Ultimos Relatos Eroticos





Relatos Eroticos Zoofilia Mujer


Manual de Zoofilia

Publicado por Piluson el 04 de Mar, 2008

Estos son unos apuntes que preparé para “ellas”, aquellas damitas que les pica la tentación de tirar con un cuadrúpedo, pero que no se atreven, sobre todo por los muchos interrogantes y prejuicios que encierra el hecho, pero para llegar al “nudo de la cosa” vayamos por partes, duda por duda.

1.- ¿Qué es la Zoofilia?



Vamos, mi perra bella, tú bien sabes lo que es: Zoofilia es simplemente tener contacto y satisfacción sexual (sea oral, vaginal o anal) con un ejemplar del reino animal que no sea humano (puede ser un perro, un caballo etc.), esta es una práctica antiquísima, extendida por todo el mundo y más frecuente de lo que se cree, la mitología greco-romana da cuenta de muchas historias sobre el caso, se han encontrado murales en la antigua Herculano (ciudad hermana de Pompeya) que insinuaba la costumbre entre los patricios de Roma.



Bueno, el echo es, que en este caso nos trae a comentar las relaciones con caninos, o sea “Caninofilia” y equinos “Equinofilia”.

Nuestra antigua Biblia ya hace alusión a la práctica (Levítico 18:23), aunque condenándola, en una época y lugar donde tal vez no había muchas mujeres, pero si yeguas, caballos, ovejas, burros y mulas. En la actualidad en el Lejano Oriente está penado severamente el acoplamiento por parte de las mujeres con las bestias, pero a su vez no es absolutamente castigado el acoplamiento de hombres con animales. Una muestra más de la opresión femenina en esas tierras. Internet ha dado muestras de lo mucho que ha crecido el hábito y la curiosidad en la sexualidad urbana, aunque sigue siendo práctica endémica y normalizada en zonas rurales, como primera experiencia sexual de los muchachos, y de alguna que otra nenita. A propósito de esto, tengo una sobrina de 17 años, Verónica, a quien inicié en el hábito de la caninofilia, después de pescarme abotonada en medio de la cocina una tarde en que vino a visitarme sin aviso.



Qué momento !!, ni siquiera podía voltearme para mirarla a la cara, en cuatro y “atornillada” con mi perro sobre mi espalda, solo atiné a balbucear que me esperara en el living, que le explicaría. Vero no pronunció palabra, caminó a nuestro alrededor sin perderse ni un ápice de lo que ocurría en el suelo, me temí lo peor. No sabía que hacer, no podía soltarme, no podía levantarme, cabeceaba como una bobalicona disculpándome con frases tontas y ridículas…, y de pronto Verónica me tranquilizó con suave voz: -Tía no te preocupes, no hay problema…es fantástico, quiero mirar…es increíble… Puedo, me dejas…?Déjame ver…Porfis…

Vero observó atónita como convulsioné por un fuerte orgasmo debajo de mi perro precipitado por lo brutal de la situación y les aseguro que no fue para nada una buena sesión, yo solo quería que mi perro me soltara así que mucho goce desenfrenado no hubo.



Mi sobrina esperó paciente e interesada a que Rocco me soltara y corriera a hacerle fiesta de bienvenida con su “badajo” oscilante.

Después del susto del comienzo, ( no sabía como iba a reaccionar ), le respondí y expliqué con lujo de detalles, cada pregunta que ella me gestionó mientras me reponía agitada del susto, de la zaranda y del remezón orgásmico.

Sentadas en el living, luego de media hora de despejar sus dudas, me excité nuevamente observando el vivo interés de Vero en el tema, es que al contarle todo los pormenores de mi propia iniciación a los 15 años, el jugo dentro de mi vagina comenzó a hervir. Recordé mis osadas aventuras de adolescente en mi casa paterna en las afueras con mis dos perros y todas las distintas experiencias de mi vida sexual con los canes desde entonces, y me excité a mil !! A mi sobrina le causaba mucha risa cuando de buenas a primeras interrumpía los relatos suspirando y tiritando de placer, pausando la charla justo en los momentos en que sentía bajar un borbotón de leche al drenar de mi vagina… Le expliqué el por qué de mi debilidad por la verga de los perros y por la de mi perro en particular, Vero, lejos de sentir cualquier rechazo o repulsión se interesó bastante y ante la propicia situación y la andanada de preguntas y comentarios, sin más, apuré la situación : le pregunté si quería volver a ver “acción” en vivo y en directo y así poder aprender más…

¡Si, por supuesto que quería!



