Ultimos Relatos Eroticos





Relatos Eroticos Travestis Transexuales


Mis Inicios como Joana Julieta

Publicado por tv_julieta el 26 de Abr, 2013

Este relato es para contarles un poco acerca de mi y como nació mi gusto por sentirme mujer.
Pues mi nombre es Joana Julieta o al menos así es como me gusta que me llamen por uno u otro de los nombres, actualmente tengo 28 años y vivo en el estado de México en mis inicios solo me gustaba vestir de niña aunque al principio solo usaba ropa interior de mi prima la cual por lo regular eran tangas finas y una que otra panty menos coqueta lo cual utilizaba solo cuando no había nadie en casa, eso fue al rededor de los 15 años cuando yo estudiaba la secundaria, así continuo mi vida hasta llegar a la preparatoria como a los 16 o 17 años pues para ese entonces yo viví un tiempo sola con mi mamá.

En la preparatoria ya podía vestirme por completo ya que al vivir sola con mi mami pues tenia mas tiempo libre y solo ella podía descubrirme lo cual nunca sucedió, tengo una obsesión por las faldas y ropa ajustada, pues si bien no tengo un cuerpo de muerte pues creo me defiendo lo suficiente y lo mejor de mi es mi trasero o al menos eso es lo que me han dicho, me encantan las faldas que si bien eran un poco largas con el tiempo aprendí a como hacerlas mas cortas únicamente enrollándolas un poco y listo tenia lindas minifaldas, también me gustan los pans ajustados los cuales permiten que se marque mi ropa interior y mis pompis, me gustan mucho las blusas de manga corta o sin manga pues se me hace muy sexy enseñar parte del brazo y la espalda, los escotes me fascinan aunque no tengo mucho busto, así es como me vestía cada que podía estar sola.

Poco a poco fui atreviéndome a mas cosas, como pintarme las uñas, peinarme de una manera mas femenina y hasta maquillarme, para lo cual siempre utilizaba cosas de mi mami, y quien espero nunca lo haya notado y si lo hizo nunca me ha dicho nada al respecto =), así fue como nacieron en mi las ganas de sentirme mujer y las cuales poco a poco se apoderaban de mi y me hacían desear sentirme como toda una mujer a tal grado de querer estar con un hombre y que me hicieran el amor como a toda una mujer.

Algunas ocasiones en las cuales mi mami me dejaba sola en casa, después de vestirme y arreglarme ingresaba a canales de chat para gays y travestís en los cuales conocía a muchos chicos y chicas que solo buscaban sexo o cybersexo, muchas de las cosas que ahí se decían eran de verdad muy excitantes imaginaba tener a los hombres en persona diciéndome cada una de las palabras que escribían pues siempre te intentaban endulzar el oído para poder verte o que salieras con ellos, lo cual nunca sucedía o al menos no hasta mucho después, había momentos en los cuales tan grande eran mis ganas de sentirme poseída por un hombre que utilizaba la escoba de mi casa como consolador, simulando que era el pene de un hombre el cual me hacia el amor, eran los primeros orgasmos que tenia como mujer y los cuales eran muy intensos, aunque para terminar tenia que recurrir a la masturbación así fueron poco a poco incrementando mis deseos de ser poseída hasta que un día aproximadamente a los 21 años sucedió.

----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Como recordaran anteriormente les conté sobre mis visitas a los sitios de chat, pues así fue como iniciaron mis encuentros, poco a poco me di a la tarea de platicar y conocer a varios hombres pues siempre me han gustado un poco mas grandes de los 30 ya que según yo tienen mas definidos sus gustos y lo que desean, ademas de que no se andan con juegos como el Cybersexo ni con bromas sobre verse y a la hora de la hora dejarnos plantadas, si bien no era la mejor forma de conocer algún hombre como el que buscaba si fue la única que tenia a la mano y con lo que me pude conformar en esos momentos para cumplir mi sueño.

