Ultimos Relatos Eroticos





Relatos Eroticos Incestos En Familia


Pasando de madre e hija a mujer y mujer

Publicado por CositaRegia el 15 de May, 2012

Me recosté boca arriba y abrí las piernas, mi mamacita hermosa empezó nuevamente a hacerme un rico sexo oral, seguramente para lubricar más, chupaba y chupaba mi clítoris, lo recorría rico, pasando la punta de la lengua en él, era algo riquisimo. Luego me preguntó que si estaba lista y yo le respondí que si. Sentí como puso la punta del juguete en la entrada de mi vagina, poquito a poquito empezó a empujar, yo sentía como se iba abriendo mu conchita, era algo molesto, pero el hecho de saber quien lo estaba abriendo me excitaba mucho.
Hola, soy Ana Gaby, soy de una Ciudad al norte de México y esta es mi historia, de como un amor madre e hija, se convirtió en placer mujer-mujer.

Mi madre, de nombre Alma, se casó muy jovencita con mi papá, Antonio, salió embarazada de mi a los 14 años recién cumplidos, de hecho, me platica que le hicieron una cena de 15 años, y ya me tenía en sus brazos. Afortunadamente mi papá, a pesar de sus 17 años, salió muy responsable y trabajador, se casaron porque se tuvieron que casar (practicamente por mi culpa jajaja) pero dice mi mamá que ellos se amaron mucho, se conocían de toda la vida, ya que sus padres, osea mis abuelos, eran vecinos, vivian en la casa de junto, desde mucho antes que ellos nacieran, ellos nacieron y crecieron se podría decir que junto con la colonia. Jajaja dice mi abuela que mi papá a sus 4 añitos le ayudaba a mi mamá a caminar, que la cuidaba, jugaban, entre muchas otras cosas.

Así pasaron los años, mis padres crecieron juntos, pasaron juntos su niñez, su adolescencia. Y cuando mi mamá tenia 13 años y mi papá 16 años, se hicieron novios. La familia lo supo porque mi abuela paterna los cachó que se hicieron la perra (asi le llamamos a "irse de pinta" en mi Ciudad) y los encontró en el centro comercial besandose, además de que tenían unos vasitos con nieve en la mesa.

Mis 4 abuelos hablaron con mis padres, les decian que estaban muy jovencitos para "jugar" a los novios, que primero había que estudiar, ejercer una profesión, cosas asi, mucho choro pues. Pero que ellos preferían saber de su relación, que porque si se los prohibían seguramente ellos lo harían a escondidas y que eso no era nada bueno. Les dieron permiso para ser novios, con la condición de que no volvieran a hacerse la perra (irse de pinta). Asi pasaron los meses, al cumplir mi mamá los 14 años, mi papá la llevó a un parque de diversiones para festejarla, pero de ahí, la llevó a casa de un amigo, y en ese lugar hicieron el amor, para ambos fué la primera vez. De como fue esa primera vez mi mamá no me ha platicado, porque dice que ese es un momento muy muy especial, que lo quiere sólo para ella. Después de esa primera vez, estuvieron juntos sólo una vez más.

A las pocas semanas mi mamá tenía unos síntomas raros, se desmayó una vez en la secundaria, tenía mucho sueño, y algunos vómitos, una amiga le comentó que eso le pasaba a las embarazadas, mi mamá no pensó que fuera eso, ya que en aquel tiempo era irregular y tenía retrasos frecuentemente. Los síntomas siguieron, hasta que le contó a mi papá lo sucedido y él la llevó al doctor, ahí mismo el doctor le hizo una prueba de embarazo casera, salió positiva. Salieron de con el doctor, ella empezó a llorar mucho, seguramente se espantó, mi papá la abrazó y le dijo que no la dejaría sola en esto, porque también él era responsable de todo; esa misma noche habló con mis 4 abuelos, les dijo que habían tenido relaciones sexuales, que no se protegieron y que Alma (osea, mi mamá) estaba embarazada. Casi les da un infarto a todos, empezaron con sus rollos de que eran muy jóvenes para ser padres, que porque no se habían cuidado, que era mucha responsabilidad, que porque los habían decepcionado y cosas por el estilo. Mi papá en un tono molesto les dijo que por más reclamos y lamentos que se hicieran, el problema (seguramente yo jejeje) ya estaba ahi y ahora había que buscar una solución, pero que él no iba a permitir que mi mamá abortara, que quería que su hijo (más bien fuí hija :P) naciera y criarlo y estar con mi mamá y conmigo siempre. Mis abuelos le dijeron que aunque no estaban del todo contentos por ese embarazo, que tampoco iban a permitir un aborto, que a pesar de todo eran sus hijos y que los apoyarían en las buenas y malas. Pero que se tenían que casar. Fijaron la fecha y al siguiente mes se casaron.