A los tumbos me dirigí a la puerta de la cocina donde Rocco había quedado encerrado lloriqueando como un chico al sentir su faena interrumpida, ya sin importarme en absoluto la desnudez total que llevaba de la cintura para abajo, y que había tratado de disimular estúpidamente mientras charlábamos, con acciones como entrecruzar las piernas, tironear de un repasador que coloqué al sentarme sobre el sillón o bajarme obsesivamente el escueto saco del pijama.

En el corto trayecto hasta el living a Vero le quedó bien claro que mi perro disfrutaba sobremanera en copular conmigo por el asedio continuo que ejercía a mi espalda intentando tumbarme para ensartarme de nuevo, cosa que le permití, pero solo luego de unas buenas lamidas a mi concha apenas nos situamos frente a mi sobrina parándome de espaldas a ella con las piernas bien abiertas, (“La Gran A” ). ¡Ahora sí!, me arrodillé y con Rocco nos prodigamos de lo lindo y una vez que mi perro girara luego de abotonarse me lo gocé fornicándomelo con el meneo de mi trasero a más no poder…



Vero se entusiasmó mucho y comenzó a venir seguido a visitarme para ver como mi perro Rocco me propinaba lamidas y cojidas faraónicas, a ella la fascinaba el echo de vernos pegados “culo con cola”…

El compartir mi “peculiar gusto sexual” con mi sobrina, renovó mis bríos de manera alocada y sinceramente esperaba ansiosa su llegada, ya pasado el mediodía, para ofrecerle un gran show para su deleite.

Pronto consintió que su mascota, un Guaimaraner mestizo mediano, le lamiera su conchita y el culito al salir del baño diario, siempre de pié

( “La Gran A” ).

Con el tiempo se le hizo una irresistible costumbre y al llegar de la escuela, ni bien trasponía el umbral de su casa, se desprendía de sus pantys y de su bombachita para andar por la casa “bien olorosa” revoloteando su corta falda tableada cerca del hocico de Duke para tentarlo, es de imaginarse después de todo un día en la escuela de elucubraciones lujuriosas con su cabecita conectada directamente con su vagina, lo que significa “bien olorosa”.



En su habitación, Verónica era de lo más astuta para que Duke la lamiera bien, haciéndola acabar varias veces, sin temer a ser sorprendida (¡niña precavida!). Sacaba el culo fuera de la cama, del lado opuesto a la puerta de entrada, mientras mantenía todo su cuerpo tapado y Duke que se hallaba echado a la vera la chupaba a gusto. Se hizo adicta a su lengua y a la cantidad de orgasmos que ella le generaba…

Mi sobrina no era una tonta, así que de a poco se fue “metiendo” en el tema, le enseñé lo que consideré acorde para el momento de su edad y su anatomía, aprendió rápido a “pelarle” el pijón a mi Rocco ( ¡casi no le entraba en su boca! ), y a mamárselo a pleno atiborrándose de leche.

A mi me gusta tragar semen así que le sugerí que probara… a ella no le desagradó ni el sabor ni la textura de la leche perruna, así que también eso asimiló. Por ese tiempo mi hermana, la mami de Vero, se quejaba de que “la nena no comía suficiente…” y yo salía a su rescate diciéndole que a veces “comía conmigo en mi casa…”, siempre se iba con la pancita bien llena.



Todo lo aprendido en mi casa lo ponía en práctica con su perro Duke en la suya, tenía entonces catorce años y con el tiempo se hizo experta en mamarla.

Hasta que un buen día, después de verme infinidad de veces delirando de gozo ensartada a mi perro y de disfrutar en la soledad de su casa de la lengua y la leche del suyo, se arriesgó por completo y me pidió si podía ayudarla a que Duke la penetrara… quería abotonarse.

Tomé mis recaudos y para saber el “calibre” del can en cuestión le pedí que lo trajera para probarlo, no fuera cosa que la tuviera muy grande y la lastimara de inicio, más que todo por su joven edad.