El primer hombre con el que estuve tenia no mas de 35 años, de complexión media, era muy lindo por el chat y el mismo día que nos conocimos le propuse visitarme para tener mi primera vez, en esa época aun no aprendía muy bien a maquillarme así que creo ese fue el problema, no recuerdo su nombre pero llego en un auto color vino que dejo estacionado a 2 casas de la mía, yo un poco nerviosa lo observaba detrás de las cortinas y veía como se acerco a mi casa, dudoso toco el timbre y salí por el en chanclas rosas pues no tengo zapatos de mi talla, una falda color rosa, una blusa rosa sin mangas, un brasier color blanco y una panty un poco sexy color café, nada combinada pero así espere al primer hombre en mi casa, después de abrirle entre casi corriendo a casa por el temor a ser vista por mis vecinos ya que la casa tiene un patio sin techar y los vecinos pueden ver hacia el, ya estando dentro me dijo que me veía muy linda y así pasamos inmediatamente a la sala,

Se sentó en un sillón de 2 plazas y yo en el individual, acto seguido a señas me pidió sentarme junto a el y yo muy gustosa aunque con mucha pena acepte, ya a su lado acaricio mis piernas cosa que me prendió mucho, lo acaricie a el, su pecho y su entrepierna, eso le gusto mucho ya que me acaricio por encima de la ropa, mis piernas mis pompis y mis pechos, después de estar así por un corto tiempo me pidió con señas que le diera sexo oral lo cual me encanto que me lo pidiera así que muy gustosa como una niña sumisa me hinque enfrente de su pene, lo agarre con ambas manos y lo chupe como creí que se hacia, poco a poco me fui animando a succionarlo como quien quiere exprimir un boing succionando, así estuvimos unos minutos los cuales fueron geniales, sentir su cuerpo contraerse con cada succionada, probar sus jugos masculinos y el olor particular que emitía fue simplemente muy excitante al fin hice que terminara en mi boca y por primera vez probé ese néctar llamado semen el cual es muy rico cuando se obtiene de esa forma, el se levanto preguntando si tenia condones cosa que no tenia, dijo que iría a comprar unos y me quede esperando a que volviera cuando note que no lo haría no fue como imagine que seria mi primera vez con un hombre aunque si bien no tuvimos relaciones si fue la primera vez que toque y probé un pene.

Mi segundo encuentro fue de forma similar a la anterior, esta vez el tenia 38 años aunque se veía un poco mayor a eso, al igual que el otro llego a mi casa y lo recibí con la misma ropa, aclaro que no fue el mismo día sino unas semanas después yo usaba la misma ropa que use en mi primer encuentro, falda y blusa rosa, lencería blanca y café.

Todo fue muy similar a mi primer encuentro hasta el punto de estar ambos sentados y acariciándonos en el sillón de mi casa, en esta ocacion no fue tan apasionado como la primera pues estaba mas nerviosa debido a que había decidido que de ese perdería mi virginidad con el, después de un rato de platicar y dejar que me acariciara sobre la ropa se me paso un poco la pena y timidez así que me anime a hacer lo que hasta ese día era lo mejor que sabia hacer o lo único que había hecho, baje del sillón hincándome sumisamente frente a el en el piso, sobe un rato su pene que crecía entre mis manos a cada caricia y era muy excitante, desabroche tímidamente su pantalón con su ayuda pues no era muy hábil con el cinturón baje su truza lentamente hasta ver como salia de ella su pene ya en plena erección comencé con mi boca chupando y lamiendo ese pene que tan rico sabe, le chupe desde la cabeza hasta sus testículos pasando una y otra vez mi boca sobre ellos, así estuve un rato hasta que me pidió parar pues no se quería venir aun, me levante y me pregunto que si estaba segura de hacerlo, tímidamente le respondí que si y me pidió un condón y esta vez si estaba preparada con ellos, así que se lo di, me subí la falda y baje las medias y mi panty, me subí al sillón apoyando mi pecho en el respaldo, el se bajo el pantalón y su truza por completo y tomándome por la espalda se recargo en mi, su pene estaba en la entrada de mi ano deseando entrar y yo deseando que entrara creí que seria muy doloroso como lo había leído en varias ocasiones pero creo las ganas de hacerlo con el fueron de ayuda, poco a poco iba entrando su pene en mi, esa sensación fue muy linda y rica, sentir su pedazo de carne entrar en mi poco a poco y caliente me excito mas haciéndome desear que entrara todo completo, y así fue, metió todo su pene en mi ya lo tenia adentro y sentía sus testículos pegados a mi culo, fue muy rico que de solo recordarlo se me antoja tener a un hombre atrás de mi ahora, poco a poco me embestía lentamente y yo gemía tímidamente, mientras aumentaba el ritmo me hacia querer tenerlo mas rápido y mas duro dentro de mi, así estuvimos algunos minutos hasta que me agarro de las caderas y se vino dentro del condón en mi, fue tan rico.