Vivieron en casa de mis abuelos paternos, al principio fue un lío por el cuarto, ya que mi papá lo compartía con sus hermanos menores y ellos se enojaron mucho porque los sacaron a la sala para darle a mis padres la recamara y la privacidad que necesita un matrimonio. Mi papá trabajaba y estudiaba, mi mamá estudió la secundaria abierta porque la expulsaron al saber el embarazo. Mi abuelo no dejó de darle estudios a mi papá, pero le dijo que tenía que trabajar para mi mamá y para mi. Con los meses y su sueldo de medio tiempo mi papá pudo fincar un cuarto más, para ya dejarle a sus hermanos el suyo. Mi abuelo materno pagó el parto, ya que en eso quedaron, mi papá fincaria el cuarto y mi abuelo lo ayudaría con el parto. Dicen que llegué con mi torta bajo el brazo, ya que en la semana de mi nacimiento, le ofrecieron a mi papá un trabajo mejor, aún de medio tiempo, pero con más sueldo, mi nombre es por mis abuelas Ana y Gabriela.

Pasaron 6 años, mis padres seguian en casa de mis abuelos paternos, y mis abuelos maternos eran los vecinos. Mi papá ya había terminado de estudiar y tenía un trabajo excelente, ganaba muy bien, nos compró una casa y nos mudamos, a sólo una cuadra de con mis abuelos y nos tenía a mi mamá y a mi como reinas, él era muy consentidor, nos llevaba a pasear y a comer todos los domingos, menos cuando llovia o hacía frío, ahi nos rentaba películas y pedíamos pizza o cualquier comida rápida. Siempre los veía abrazandose, se daban besitos, jugueteaban, me abrazaban a mi también, eramos una lindisima familia, jamás los vi discutir, si llegaron a hacerlo fueron muy cuidadosos de que yo no me enterara. Cuando yo tenía 8 años mi mamá se embarazó nuevamente, ya a una edad más prudente de cuando se embarazó de mi, pero por desgracia su bebé no se le logró y le hicieron un legrado a las pocas semanas de gestación. Seguimos siendo una familia de 3.

Cuando yo tenía 11 años y mi mamá 25 años, mi papá tuvo un accidente automovilistico y murió. Fué un golpe muy duro para nosotras, porque siempre fuimos muy unidas con él, lloramos y lloramos por días, nos deprimimos mucho, yo dejé de ir a la escuela como un mes, nos fuimos a casa de mis abuelos maternos, ya que nuestra casa nos traia muchos recuerdos, no era lo mismo sin él ahí. Mis 4 abuelos nos apoyaron en todo, desde nuestra vestimenta, alimentación, hasta mis estudios y le dieron estudios a mi mamá, ya que se casó con mi papá, terminó la secundaria y sólo se dignó a dedicarse a él y a mi. Mi mamá se puso a estudiar cultora de belleza, ya que era algo rápido, y podía trabajar en casa y no descuidarme.

Pasó un año, mi mamá terminó por completo la escuela de belleza, y rentó un local cerca de la casa y ahi puso su salón de belleza. La casa que nos compró mi papá la rentamos. Yo ya estaba en 6to año de primaria, todos los días saliendo de la escuela iba a casa a cambiarme de ropa, a comer y de ahí mi abuela me mandaba a llevarle comida a mi mamá y yo me iba y me quedaba con ella, me llevaba mis libros y libretas y mi mamá en sus momentos libres me decia que si me ayudaba a hacer la tarea, a veces si era necesario, a veces no porque yo ya había terminado. Cerraba a las 8:30pm, nos ibamos a casa a cenar y después mirabamos las novelas un rato y de ahí a dormir.

Unos mesesitos después entré a la secundaria, el ambiente era distinto, ya no eran temas de niñas ni juegos de niñas como en la primaria, hice nuevas amistades, a la siguiente semana me bajó por primera vez, mi mamá ya me había platicado del tema desde hace mucho.

Una vez en el recreo, una de mis amigas contó que cachó a sus papás haciendo "cochinadas" dijo ella, como la casa donde vivían era pequeña y de una sola recamara, ella y sus papás dormían ahi mismo, pero en camas distintas, que mi amiga ya estaba dormida, pero que unas risitas extrañas la despertaron, abrió un poco los ojos y vio a su papá parado, su mamá sentada en la cama, chupandole el penesote que tenía dijo ella, se hizo la dormida para seguir mirandolos, después su mamá se recostó y su papá le chupaba la panocha y su mamá gemía despacito, que le chupó las chichis, su mamá se puso como perrita y su papá era el perrito y le metió la verga en la pucha (mi amiga era bien mal hablada, eso me espantaba un poco jajaja) Otra de mis amigas le dijo que seguramente cuando ella no está hacen más cosas, luego mi amiga me dijo que si podía hacerme una pregunta y no me molestaba o ponía triste yo le dije que la hiciera y me dijo... ¿No has pensado que tú mamá necesita quien le haga cositas ricas desde que tú papá se murió? El cuerpo es cuerpo y a pesar de todo necesita placer, el cuerpo lo pide. Y le respondí... No pues no sé, nunca había pensado en eso.

