Ultimos Relatos Eroticos





Relatos Eroticos Intercambios Trios


Primer trio

Publicado por duro2006 el 09 de May, 2006

Yo llevaba bastante tiempo intentando convencer a mi mujer (Ana) para que aceptase realizar intercambios de parejas con otros matrimonios.
La primera vez que se lo insinue fue terrible su reaccion, me dijo de todo y termino preguntandome si yo creia que era una puta. Despues de ese dia se le volvi a insinuar y su reaccion fue mas o menos igual, aunque me di cuenta de que las ultimas veces ya no se enfadaba tanto.



Ambos tenemos unos amigos que tambien son matrimonios y llevan relativamente poco tiempo de casados. Sus nombres son Esther y Luis y tienen 30 y 34 años respectivamente. Por nuestra parte nuestros nombres son Ana y Alberto, mi mujer tiene 33 año y yo 36.



Una tarde Luis y yo estabamos tomando unas cervezas y surgio el tema sexual, la conversacion se fue calentando hasta tal punto que Luis me reconocio que le gustaba mi mujer, me dejo de una piedra ya que nunca imagine que me reconociese tal cosa, no respondi, y el insistio preguntandome que me parecia Esther, me quede algo desconcertado y tuve que reconocerle la verdad que era simplemente que su mujer me encantaba y que desde hacia mucho tiempo la deseaba.



Ante tal respuesta mia, me pregunto si me gustaria follar a su mujer, y sin dudarlo le respondi con un SI ROTUNDO, sonrio y me confeso que el se habia dado cuenta de eso; y que el tambien estaba deseando de follar a mi mujer.

Los dos nos sinceramos y me propuso hacer un intercambio de parejas, me excite tanto que le confese que por mi parte no habia inconveniente pero que ya en algunas ocasiones se lo habia insinuado a Ana y ella jamas habia aceptado.

El me confeso que de esa misma forma se habia comportado Esther, pero que ultimamente estaba casi convencida. Asi que acordamos continuar insistiendo en el tema con ambas mujeres.



Aquella noche cuando volvi a casa y nos habiamos acostado, le comente a mi mujer que habia estado tomando unas copas con Luis y que me habia confesado que ella le gustaba a el, se puso atolondrada y muy nerviosa, por lo que continue insistiendo y le dije que me habia confesado que estaba deseando de follarsela, su cara parecia un tomate de lo roja que se puso, se dio me dia vuelta y solo me pregunto “¿tu aceptarias que el me follara?” la deje totalmente desconcertada cuando le respondi que si el me dejaba follar a su mujer, claro que aceptaria.



Muy nerviosa me pregunto ¿Te gusta Esther hasta el extremo de desear follarla? Le respondi que si y ella ya no dijo nada en toda la noche.

A la mañana siguiente, mientras desayunabamos y de forma distendida me pregunto que como se habia producido la conversacion, se lo conte detalladamente y se quedo nerviosa pero meditando.



A los dos o tres dias me llamo Luis y quedamos en vernos por la tarde, nos reunimos en la cafeteria que soliamos hacerlo habitualmente.

El me comento que su mujer le habia comentado que la idea del intercambio le excitaba y le agradaba, pero que le daba corte, asi que el creia que con un empujoncito podria llevarlo a la realidad.



Yo le conte todo lo que Ana y yo habiamos hablado y me dijo que estaba casi seguro que si se daban las condiciones idoneas ambas aceptarian, asi que acordamos que ese sabado nos iriamos los cuatro a cenar y despues a bailar y que ya a ultima hora nos iriamos a su chalet a pasar el resto del fin de semana, me parecio buena idea.



Cuando se lo conte a mi mujer, se puso de lo mas nerviosa que yo podia imaginar, pero acepto sin poner reparo alguno.

El sabado a media tarde me fui al baño y me arregle, despues ella se metio en el baño y empezo a arreglarse igualmente.



Cuando la vi aparecer venia realmente sexy, muy atractiva y elegante. Se habia puesto un vestido de color negro con un escote que le llega casi hasta la cintura y cerrado tan solo con un cinturon, la parte baja del vestido esta abotonado y se habia dejado sin abotonar los 3 o 4 ultimos botones. El cabello se lo habia recogido a forma de moño detras y llevaba unos zapatos de tacon alto con medias negras.



Cualquier tio que le viese, era indudable que sin dudarlo la desearia.

Tomamos el coche y nos fuimos a la cafeteria donde habiamos quedado citados con Luis y Esther. Cuando llegamos, ellas ya estaba alli, Esther estaba liadisima, y me di cuenta de que su marido no le quitaba ojos a mi mujer. Despues de tomar unas copas decidimos irnos a cenar. La cena fue normal y cuando finalizamos dijimos de irnos a bailar un rato, elegimos una discoteca y nos sentamos en una mesa algo apartada.



Despues de pedir unos wiskis, saque a mi mujer a bailar y note que esta muy excitada, Luis tambien bailaba con su mujer. Una vez que volvimos a la mesa, pedimos otros wiskis, y Luis saco a bailar a mi mujer. Al ratito empece a buscarlos en la pista y los vi., bailaban muy pegados, los labios de Luis estaban mordisqueando los lobulos de la oreja de mi mujer y la tenia apretada en sus brazos, sus cuerpos estaba juntos totalmente. Saque a Esther a bailar y casi desde el principio la tome con fuerzas y empece a presionar mi polla erecta por sus entrepiernas (por encima de su vestido) ella no se retiraba, asi que empece a acariciarle toda su espalda.