Duke resultó ser un perro ideal, con una pija larga pero su botón era solo un poco más grueso que el resto, ideal para Verónica ( y para sexo anal, pensé ), todo lo contrario que mi Rocco que posee una verga gruesa y un botón que se asemeja a una cebolleta mediana.



Una mañana en mi casa, después de atosigarnos con su lengua un rato largo, Duke me montó con decisión y se abotonó, decidí que me montara primero para apaciguar sus bríos antes de desflorar a mi virginal sobrina… luego de un tiempo de descanso el Can buscó satisfacción nuevamente y firmemente agarrado detrás de Vero, la aniquiló con su “mete y saca”. Los guié a ambos para que el acoplamiento se llevara a cabo a la perfección y los ayudé en el giro para que quedaran “culo con cola”, ( para que esto se lleve a cabo bien se necesita práctica, primero para que no te arrastre en el giro y pierdas la pose de cuatro patas y segundo, para que no se salga prematuramente ), y así, mi sobrinita Verónica se convirtió en mujer, bien desvirgada por su mascota. ¿Si hubo sangre? Mi querida amiga nada se consigue sin sacrificio…



2.- ¿Cómo comienzo?



Poco a poco, pero con firmeza. Si no tienes cómplices en esto debes disfrutar de una privacidad absoluta para que goces como una verdadera perra. Lo primero es poseer la herramienta: Un perro.

El Can, verdadero amigo del hombre, bien puede ser también el mejor amigo de la mujer, es la mascota sexual por excelencia, se puede comprar un buen perro ( si es que ya no tienes uno en casa ), o puedes comprar incluso dos, por si acaso, ¿Qué no tienes dinero para comprar uno?

¡Pues consíguelo en la calle…! , harás un enorme bien. No se trata de que busques un ejemplar para competencias o exhibición sino una mascota para que goces con él, un buen perro callejero servirá, por supuesto, al adoptarlo dejará de ser callejero para ser tu responsabilidad: Debes bañarlo periódicamente, llevarlo al veterinario, aplicarle todas sus vacunas, ponerle champú anti pulgas y garrapatas y alimentarlo adecuadamente, para que esté físicamente acondicionado para darte una buena andanada de orgasmos.



3.- ¿Cualquier perro sirve?



Exacto ¡hasta los más pequeñitos y cachorros, pueden servirte! De hecho, si tienes dudas de que tu perro te penetre, puedes intentar con una buena lamida de coño : ponte dulce, leche o miel en la cuca y pon tu cachorrito a trabajar, verá tu clítoris como el pezón de una teta y lamerá con insistencia y energía, aún cuando empieces a destilar tus jugos él seguirá lamiendo por puro instinto, y entonces habrá comenzado tu experiencia.

Puedes hacer el mismo procedimiento en tus propios pezones, ano o cualquier zona erógena de tu cuerpo y el resultado es el mismo.





Ahora, si tu decisión es ser una perrita completa, pues se requiere un can morfológicamente compatible contigo y tu calentura, todos los perros tienen un pene, pero cuanto mas grande sea el perro mayor es su verga, sin embargo, no te preocupes, lo mas grande que se puede conseguir son unos 30 centímetros ( como nueve pulgadas ), los cuales puedes aguantar…, a menos que tú seas todavía muy pequeña para un perro grande, por lo cual te aconsejo uses un perro pequeño o esperes tu completo desarrollo, ( como en el caso de Vero…).

Entre los canes mas preferidos por las féminas humanas, no sólo por su pija sino también por su raza, están los Dálmatas, Dogos, Pastor Alemán, Gran Danés (la raza de Scoobbie Doo) y el hermoso Husky Siberiano.





No puedo decir nada de razas conocidas por temperamentales, como el Dobermann, etc, pero cierto es que parece ser que los Pitt-bull son muy buenos “ensartadores” a decir de los buenos filmes de las andanzas de uno en la web ( BeastMaster ).

La raza más grande sin duda es la San Bernardo, pero no tengo información respecto a su desempeño sexual y siendo un perro tan exótico y pesado no creo que debamos considerarlo. Pero recuerda, perra mía, que un perro bien dotado, sin duda sirve, aunque no sea de raza.





4.- ¿Puedo chuparle la verga a mi perro?



¡Claro! Si ya tienes experiencia con hombres, la técnica es la misma, al tocar su verga ésta comenzará a crecer, verás su miembro salir de su funda, pelado y rojo, mas delgado en su punta que en su base, es mas sensible que el de los hombres así que debes tener cuidado.