Llegó la hora de salida, yo me dirigí a casa de la abuela para cambiarme y comer y después ir como todas las tardes a el salón de mi mamá. Yo miraba a mi mamá, tan bonita, su pelo negro largo hasta la cintura, lacio, mi mamá es muy hermosa, su piel blanca, alta, una cadera tremenda, chula mi madre verdad de Dios, en mi cabeza estaba la pregunta de mi amiga. Mi mamá notó que yo la miraba y me preguntó...

Mamá:¿Qué tienes mi amor?
Yo: Nada mamita, porque lo dices?
Mamá: Esque estás muy callada y pensativa ¿Tienes algún problema?
Yo: No mamacita, ningún problema, sólo tengo una duda.
Mamá: ¿Qué duda inunda tu cabecita amor?
Yo: Esque me da pena mami, meterme en tu vida privada.
Mamá: (Sonriendo) Ayy Ana Gaby, si mi vida eres tú chiquita, a ver dime, ¿cuál es tu duda?
Yo: (tomando un poco de aire) Mami desde que se fué mi papá ¿has sentido la necesidad de estar con un hombre?
Mamá: Para nada Ana, a tu papá lo llevaré siempre en mi corazón, tú eres un pedacito de él y mientras tú estés conmigo, nada ni nadie me hace falta, y si llegara a hacerme falta una pareja nuevamente, lo hablaré contigo, pero por el momento sólo tu eres mi razón de existencia.
Yo: Lo sé mami, pero yo no me refiero a la compañía, sino, amm, a otra cosa, esque amm (me puse nerviosa y tartamudeaba )
Mamá: ¿Te refieres al sexo hija?
Yo: Si mamá, a eso (sentí que me puse como tomate de roja)
Mamá: El cuerpo a veces te pide placer mi amor,lo admito (justo lo que me dijo mi amiga)
Yo: Y cómo le haces si tu cuerpo te pide eso?
Mamá: Hay muchas maneras amor, no sólo se necesita de alguién más para que te ayude.

En eso llegó una clienta y mi mamá me dijo que platicaramos en la casa. A las 8:45pm cerramos el salón y nos dirigimos a casa. Como todas las noches cenamos y vimos la televisión un rato. Llegó la hora de irnos a dormir, nos dirigimos a nuestra recamara. Nos pusimos nuestra ropa de dormir, mi mamá como casi todas las noches su baby doll y yo sólo un camisón, sin ropa interior, siempre me acostumbré a dormir sin ropa intima, a excepción de cuando ando en mis días. Ya acostadas en la camita mi mamá me abrazó y me preguntó que cuales eran mis inquietudes respecto al sexo.

Yo: Esque mami, yo ya había escuchado eso de que el cuerpo pide placer, pero mi papá se nos fué y entonces ¿como le haces cuando el cuerpo te lo pide.?
Mamá: Como te dije hace rato, hay maneras, no solo hay que necesitar a alguien para satisfacer. Veo que te estas convirtiendo poco a poco ya en una mujercita mi amor, ya tienes dudas y me agrada que tengas la confianza para preguntarme, y hoy vamos a tener una platica de mujer a mujer. Hablaremos referente al sexo más abiertamente (ya que desde chica me platicaron cosas) y todo lo que se te venga a la mente comentamelo o hazme las preguntas que quieras, no te voy a regañar mamita, al contrario, quiero despejar tus dudas.
Yo: Si mamá ¿entonces como le haces cuando tu cuerpo pide placer y no requieres de nadie mas?
Mamá: ¿Has escuchado hablar de la masturbación?
Yo: No mamá, ¿qué es eso?
Mamá: La masturbación es cuando la persona toca su cuerpo, en especial sus partes íntimas para producirse placer, así la persona aprende a conocer su propio cuerpo y saber que tipo de caricias la estimulan, y como hacerlo. Se puede hacer con los dedos propios, o también venden ciertos juguetes amor, pero esos ya son para adultos. O a veces una persona más puede masturbar a otra.
Yo: Y eso es malo mami?
Mamá: No hija, al contrario, es bueno, porque así se conoce el cuerpo y el tipo de caricias que lo estimulan, hay muchos tabues, pero a mi manera de pensar, no es malo.
Yo: Y eso puedo hacerlo también yo?
Mamá: Claro que si mi amor, cuando tu sientas que es el momento adecuado, tu cuerpo lo va a pedir, eso es algo inconfundible. Lo intentas y si tienes alguna duda me lo preguntas.
Yo: Si mami, gracias por aclararme las cosas.
Mamá: De nada mi amor, cuando tengas dudas preguntame, ahora vamos a dormir que mañana tienes escuela.

