momento para ir por protección. Por lo que habíamos acordado que sería solo sexo oral. Yo quedé en medio de los 2 y el amigo me empezó a tocar la pepita con sus dedos, abrí bien mis piernas y comencé a besar a mi esposo, hasta que quede casi encima de él, como quedé empinada de nuevo dejé mi culo al aire para que el amigo se deleitara, con mi cuerpo tapaba la vista de mi marido y con una mano puse el hoyo de la braga alineado con mi cochito, invitando al amigo a cogerme. Le dije a mi esposo, “papi, deja que me retalle su verga”, el dijo; “No, como crees no traemos condones” en esa misma posición me baje hasta la verga de mi marido, los senté a los 2 y me puse frente a ellos para darles una mamada cuando vi que mi marido estaba ya bien caliente, le dije. ”Ándale papi, quiero que me la retalle, no voy a dejar que me la meta” a lo que accedió, y el amigo estuvo de acuerdo.

Seguí mamándole la verga a mi marido y el amigo empezó de nuevo a pasarme su lengua en la pepita hasta que se me hincho y me volvió a dejar bien caliente y chorreando mientras abría mis nalgas con sus manos, salpiqué una y otra vez su cara, estaba lista para terminar de nuevo en su lengua, y yo pasaba la lengua en la verga de mi marido deseando su verga dentro de mí. Sin soltar mis nalgas, empecé a sentir que al amigo retallaba su verga en mi cochito, empine mas el culo para disfrutarlo, y con una de sus manos continuó acariciando mi clítoris mientras la punta de su verga buscaba entrar en mi, de repente tocaba mi culo que también lo deseaba adentro y otras veces rosaba mi pepita. Me metí toda la verga de mi marido en la boca para hacerlo terminar, me propuse distraerlo para que el amigo me clavara su verga sin que mi marido se diera cuenta.


Parecía que el amigo supiera mi plan, mi esposo no cerraba los ojos y estaba muy atento a lo que el amigo hacia, en ocasiones intentaba penetrarme pero se lo impedí, apreté mi cochito hasta que mi marido cerró los ojos, hice un movimiento hacia atrás clavándome la punta de su verga gruesa y mojada, lo demás selo dejé a él, mi esposo estaba en otro mundo, disfrutando mi boca, y su amigo me fue metiendo su verga gas hasta que la tuve por completo adentro de mi, era mi primera vez con 2 vergas a la vez. Su amigo me bombeo hasta el cansancio, el hecho de tener su verga sin condón dentro de mí me calentó tanto que me hizo llegar al climax, cerré los ojos sin importarme si mi marido se daba cuenta, mamándole su verga que parecía que iba a explotar, hasta que su amigo me hizo terminar, chorreando su verga y sus huevos con mi juguito, pero aun no estaba satisfecha, quería que el amigo también terminara, con la otra mano me quite la braga dejándole libre el paso a mi culo, y con mi dedo arrastre el juguito de mi pepita hacia mi ano, me empecé a meter 2 dedos es el culo, invitando al amigo a pasar, lo entendió rápido y no perdió tiempo, me tomo por las nalgas y yo guié su verga para que me rompiera mi culito.

Comenzó a metérmela despacio, sentí cada pliegue de su verga mientras entraba hasta que la tuve por completo adentro, comenzó con movimientos suaves y fue acelerando el paso, estaba el tan caliente que ya no le importó la presencia de mi marido, se nos olvidó a los 3 en ese momento que no me cogerían por falta de protección, cuando mi marido se iba a venir, me saque la verga del amigo y me senté sobre la de mi marido, lo empecé a cabalgar, y le dije “ papi, quiero tu lechita adentro” yo brincaba en su verga y comencé a empinarme para que el amigo me la metiera de nuevo en mi culito, quería sentir las 2 vergas a la vez. Nos acomodamos los 3 y fue un placer indescriptible, sentir como mi marido me metía la verga en mi cochito y al irla sacando no terminaba aun de disfrutarlo cuando el amigo comenzaba a invadir mi culito con su verga de repente me preguntó el amigo de mi esposo, ¿quieres mi leche adentro de tu culito? Cuando oí esto hicieron que terminara por tercera vez, gemía como loca de placer, y le dije “ damela papi ,…….. damela, …… cójanme así,…. Como una puta” “quiero toda tu lechita papito ” mi marido se calentó tanto con esto que sentí como su verga dentro de mi pepita empezó a palpitar soltando chorros de lechita caliente mamando mis tetas que caían exactamente en su cara, y casi al mismo tiempo su amigo se detuvo, dejo de moverse con toda su verga ensartada en mi culito, sentí cada vez que disparó se semen dentro de mí inundándolo y al final cambiaron de posición, me monte en la verga del amigo de mi esposo y se la exprimía cada vez que me la sacaba, quería hasta la última gota de leche. Mientras mi marido me la metió por el culo para batirme la lechita de su amigo. De ahí regresamos a Reynosa, desayunamos con el amigo de mi esposo, y solo hemos hecho planes para volverlo a contactar, sin embargo el ya se casó con la que era su novia. Veo difícil que se vuelva a repetir. Por eso, estamos en busca de repetir esa experiencia. Quien se anima.


Anuncio en Fotos privadas.com
Buscamos chico de 28 a 35 para realizar fantasía, que nos observe. Mi marido deja que me mames la pepita y si haces que me venga te dejo que me cojas. Solo gente de Reynosa Mx. o Alrededores arcabuz501@gmail.com
Solo contestamos solicitudes con foto de cuerpo completo, gente sana, cero drogas ni $. Ante todo respeto y discreción.




 


Nadie ha calificado este elemento todavía - sé el primero!


Solamente usuarios logueados pueden comentar. Registrar oder Iniciar sesión.

 

 

Estan chateando

¤ dstructor666
¤ Almendra
¤ sabbia
¤ madurito58
¤ josecorzo70
¤ georgieboy
¤ flacomx
¤ Ojete


Entrar Chats Sexo

 
 

Menú de Usuario

Usuarios Online:
 Registrados:75 
 Anonimos:5270 
 Total:5345 
 
 
  Contactos  Calientes
         en tu Ciudad


 
 

Referencias

Zoofilia   Bondage   Sexo   Incesto   Erotico   Gays   Travestis   BDSM