Si vas a tragar su leche debes tener en cuenta que es mas abundante y mas caliente que la de los humanos, su sabor también puede variar, si estas dispuesta a tragarte la leche, no te molestes en alimentarte ese día, al final de la mamada estarás satisfecha ¡con creces! La “pelas” bien, la masturbas y cuando ya está del tamaño satisfactorio te echas cómoda…

¡y a mamarla!







5.- ¿Cómo hago para que me folle un perro?



Tu perro es tu amigo, tú eres su amiga y protectora, lo has cuidado mucho, tal vez desde pequeño, tú lo quieres y él lo sabe porque, es inteligente, él hará lo que tú digas, porque es manso, de modo que es difícil que te lastime, aún cuando lo maltrates, que seguramente no lo vas a hacer, tal es la lealtad de los perros hacia sus amigos.

Cuando tengas tu perro del tamaño apropiado, ponte como las perras, en cuatro patas y gatea así por todo el lugar, juega con él, todo comienza al principio como un juego, búscalo tocando sus flancos con la cabeza,

( siempre en cuatro patas y con el culo bien en pompa… ) no le permitas que te monte de entrada, evítalo sentándote en el suelo cuando lo intente, esto potencia las ganas de ensartarte a él y a ti.

Tienes que comprender que tu perro NO es un hombre es un MACHO… y por lo tanto debes ser él el que te monte y te tome. Luego de la sesión de lengua en tu cuca y tu ano, estos destilarán por sí solitos los jugos y olores que lo llevaran a gozarte a pleno.

En cuanto te monte si él no ensarta rápido guíale con tu mano hacia tu vagina abierta y jugosa… o acomódalo a “caderazos”, pero al comienzo no lo dejes entrar de una, evítalo para que se acostumbre al “mete y saca” y se entrene. Una vez que los dos “mueren” de ganas le sueltas la verga y… ¡ Zás ! Comienza el mete y saca … ¡ Te graduaste ! ¡ Felicitaciones !

Es conveniente que le coloques un par de medias a las patas delanteras para que no te rasguñe si gustas, pero a mi me gusta que mis machos me marquen el interior de los muslos, cada vez que observo las marcas me mojo…!!

Si tienes dudas respecto a la fiabilidad de tu perro, aún puedes colocarle un bozal protector en su hocico, aunque, como te dije, siendo tu perro y a medida que lo acostumbres a tales actividades es poco probable que se sienta incómodo.

También, para tu comodidad, mientras dure el polvazo, puedes colocar almohadones, almohadas, cojines y otros amortiguadores debajo de ti, o bien lo mas apropiado es que lo hagan a la orilla de la cama , tú de rodillas al piso, apoyando tu torso en la cama, con algo bajo tus rodillas, mientras el animal te bombea con ritmo, tú disfrutarás cómodamente esa deliciosa penetración.



Otra variante es que te pongas boca arriba ( Misionera ), dándole la cara al perro, con las piernas bien abiertas, la misma cama o los cojines pueden servir para acostarte, o quizás hasta un banquito, aunque es algo incómodo, esta postura se usa cuando el perro es demasiado grande para ti. Luego de abotonarse y girar, podrás manejarlo a tu antojo aferrándolo de su verga, como el ejemplo que nos ofrece Andy ( Anna Deyna ) :







6.- ¿Qué es el nudo o knot ?



Ahora, hay una observación muy importante que debes tomar en cuenta, se trata del famoso "nudo" ( knot, en inglés ), esta es una protuberancia carnosa que tienen los perros en la base del pene cuando se excitan, a fin de "abotonarse" con las perras y asegurar así la procreación.









Shawn “abotonada” por Dino







Si tienes miedo de que tu perro te meta el nudo, no hay problema, tú puedes tener el control del acto colocando tu mano e impidiendo que entre todo el pene, no obstante, si tu cachondeo te lo permite, puedes dejar que te entierre ese bulbo también, al principio tu vulva puede resistirse, pero de tanto bombear con energía logrará entrar con algo de dolor, dilatando aún más tu vagina , no te preocupes, tú puedes aguantar, recuerda que por allí sale la cabeza de un niño, además, la recompensa será un placer aún mayor.