Al día siguiente, a la hora de recreo, le pregunté a mis amigas si sabían sobre la masturbación, unas me dijeron que no, y mi amiga, la que espió a sus papás, dijo que si sabia y que ella lo practicaba con frecuencia y que era muy rico, otra de mis amigas le pregunto que como había que hacerlo, nos dijo que si queriamos, nos mostraba como lo hacia, que fueramos al baño terminando de comer. Todas dijimos que si, seguramente el morbo de la edad nos ganó, terminamos de comer rápido y nos dirigimos al baño. Ahí una de las muchachas se quedó medio de guardia (xq también le echaba un ojo a nuestra amiga y a echarnos aguas de que nadie se acercara al baño). Nuestra amiga, llamada Mayra, se quitó su pantaleta, la dejó a un lado, se subió la falda y se sentó en los lavabos del baño, subió una pierna y a como pudo su coñito quedó expuesto ante nosotras...

Miren y aprendan, nos dijo con un tonito cachondo, su puchita era peludita y chiquita ya que Mayra era muy flaquita. Empezó a pasar su dedo medio, desde arriba hasta abajo, a la entrada de su cuevita, mis amigas y yo nos acercamos mucho para ver muy bien y no perder detalle de nada. Empezó lentamente, sólo de arriba a abajo, luego vi como un liquidito transparente empezó a salir de ahí, ella con su dedo lo tomaba y le echaba a su vellito, luego empezó a mover su dedo sólo arriba, nos dijo que ahí se sentía mucho más rico, que ahí era el clítoris, nos dijo también que le tocaramos sus piernas, que sentía rico que la mirabamos y seguro más rico al sentir nuestras manos en ella, tímidamente yo empecé a tocar su pierna derecha, mis otras 2 amigas la izquierda, empezó a frotar más el clítoris, movimientos circulares, más rápidos, nosotras mirando fijamente y mi amiga la guardiana de la puerta pues como dicen, un ojo al gato y otro al garabato. Mayra gemía y susurrando decía que que rico, que le gustaba y mmm mmm mmmm nosotras sin perder detalle de su cosita dedeada, luego nos dijo que ya iba a venirse que miraramos fijamente. Entre mi pensé ¿Venirse? ¿Qué es eso? hasta que vi como salieron chorros de liquido transparente de su panochita, y ella echo la cabeza hacia atrás y sobó más despacio su partecita. El timbre para regresar al salón estaba a 5 minutos de tocar, rápidamente Mayra se limpió, se puso su pantaleta y nos fuimos al salón de clase. En el camino nos dijo que fué muy rico que la miraramos y le tocaramos las piernas. Nos pregunto que si nos había gustado y le respondimos que sí. Fué rico ver una dedeada de una niña de 13 años.

Todo el día estuve pensando en lo que vi, me preguntaba si mi mamá se hacía eso y se venia asi como mi amiga Mayra, pero no le comenté nada de lo que vi, a pesar de haber mucha confianza y comunicación temía que me regañara y me prohibiera la amistad con Mayra, así que me reservé el tema. Pensé en eso muchos días. Hasta que un día, cerca de las 3am, un ruidito extraño me hizo recordarlo. Escuchaba unos gemiditos, muy muy despacio, también sentía como mi mamá se movía; oh oh; mi mamá se estaba masturbando a mi lado, pero como yo le daba la espalda, no podía verla, sólo la escuchaba y ella seguramente pensó que yo estaba dormida. Estuve muy atenta, escuchando los pequeños ruiditos que mi mamá emitía hasta que por último escuché como un suspiro y mi mami se quedó quieta. Seguramente ya había terminado, esperé a que se durmiera. Ya que sentí que ella se durmió, me acerqué a olerle la cosita, olía muy rico, olia a mujer, a mi mamá, ella duerme en su baby doll así que no fué nada dificil hacerlo, además de que hacia calor y ella no estaba tapada. Toqué un poquito, metí mi dedo índice, con mucho temor a que se despertara, su pantaleta estaba mojadisima, empapada diría yo. Eso la verdad que me excitó muchisimo, y le dí un besito ahi, en su cosita, en su pantaleta empapada de sus chorros. Luego me fuí a dormir.

Desde ese día miré a mi mamá con otros ojos, la veía más atractiva, más hermosa, me encantaba su cuerpo. Pensaba que mi mamá recurría a la masturbación porque no conocía a nadie que le ayudara a darle placer, pensé que yo se lo podría dar, así como comentó Mayra que le gustó que le tocaramos las piernas, seguramente a mi mamita le gustaría que alguien la tocara, eso la exitaria más y le gustaría y la motivaría más. El chiste era como decirselo, no sabría que reacción tendría. Así que un día la toqué dormida, porque pensaba que probablemente su piel sintiera mis caricias y eso la excitara aunque fuera dormida. De ahí en delante comencé a tocar a mi mamá cuando ella dormía, tratando de que no se diera cuenta, pero a la vez tratando de que sintiera mis caricias, le sobaba un poquito su partecida con poquito pelito, besaba sus piernas y sus bubis, y más rico era cuando entre los movimientos al dormir, se le asomaban por el escote, no sabía que iba a hacer si me cachaba, pero siempre tenía la esperanza de que no lo hiciera. Así pasó más de un año, tocandola siempre a escondidas y muy despacito, por fortuna nunca me cachó, o eso creía yo.