Después de eso se vistió yo me arregle y el se fue, ya no supe nada mas de el y a pesar de haberlo disfrutado hubiera deseado que fuera diferente.

Estuve con un tercer hombre el cual conocí también en el chat, en ese entonces el tenia 28 años, era moreno obscuro, alto de 1.80 m., parecía un niño grande, llego a mi casa ya de noche un día que me quedaría sola toda la noche, al igual que los demás no recuerdo su nombre pero si lo que sucedió con el.

Apenas entramos a mi casa y cerramos la puerta me tomo entre sus brazos, me beso y me acaricio, me dijo lo bien que me veía seguimos besándonos apasionadamente, me tomo por la cintura y subimos yo de espaldas por las escaleras hasta mi recamara, ya en ella nos apresuramos a la cama para seguir besándonos estaba muy caliente ese día así que nos desvestimos rápidamente solo quede en falda y ropa interior, a el le quite la playera y baje su pantalón y ropa interior, me recostó en la cama y siguió besando, me mordía el lóbulo del oído me acariciaba y me mordía y besaba mis pezones, esto me calentó aun mas, cambiamos de posición y me dedique a acariciar su pene y sus testículos los cuales eran muy grandes, si bien su pene lo era nada grande pude meterlo en mi boca para chuparlo, lamerlo y succionarlo, así estuve unos minutos haciéndolo disfrutar hasta que me canse pues no terminaba, me levante y subí en el, el se levanto y me puso en 4 sobre la cama, yo quede viendo a la pared mientras el se coloco el condón y se puso detrás de mi, sentí como chocaban sus grandes testículos en mi culito, pero no logre sentir su pene en mi ano, el se movía como si me hubiera penetrado y yo seguía sin sentir nada, después de un par de minutos gemía como un toro anunciando que iba a terminar y finalmente lo hizo, termino en el condón fuera de mi.

A pesar de no haber sentido mucho o casi nada al ser penetrada por el lo disfrute mucho antes de eso, se porto como lo que buscaba y con su trato y caricias me hizo sentir plenamente mujer.

Esos encuentros fueron antes de mis 23 años, y desde esos momentos no he podido estar con nadie mas pues entre a trabajar, ahora estudio y trabajo por lo cual no tengo tiempo para Julieta pero deseo tener una relación mas seria con un hombre que me haga sentir y me trate como toda una mujer.

Espero les haya gustado mi relato 100% verídico, Besos!!!!




 

Clasificacion Actual:

Commentarios

  • Posteado el
  • 26 de Abr de 2013 - 10:17 PM
Gracias!!!
Gracias por publicar mi relato y a todos los que lo lean igual gracias!!!
  • Posteado el
  • 03 de Jun de 2013 - 04:34 AM
wow muy exitante , se antoja
  • Posteado el
  • 03 de Oct de 2013 - 09:34 PM
Delicioso.

Solamente usuarios logueados pueden comentar. Registrar oder Iniciar sesión.

 

 

Estan chateando

¤ nudin-hernan
¤ Zoey
¤ Anastasia_Steele
¤ Saycor
¤ perrocachondon
¤ jjluis
¤ c3po


Entrar Chats Sexo

 

Menú de Usuario

Usuarios Online:
 Registrados:76 
 Anonimos:4312 
 Total:4388 
  Contactos  Calientes
         en tu Ciudad


Referencias

Zoofilia   Bondage   Sexo   Incesto   Erotico   Gays   Travestis   BDSM