Sin embargo, puede pasar que te quedes "abotonada" (trancada, atorado el nudo en tu vagina o ano, knoting ), eso es normal y no hay nada de que preocuparse, al contrario la diversión continúa !! ( me imagino que a estas alturas del proceso debes haber tenido al menos media docena de orgasmos ), te quedaras ensartada a tu perro solo unos minutos, quizás lo máximo excepcionalmente, pueden ser unos quince minutos por vagina y veinte por vía anal ( principiantes ).

Existen tantas formas de nudos como formas de vergas en los hombres, pero se pueden reseñar en medianos o grandes. Los medianos son apenas un poco más gruesos que el resto de la tranca,( como el de Duke ) y sirven o bien para sexo anal, vaginas pequeñas ( Vero ) o la variante de

“no knot” que quiere decir que el perro te monta, te penetra, te sacude de lo lindo, eyacula un poco y se retira… al no abotonarse todo vuelve a empezar.



Los grandes son del tipo nudo gordo ( como el que se está gozando Shawn en la secuencia de arriba… ) y brindan otro tipo de placer, se abotonan firmemente y te tienen bombeándote leche por un rato mientras tu gozas de orgasmos espontáneos y adicionales provocados por tus dedos. ¡Demoledor! Consejo : En estos casos para que no te lleve de “paseo” abotonada colócale un pretal y una correa que tú manejarás reteniendo su caminata, para que también aprenda a no moverse.

Luego te soltará, no sin antes haberte “inyectado” un cuarto litrote de esperma rica y caliente, por eso te decía que debes hacer esto en un sitio muy privado, pues sería muy incómodo que te pillaran en esos menesteres. Recuerda que cuando el animal se corra su semen es muy abundante (casi 200 / 300 cm3) y muy caliente, podrás sentirlo en tu gruta palpitando mientras estés enganchada, y seguirás vomitando orgasmos…





Shawn bien “abotonada” por Chance…









¿Cuántos orgasmos, Shawn…?







7.- ¿Puede mi perro darme por el culo?



Por supuesto. El proceder es el mismo, pero dado la estrechez anal te recomiendo uses al comienzo, un lubricante, el cual echaras en tu huequito. No uses químicos o productos sintéticos que puedan irritar a tu perro, prueba aceites comestibles ( soya o de oliva, lo mejor es la misma leche del can, lo mamas, la recoges en tu mano y te la untas ), debes tener un aguante, o un “esfínter” poderoso para dejar entrar el nudo. Como en cualquier relación anal, la higiene es fundamental, así que si gozas por esa vía debes tomarte la costumbre de hacerte una enema de agua salada llamado en farmacias : limpiador rectal desechable, antes de copular

( …o sea, estar bien vacía… ) y salvaguardarás la salud de tu amante y la propia, tienes que tener en cuenta que ya en plena “batalla” desearás que él penetre por uno u otro agujero alternadamente y debe haber higiene.

También te informo que por el culo la abotonada puede extenderse en tiempo, ya que el ano y el recto comprimen mucho más la verga y por consecuencia la retención de la vergota es mayor y el goce indescriptible…

Recuerda que, tanto por vagina o ano si te abotonan repetidas veces se irá acumulando mucha esperma en tus cavidades y seguirá drenando por algunas horas, así que, si luego de la faena tienes que salir o seguir con tu vida, colócate toallas femeninas para absorberla, sino, déjala fluir y no la laves si es que quieres que al otro día te monte apenas despiertes en la cama… ( ¡fin de semana salvaje! )





8.- ¿Tiene realmente ventajas o cosas buenas la Zoofilia?



Voy a exponer los puntos de forma concisa y tú verás si puedes refutarlos:

8.1.- Es mas fácil conseguir un perro fiel que un hombre fiel!

8.2.- Tu perro no te reprochará nunca nada.

8.3.- Constituye una variedad inocua del Sexo y extremadamente placentera para las mujeres. Es poco probable que contraigas una enfermedad venérea o SIDA con tu perro.

8.4.- No puedes quedar embarazada, ahorras mucho dinero y ganas en salud al NO usar métodos anticonceptivos, como la píldora o DIU.

8.5.- Nunca dirá tus secretos a nadie, no se jactará con sus amigotes.

8.6.- Además de tu amante poderoso, cuidará de tu casa y jugará con tus hijos.