En mi cumpleaños 14, me regaló un viaje a la playa, a Acapulco, ya que mi papá de más chica me había dicho que un día me llevaría a conocer el mar, pero mi papá no pudo cumplir eso, así que mi mamá decidió cumplirlo a nombre de él, sólo fuimos ella y yo. Por 4 días. Fué muy bonito ver a mi mamá en su coqueto traje de baño rojo, se le acomodaba muy bien a su figura, sus grandes tetas lucían espectacular con ese escote y sus nalgas con esa tanga ni se diga, para sus 28 años mi mamá estaba como quiere. Y yo, también con un bikini como el de mi mamá, pero más adecuado a mi edad según ella, sin tanfa, sólo un calzoncito normal y un top por así decirlo, en color rosa, que es mi color favorito. Me gustaba ver como mi mami robaba las miradas de muchos hombres con su cuerpazo, la verdad se veía muy chula.

Todo el día nos la pasamos entre el mar, el restaurante del hotel y la alberca del hotel también, subimos ya oscureciendo a nuestra habitación. No sé como le hizo mi mamá, pero al llegar a la habitación, había una decoración sencilla con globos y un letrero de feliz cumpleaños, además de un pastel y 2 regalos, 2 charolas de comida y unas bebidas de esas caribe cooler o como se escriba, dijo mi mamá que ya habíamos salido a divertirnos un poco en la playa, que ahora lo haríamos en el cuarto. Nos dispusimos a cenar, luego abrimos el pastel, me puso mis 14 velitas, me cantó las mañanitas, y todo eso que se hace en un cumpleaños, luego me dió uno de los regalos y me dijo que el otro lo abriera más tarde. El contenido de esa cajita con envoltura rosa de flores también, era una minilaptop, que yo le había comentado que quería desde hace tiempo. La abracé y le dí muchos besitos le dije que la amaba mucho y le agradecí lo amorosa que es conmigo, ella también me correspondió mis muestras de cariño, como muchas madres lo hacen con sus hijos. De rato tomó 2 bebidas de esas que mencioné, me ofreció una, primero le dije que no, xq estaba muy chica para tomar y que seguro sabían feo como la cerveza (la probé de chica, que mi papá me dió un traguito jejeje) me dijo que esas bebidas eran suaves, y que sabían muy rico, que probara y si no me gustaba no tomara más, así lo hice, lo bueno es que si me gustó jejej así que mi mami y yo seguimos festejando mi cumpleaños bebiendo, para mi, la primera vez.

Bebí alrededor de 4 o 5 botellitas, me sentía rara, mi cuerpo liviano, la cabeza como pesada, me reía mucho jajajaja, no sé cuanto tomaría mi mamá, pero no la notaba así como yo me sentía. Me dijo que nos fueramos a dormir, a pesar de tener 2 camas individuales, una para cada quien en la habitación, siempre, a partir de la muerte de mi papá, habíamos dormido juntas, así que esa noche hicimos lo mismo, nos acostamos en la misma cama, ya con nuestra ropa de dormir. Mi mamá me abrazaba y me acariciaba el pelo, yo ya me estaba quedando dormida, pero luego me susurró algo al oído que me sacó de onda..

Mamá: Mi amor, ¿no vas a hacer lo que haces casi todas las noches? Lo necesito y mucho.
Yo: A qué te refieres mamá? (yo ya sabía que se refería a los tocamientos nocturnos, pero me dió mucho nervio admitirlo)
Mamá: A esto.. (tomó mi mano y la puso en una de sus tetas)

Sólo me quedé callada, anonadada por esa situación, jamás la hubiera esperado, sin soltarme la mano, que estaba en su teta rica, mi mamá me dijo... Sé lo que haces casi todas las noches mi amor, te gusta tocarme, acariciarme, besar mi cuerpo, siempre pensaste que estuve dormida, pero no siempre fue así, al principio no te niego que casi te digo que no lo hicieras, pero era un sensación extraña, rara y excitante a la vez, la primera vez que la sentí pensé que con una vez no pasaría nada, así que dejé que lo hicieras. Terminé bien cachonda mi amor, me gustó tanto que cuando tú te dormiste, me masturbé pensando en eso, y pues fue muy delicioso. Así que dejé que siguieras haciendolo, tal vez nunca sentiste mami, pero yo llegué a hacer lo mismo contigo, tocar tu cuerpo pequeño, apenas desarrollandose, tus pezoncitos rosaditos pequeños y tu panochita apenas con algo de pelito.