En una de las vueltas que dimos bailando vi. Que Luis tenia totalmente aprisionada a Ana, y le habia metido una de sus manos por el escote, era indudable que le estaba acariciando los pechos, ella tenia cerrado los ojos y se mordia los labios. Me puso excitadisimo viendolo todo, asi que sin pensarlo dos veces meti mis manos en las tetas de Esther y le desabroche el sujetador, ella no puso resistencia alguna, y empece a retorcer sus pezones.



Entre curiosidad y sadismo busque a mi mujer y a Luis y cuando los vi., se encontraban en una zona muy oscura, el habia desbrochado algunos botones mas de la parte baja del vestido de ella y le tenia metida su mano, ella se mordia con fuerza sus labios.



Cuando paso un buen rato y los cuatro volvimos, mi mujer iba totalmente como una amapola, y realmente excitada, A Esther le paso casi lo mismo pero se controlaba mejor.

Decidimos irnos ya al chalet, por el camino en el coche con mi mujer le pregunte que como se lo estaba pasando, me respondio que BIEN.



Cuando llegamos, Luis saco unas copas y puso un video, la sorpresa fue grande, ya que era un vide porno, pero ninguna de las dos mujeres se opusieron a verlo, conforme pasaban la escena nos ibamos calentando.

Le quite la blusa a Esther y la deje desnuda de cintura para arriba, y asi empece a lamer sus ricos pezones, ella jadeaba de placer, mi mano estaba en su coño por debajo de sus bragas.



En el sofas estaban Luis y mi mujer, pero mi sorpresa fue enorme, MI MUJER ESTABA TOTALMENTE DESNUDA Y LUIS LE ESTABA COMIENDO EL COÑO entre gemidos de ella.



….sigue…. no pares…..ufff que gusto….

…me voy a correr…… no, no pares……

Esas y otras parecidas eran las frases de mi mujer.

Desnude a Esther y le meti mis dedos dentro de su coño y empece a masturbarla. Ella se retorcia de placer y daba unos gemidos enormes. Ella apretaba con fuerza para que mis dedos entrasen lo mas adentro posible.

Ana y Luis se habian levantado del sofas y salieron del salon, yo continuaba masturbando a Esther.



Sin mas me dijo que no podia mas y que nos fuesemos al dormitorio. Cuando entramos, nos encontramos a Luis encima de Ana le tenia metida la polla totalmente y ella gemia y pedia mas y mas, era alucinante ver a mi mujer siendo follada por otro tio.

… que gusto….. llename de leche…… mas adentro, aprieta mas…



Tendi a Esther en la cama y sin esperar un instante le meti mi polla hasta los mismos huevos, ella se retorcia.

Entre la follada que le estaba haciendo a la mujer de Luis y oyendo los gemidos de mi mujer siendo follada, me puse a cien por horas.

Cuando finalizamos las dos parejas de follar y despues de un descanso, mi sorpresa fue tan grande que no podia creer lo que estaba oyendo.

Mi mujer le estaba diciendo a Luis: “Estoy virgen por detras, quiero que me desvirgues”



El la puso a cuatro patas, le separo las nalgas, acerco su polla a la entrada de su agujero trasero y empezo a presionar, Ana dio un gritito de dolor cuando le entro unos 4 o 5 CMS de polla. Pero Luis no la dejo respirar, de un fuerte empellon se la metio totalmente, mi mujer dio un grito terrible y se quedo inmovil por unos segundos pero de inmediatito empezo a mover sus caderas y la follada anal fue enorme. Y alucinaba

Por la mañana pude ver que del coño de mi mujer manaba la leche con abundancia, y el agujero trasero lo tenia algo desgarrado.

Esther tenia su coño repletito de leche.



A medio dia despues de comer, Luis me dijo, me voy al dormitorio a follarme a la puta de tu mujer, ella se levanto sin mas y se marcharon los dos.

Yo aproveche el tiempo para follar por todas partes a Esther.

Aquella noche de regreso a casa, Ana no dijo palabra alguna.

A partir de aquel dia hemos repetido la experiencia varias veces, Y ahora estamos pensando en buscar algun otro matrimonio para ampliar las reuniones.

Si haya alguno que este interesado que nos escriba.

anneydieg@hotmail.com





Autor: duro2006




 


Nadie ha calificado este elemento todavía - sé el primero!


Solamente usuarios logueados pueden comentar. Registrar oder Iniciar sesión.

 

 

Estan chateando

¤ Ypotalamo
¤ Daniellasexi
¤ SirVoldemort


Entrar Chats Sexo

 

Menú de Usuario

Usuarios Online:
 Registrados:68 
 Anonimos:5143 
 Total:5211 
  Contactos  Calientes
         en tu Ciudad


Referencias

Zoofilia   Bondage   Sexo   Incesto   Erotico   Gays   Travestis   BDSM