8.7.- El semen de perro, al igual que el de los humanos, es una fuente muy rica de proteínas y minerales (¡es serio, no es broma!), con la ventaja de que es una cantidad mucho mayor en cada descarga, cuando tragues una cantidad considerable todos los días o periódicamente, estarás consumiendo un importante complemento dietético, que te mantendrá en la línea por hacerte sentir bien llena, su sabor varía pero no es desagradable.







8.8.- Para él siempre serás bella y apetecible, al cumplir los 70 años, tal

Vez, sin un hombre que te satisfaga, mientras tus contemporáneas se pudren en paz, tú estarás cogiendo como una perra, disfrutando todavía de los múltiples orgasmos que te puede dar tu amigo, el perro.





Shawn 49 años



9.- Precauciones mínimas a cumplir para tener relaciones sexuales con un Can:



Bueno, mi perrita, sí las hay, pero sólo son detalles que no descalifican, refutan o dificultan la práctica de la Caninofilia como tal, como te dije antes, debes cuidar bien a tu perro, ponerle sobre todo las vacunas (especialmente la antirrábica), existen enfermedades, además de la rabia, que pueden contraerse durante el sexo con un animal, como la Brucelosis o la Leptopirosis, pero en un animal doméstico bien cuidado y de uso exclusivo es imposible que esto ocurra.





La mayoría de las enfermedades se combaten con vacunas, el cuento de que la gonorrea nació cuando una mujer lo hizo con un perro no deja de ser un mito ridículo, lo mismo de que se puede quedar "pegada" al perro y haya que usar la cirugía para despegarlos, eso también es puro cuento…, los ejemplos aquí mostrados de Shawn, Stray-X, Summer, ¡son bastante explícitos!

Si vas a compartir tu perro con otra amiga o amigo, asegúrate que sea de tu confianza, de que sea 100% sano o sana, practica la zoofilia en un sitio libre de intromisiones públicas para evitarte posibles incidentes desagradables, si tienes un círculo de zoófilos asegúrate de que sean gente muy seria y sobre todo, no andes por ahí regando la voz o tratando de convencer a beatos, curas y abuelitas de las maravillas de tu amante, ahórrate incomprensiones y disgustos innecesarios.

Tu perro no te exigirá fidelidad exclusiva, no es celoso si le enseñas quien es la que manda. Aunque en este punto debo ser sincera y advertirte que si el inmenso placer te subyuga de tal manera que no puedes imponer “orden” en tu dormitorio y accedes a que tu perro te monte cuando él quiere… estas perdida. Por que aunque suene muy tentador no puedes permitir (salvo en ocasiones especiales y por ti premeditadas) que te monte y te abotone todo el día entero, haciéndote perder tu trabajo, tus afectos y tu vida diaria. Porque si llegas a “congeniar” perfectamente con tu can, quedaras hecha “trapo” después de que agarren ritmo sexual.

Mi sobrina, al comienzo, cometió el error de dejarse montar apenas su madre (mi hermana) salía temprano en la mañana para el trabajo y se suponía que ella saliera para la escuela.

Mañana tras mañana, luego de que Vero salía de la ducha le fueron tomando el gustito al asunto y cada uno adquirió la máxima experiencia de como ejecutar un acople perfecto por vagina (por el ano había comenzado ese mismo año y solo lo realizaba en mi casa o los sábados de mañana cuando su madre se iba de compras al supermercado y tenía más tiempo para quedar abotonada ).

A sus quince la vaginita de Vero ya estaba bastante bien entrenada y a regañadientes mi sobrina se libraba del nudo a voluntad, lo mínimo que ocurría era que Verónica llegaba tarde a la escuela.

Transcurrió el tiempo y la diversión, pero una mañana, después de marcharse mi hermana y la casa quedara en silencio, Verónica ni pudo levantarse para ducharse, el calenturiento Duke la tuvo sitiada en la cama por lo menos hasta la una de la tarde penetrándola y abotonándose cada veinte minutos más o menos… mi sobrina no concurrió a la escuela, ni siquiera pudo levantarse a orinar… ¡se orinó en la cama!

El primer día de este descontrol ella dejó que Duke subiera a su cama y entre juegos se dejó lamer un buen rato.