En eso se me acercó y mi boca se juntó con la suya, nos fundimos en un hermoso beso, un beso mujer a mujer, un beso madre e hija, la verdad me puse muy nerviosa, ya que, además de ser a mi propia madre a quien estaba besando, era mi primer beso en la boca, pero poco a poco fui agarrando ritmo, sólo me dejé llevar por los labios de mi madre, en lo rico del beso, mi mamá empezó a tocar mi cuerpo sobre la ropa, yo hice lo mismo con el cuerpo de ella, empezó a subirme la camiseta hasta quitarmela, me abrazó, era muy rico sentir el roce de mis senos, con sus senos, aún con su baby doll puesto, luego empezó a besarme el cuello, a dar como ligeras succionaditas (ahpra sé que así se hacen los chupetones) yo sentía delicioso, me perdía en esas ricas caricias, después mi mami me pidió que me acomodara en la cama boca arriba, así lo hice, empezó a llenarme de caricias y besos, recorría sus manos en mi cuerpo, lentamente, para después besarlo, me besaba el pecho, besito tras besito, todo completo, luego bajó a mis tetitas, las acarició con ambas manos, un movimiento suave, algo así como si estuviera amasando para hacer tortillas de harina (que comparación la mía jajaja) luego empezó a comerse mis bubis, así como se amamantan los bebés, ayyy que riquísimo sentí, el calor de su boca, la humedad de su lengua sabrosa en mis pezones woww, mientras se comía un pezón acariciaba el otro con la yema de sus dedos, los giraba como si fuera a subirle el botón a el stereo del carro y lo jalaba rico hacía arriba, la verdad que estaba alcanzando la gloria con todo eso y sentía como mi panochita empezaba a escurrir.

Mmmm mamita que rico me estás haciendo.. Yo le dije.
Que bueno que te guste mi amor, porque esto es el principio.. Me respondió ella. Y siguió bajando a besos y caricias por mi pancita, hasta llegar a mi monte de venus.

Mamá: Abre las piernas mi reina, que ahora si me vas a permitir besar esta rica conchita que tanto eh deseado.

Sin dudarlo las abrí y mi mami me acariciaba las piernas mientras olía mi papayita..

Que rico mi amor, huele sabrosisimo, huele a una mujer deseosa, a una hermosa mujer, dijo mi mamá. Después de esas palabras empezó a pasar su lengua desde abajo de mi papayita, desde la entrada, hasta arriba, y luego se regresaba de nuevo desde la entrada hasta el clítoris, mmmmmm que rico que rico sentía, para mí todo eso era nuevo, era la primera vez que alguien me tocaba, besaba y comía así de delicioso. Luego mi mamá se enfocó en mi clítoris, pasaba la puntita de su lengua en él, mientras con sus manos me acariciaba donde podía.

Mamii sigue así no pares por favor, siento bien rico mmmmm, le decía yo muy excitada. Ella lo seguía haciendo, pero ahora combinaba su dedo índice y su lengua, cambiaba, lo hacía rico con la punta de su lengua y después de unos segundos pasaba su dedo, mmm que delicia. Hasta que sentí que empezaba a mojar más y más y me retorcía de placer, sentía que mis latidos se aceleraban y algo caliente que recorría mi cuerpo, hasta que no pude más, empujé un poco a mi mamá y cerré las piernas.

Mamii siento bien rico pero mi cosita no lo resiste. Le dije.
Que rico mi amor, me mojaste muchisimo, y estás sensible por eso no resistes los roces, descansa un poco. Me dijo ella.

Luego ella se recostó y después de uno o dos minutos que me tome de descanso, me acerqué de nuevo a ella y empecé a besarla apasionadamente. Como aún me consideraba torpe para ese tipo de situación, me guíe por hacerle lo mismo que ella me hizo, le besé el cuello, los pezones, los metía en mi boca, los succionaba como bebecita, los pellizcaba y mi mamá gemía muy rico, eso me excitaba más, entre besos y más besos bajé a su cosita sabrosa, que estaba muy mojadita, empezé a pasarle la lengua una y otra vez, a dedearle rico el clítoris, lo hice buen rato, hasta que mi mamá me dijo que ya era hora de abrir el otro regalo. Me paré y fui por él a la mesa, luego lo abrí, y no podía creer lo que venía ahi; era un dildo, color rosa jejeje, el rosa es mi color favorito, como de 20 centímetros más o menos.

Mamá: Mi amor, tú eres un pedacito de tú papá, porfavor mamita penetrame con ese juguete, ardo en deseos de ser penetrada y quien mejor que tú, el propio retrato de Antonio, para hacerlo.
Yo: Pero no sé usar esto mamá.
Mamá: Siempre hay una primera vez para todo mi amor.
Yo. Ok mamita pero tú me vas diciendo como moverlo porque yo no sé mucho.