La consecuencia de los dos violentos orgasmos que tuvo boca arriba la llevó a una lujuriosa modorra y al abandono total. Se colocó en “cuatro patas” para unas lamidas más directas en el ano… craso error: Duke aprovechó y después de las lamidas y la explosión de placer, montarla y penetrarla, con tal suerte que de una le atinó al ojete de Verónica. Atención: sobre la cama tu cuerpo baja más que en el piso.

Ella ya no pudo ni quiso salirse… solo cuando Duke se sació luego de media hora ( casi deja semiinconsciente a mi sobrina por los repetidos clímax que generó “atornillada” por el culo ), la desabotonó y se echó a su lado. Vero abrumada por el placer se quedó tendida disfrutando las pulsiones de su orificio vacío, la hora de llegar a la escuela ya no contaba…

Al rato, el llamado de sus intestinos fue imperativo ( consecuencia de la buena enema de esperma ), intentó incorporarse y Duke la gruñó, haciendo caso omiso debido a la urgencia Vero se levantó decidida dirigiéndose hacia el baño, pero a medio camino Duke la asaltó repetidas veces por detrás e intentó tumbarla. Por supuesto que Verónica se zafó y se encerró en el baño apretando las nalgas a más no poder, pero lo dilatado de su ano no le permitió retener todo lo que se venía y por suerte solo algunos gotones de leche se escaparon para estrellarse en el suelo mientras cerraba la puerta.

Lo curioso que me confesó mi sobrina fue que mientras sentía bajar, primero los borbotones de semen y luego “el interminable y lento gran cigarro”, se volvió a excitar rabiosamente…, sin duda quería más carne por el culo. Mientras se aseaba comenzó a masturbarse y bueno… la lujuria pudo más y antes de abrir para entregarse a Duke recogió con los dedos leche del piso y se lo untó en el culito. Apenas salió se colocó en cuatro patas y fue poco lo que pudo andar porque Duke aprovechó de inmediato y luego de una zaranda la abotonó por la vagina. Penetración, eyaculación y lengüeteo consecutivas acciones que Duke efectuaba sobre la concha de su amiga, que intentaba llegar a gatas a la cama con la excitante mochila sexual encaramada a su espalda y generando orgasmos nuevamente, con consecuencias devastadoras. En el siguiente tiempo se dejó abotonar una vez más por el ano sobre la cama, para que Duke no la llevara de paseo por la habitación culo con cola. Verónica se orino sobre la cama en uno de sus orgasmos, y es que las abotonadas anales en ella se prolongan por más de veinte minutos aproximadamente, sobrexcitándola al límite de sus sentidos.

Sin duda para sus quince años era todo un gran exceso…

Como pudo, una vez que Duke se retiró, intentó retomar su día. Se duchó y se untó el culo con crema porque le escocía, aunque el ardor no superaba el placer recibido. Se sentía rendida, vapuleada pero feliz, se colocó el uniforme de escuela y una toalla íntima para el drenaje de esperma como yo le había instruido, justo a tiempo de la llegada de su madre que la encontró sentadita en la cocina haciendo una “supuesta” tarea que le habían dado, con una cara fatal !

A la mañana siguiente, Duke renovó el “acoso y sitio sexual” (se encontraba alzado) y Vero entre juegos volvió a ceder…, lengua, penetración, eyaculación y lengua otra vez…

Pero ambos fueron muy lejos, Verónica se dejó llevar por el placer “de la carne en el culito” y cuando por casualidad se topó con su reloj despertador de la mesita de noche casi se muere: la hora de la escuela había pasado hacía rato, pero la hora de llegada de mi hermana se acercaba!









Verónica abotonada por el ano por ToTo









Había estado abotonándose repetidas veces desde la nueve de la mañana y la última era por el lado que la perdía como a una ramera barata: el ano… Duke que había bombeado mucho en las anteriores ensartadas no se desprendería por un rato largo…

Así que a medio día, un desesperado llamado telefónico de mi sobrina, logró frenar con mi intervención, tamaña catástrofe. Botella de agua fría en mano, e hincando los dedos los desabotoné y a rastras del collar me llevé el can al patio, mientras Verónica se recuperaba boqueando por la excitación.