Nuevamente me acomodé entre las piernas de mi madre, con ese juguete entre mis manos, empecé otra vez a comerle su puchita, su clítoris. Luego le puse la punta del juguete en la entrada de su vaginita sabrosa, ella me dijo que poco a poco lo empujara, así lo hice, pero ella se quejaba, y eso me espantó, le dije que si paraba y me dijo que no, que tal vez su cuerpo resiente porque ya tenía varios años sin ser penetrado, seguí empujando poco a poco aún, luego mi mamá me dijo que mientras empujaba le chupara el clítoris, así lo hice, empecé a pasarle la lengua en el clítoris, asi como se lame una paleta, y eso a ella le gustaba, de un momento a otro sentí que el juguete resbalaba más fácil, hasta que de repente se comío más de la mitad. Mmmmm mamita que rico Gaby, ahora muevelo como si lo fueras a sacar, pero no lo saques, y después metelo de nuevo y cuando ya no entre más haces que lo vas a sacar y de nuevo metes y así amor. Me dijo mi mamá con una voz muy cachonda y deseosa. Hice lo que ella me pidió, empecé a mete y saca el juguete despacito y poco a poco, a como podía le succionaba el clítoris, le daba sus lenguetadas muy rico, mi mamá gemía más y más luego me dijo que la penetrara más rápido, más fuerte, que sentía muy rico. Empecé a subir el ritmo, me encantaba escucharla gemir y pedirme más y más. Ahhh ahhh mmmm si sisis dame duro dame rico mami, si si delicioso ahh ahhmmmmm se escuchaba de la boca de mi mamá. Ahora dedeame Gaby, sin dejar de mover el dildo, me pidió ella; la obedecí, empecé a pasar la punta de mi dedo, de arriba a abajo por su "frijolito" rico, y a ensartarle y sacarle ese pene de juguete rosado. AHhhh maa maamita mía asíiii mmm rico que ricooo. Mi amor voy a venirme mueve más rápido. Empecé a darle mucho más rápido, lo más que pude, ella gritaba y gemía de placer, eso me prendía muchisimo más, ser yo quien después de la muerte de papá, le estuviera dando placer era muy rico. Luego mi mamá empezó a moverse extraño y a temblar, además de que mojó muchisimo la cama, y le salía mucho juguito de su panochita. Ya había terminado. Me acosté de nuevo junto a ella para poder besarla apasionadamente otra vez.

Yo: Mamá, quiero que tú también me metas eso en mi parte.
Mamá: No mi amor, la penetración dejala para cuando tengas un novio y te sientas lista para ello.
Yo: No necesito ningún novio mamá, estoy lista, me siento lista y te tengo a ti para eso.
Mamá: ¿Estás segura Ana Gaby?
Yo: Si mamita, estoy muy segura, quiero perder la virginidad, quiero que tú me ayudes, así como lo acabo de hacer yo contigo, eres mi madre, mi amiga y en este momento mi amante y quiero perder la virginidad contigo.
Mamá: ¿Enserio no prefieres perderla de una manera heterosexual?
Yo: Ya te dije que no mamá, quiero perder hoy mi virginidad, hoy en mi cumpleaños 14, así como tú en tu cumpleaños 14 perdiste la virginidad con mi papá.

Nos miramos por unos segundos luego empezamos a besarnos de nuevo. Me recosté boca arriba y abrí las piernas, mi mamacita hermosa empezó nuevamente a hacerme un rico sexo oral, seguramente para lubricar más, chupaba y chupaba mi clítoris, lo recorría rico, pasando la punta de la lengua en él, era algo riquisimo. Luego me preguntó que si estaba lista y yo le respondí que si- Sentí como puso la punta del juguete en la entrada de mi vagina, poquito a poquito empezó a empujar, yo sentía como se iba abriendo mu conchita, era algo molesto, pero el hecho de saber quien lo estaba abriendo me excitaba mucho. ¿Qué sientes Gaby? Me preguntó ella... Me duele mami, pero no me importa, el dolor tiene que pasar, tu sigueme desvirginando.. Yo le respondí. No sé cuantos centimetros metió, pero llegó un momento en que empecé a sentir muchisimo dolor. Me duele mucho mami, pero anda, sigue, que ya quiero el dolor hecho placer.; le dije. Mi mamá siguió y de repente sentí que algo "tronó" dentro de mi y grité. Mi mamá tal vez para calmarme, otra vez empezó a lengüetear mi clítoris y metiendo el juguete, con su lengua ahí sentí rico, aún molestaba el juguete, pero su lengua me calmaba. Luego sacó el juguete y me lo mostró; estaba muy manchado de sangre, dijo mi mamá que ya no era virgen, porque ella me lo quitó, que en muchos casos, la gran mayoría de ellos, se sangra al perderla, yo sólo asistí con la cabeza y le pedí que siguiera. Mi mamá otra vez metió el dildo, esta vez no sentí molestia como hace un momento, también me hizo ese mete y saca que le hice yo, con su dedo pulgar seguía acariciandome el clítoris. Ahh mmm mm ahh asii mamita mmm que ricooo dame más muevelo rico asi si sii asi mmm yo le decía súper excitada. Ahh mamii me voy a hacer pipí. Le dije con pena. No mi amor, no te orinarás, lo que sientes es normal, estás muy excitada, no es orina, sientas lo que sientas trata de soltarlo, me dijo mi mamá. Subío la intensidad de los movimientos, sentía rico, el mete y saca era más rápido y ya no me molestaba tanto, mi cuerpo se llenó de sensaciones nuevas y ricas, mi clítoris empezaba a sentirlo sensible y yo levantaba mi cadera como una reacción ante tanto placer.. Ahh mamiiiiiiiiiiii mmmm me estoy miandoooo ahhh ahh pero siento muy rico, le dije con mi voz llena de placer, y luego me quedé quietecita, ella dió 3 lengüadas más a mi papaya hiper mojada y se acostó junto a mi. Caimos rendidas de placer y nos quedamos dormidas.

Desperté ya amaneciendo, mi mamá me tenía abrazada, me acariciaba el cabello, y me miraba.

Mamá: Buenos días mi amor hermosa ¿Cómo te sientes? Y me dió un pequeño "pico" (besito) en la boca.
Yo: Hola mamita buenos días. Me siento bien, sólo tengo un poco de molestia alla abajo.
Mamá: Es normal amor, pero en uno o dos días se te pasará.
Yo: Ok mami, entonces esperaré paciente.
Mamá: ¿Qué opinas de lo que pasó anoche mi amor?
Yo: Estuvo muy rico mami, me gustó mucho, me gusta tú cuerpo y gracias por esta noche mami, fué un hermosisimo regalo de cumpleaños.
Mamá: A mi también me gustó Ana Gaby, gracias a ti por darme tanto placer, y el privilegio de ser la primera en penetrarte.

Nos abrazamos muy fuerte y nos dimos un rico beso. Y nuevamente hicimos el amor bien rico, aunque sin penetración en mi, ya que me dolía mi puchita por la desvirginada que mi madre me había dado.

Guardamos el secreto siempre, nunca salió nada de nosotras. Nuestros encuentros mujer-mujer, madre e hija siguieron por años, pero llegamos al acuerdo que cuando yo me casara dejarían de pasar y yo me dedicaría en cuerpo y alma a mi matrimonio.

Ahora tengo 27 años y mi mamá 41 años, sigue igual de hermosa, por ella el tiempo nunca pasó, está muy joven y conservada. Empecé una relación a los 21 años, pero aún en mi relación manteniamos nuestros encuentros; me casé hace 2 años y a partir de ese entonces nuestros encuentros dejaron de existir. Mi mamá también hizo su vida, entre sus clientes del salón de belleza y peluquería llegó un ex-compañero de secundaria, se trataron y se hicieron novios. Ella tiene un año de casada, se casó después de mi. Y ahora, curiosamente, ambas estamos embarazadas jajajaja, ella me gana por un mes.

Mi esposo es bueno en la cama, pero jamás me ha hecho sentír lo que mi madre hizo y dudo que alguién lo llegara a hacer.

Cómo dice un dicho... MADRE, SÓLO HAY UNA.

Te amo y te amaré por siempre MAMÁ!! Gracias por darme lo que me diste, desde la vida hasta el placer que toda mujer necesita sentir.




 

Clasificacion Actual:

Commentarios

  • Posteado el
  • 16 de May de 2012 - 03:35 AM
ME ENCANTA TU RELATO, AUNQUE NO SE COMO UNA MADRE PUEDE HACER ESO CON SU HIJA, PERO ME DEJA SIN PALABRAS LA FORMA TAN HERMOSA COMO RELATAS TUS EMOCIONES Y TODO EL DESEO QUE TE TRASMITIO TU MADRE.
Y GRACIAS POR COMPARTIR CON NOSOTROS TUS ESPERIENCIAS.
  • Posteado el
  • 16 de May de 2012 - 06:02 PM
Pasando de madre e hija, a mujer y mujer
De verdad que tu relato es muy bueno, se sale un poco de lo normal, felicitaciones
  • Posteado el
  • 20 de May de 2012 - 09:53 PM
muy buen relato muy excitante
  • Posteado el
  • 26 de Jul de 2012 - 11:18 PM
FELICITACIONES...
Creo que uno de los relatos mas excitantes que pude haber encontrado hasta el momento...muchas felicidades sobre todo por la forma en como relatas todos los detalles... ;-)

Solamente usuarios logueados pueden comentar. Registrar oder Iniciar sesión.

 
 

Disfruta del Sexo

     Ver Mas
 
 

Encuestas Sexuales

Que te gusta mas?
 
 
 

Este Verano...

Te recomendamos Balneario Buenos Aires - Maldonado, Uruguay
 

 

Estan chateando

¤ AlexCastilloZero
¤ AdanGem2
¤ Nocturno4
¤ Triste
¤ SirVoldemort
¤ JamonaIberica
¤ Paulo3
¤ robertom1971
¤ nudin-hernan
¤ Morales23


Entrar Chats Sexo

 
 

Menú de Usuario

Usuarios Online:
 Registrados:51 
 Anonimos:5077 
 Total:5128 
 
 
  Contactos  Calientes
         en tu Ciudad


 
 

Referencias

Zoofilia   Bondage   Sexo   Incesto   Erotico   Gays   Travestis   BDSM