Una vez fuera Duke se puso como loco a aullar y a querer entrar rascando la puerta y comprendí que le habíamos cortado su satisfacción que estaría así el resto de la tarde, pero la buena verga de Duke estaba afuera y en todo su esplendor, así que fui al patio me deshice de mi bombacha, me puse en cuatro patas lo tomé por el rabo y lo abotoné en mi concha a la fuerza por un rato, lo exprimí con bombeos y eficientes contracciones y no le dejé ganas de más farra. Duke se quedó tirado jadeando tranquilo y yo me gané un buen par de rápidos orgasmos.

Terminado esto me ocupé de Vero que ya estaba en el baño, por supuesto que tuve que regañarla por el descuido y por su facha que daba pena…

Mientras lloriqueaba la ayudé a entrar en la bañera, la pobre no podía tenerse en pie. Sentada despatarrada, la leche le drenaba sin parar de sus orificios sexuales y mansamente se iba por el desagüe. No pude dejar de sentir un poquito de envidia cuando me confesó inocente la cantidad de orgasmos que había sentido en cada una de las dos mañanas salvajes… ¡un promedio de once!

La asistí en el baño de su cuerpo y de paso inspeccioné con rigor sus partes sexuales: desbocadas pero intactas y rebosantes de salud!

Se acostó a dormir y no despertó hasta el otro día. Mi hermana recibió la excusa de que “a la nena le dolía la panza…” y al día siguiente no permití que se levantara, le hice compañía atendiéndola, obligándola a descansar, aprovechando para conversar y reglamentar las cosas con seriedad.

Por supuesto que desde ese día el perro durmió fuera de la habitación hasta que lo adiestramos. Varias veces Duke intentó propasarse con mi hermana, convencido que todas las hembras de la casa le pertenecían, pero ésta, lo disciplinaba a discreción refunfuñando “…este perro necesita una perra…” y la zorrita de mi sobrina le decía a su madre que llevaba a Duke a lo de una amiga que tenía una perra en celo a desahogarse…

Obvio que salía como cohete para mi casa y allí lo calmábamos entre las dos. Cada castigo que imponía mi hermana le servía a Vero para disciplinarlo y entrenarlo.

Como todos los seres vivos, tu can tiene sus temporadas de más “calentura” (alzado) y te las tendrás que ingeniar para satisfacerlo más seguido, no sin un buen rédito para ti ( las mamadas son de largo aliento así que tómate tu tiempo y en un buen lugar). De igual manera cuando eso ocurra contigo él jamás te dirá que no…, siempre dispuesto a abotonarte y por muchas horas seguidas.

Debes adiestrarlo de tal manera que sepa “cuando y donde” puede montarte, te sugiero que como se les enseña distintas aptitudes también le enseñes cuando hacer sexo contigo. Sería engorroso e indecoroso que con visitas en casa o en alguna reunión familiar él intente montarte a cada rato. No sea cosa que te ocurra lo que a una amante europea de la caninofilia, cuya anécdota circula entre todas las que profesamos el culto al sexo perruno. Madre de dos niños pequeños, abandonada por su marido y con un hermoso ejemplar canino en su hogar, al tiempo sucumbió al placer de “Catalina de Rusia”.





Todo comenzó por curiosidad al buscar por la red algo de porno para calmar su ardor. Luego de un tiempo se convenció de que con su can tendría “safe sex”: ni embarazos, ni enfermedades y como buena sajona estructurada decidió gozar en la soledad de su casa con su “viejo amigo” cuando los niños se encontraban en el colegio o durmiendo en la madrugada. El perro comenzó a hacerla gozar como jamás lo había hecho con un humano y adoptó sin vueltas esta forma de sexualidad… Pero al tiempo un descuido fue fatalmente bochornoso. En una fiesta de cumpleaños de uno de sus niños y con la casa repleta de amiguitos y algunas madres, el Can en cuestión con la algarabía de la fiesta, comenzó a comportarse “raro” intentando montarse a su “amante” apenas la veía de espaldas…

La nerviosa mujer tuvo la desatinada idea de llevarse al perro a otra habitación para encerrarlo y que no moleste, pero apenas hecho esto, el amante frustrado comenzó a aullar y nuestra amiga, ante la desesperación y la culpa, ( no olviden que se trataba de su “amante”…)

no tuvo peor impulso que levantar su pollera, correr su bombacha y ofrecerle su entrepierna para calmarlo…, mientras el can lamía aplicado ella le susurraba dulces promesas de que se dejaría coger toda la noche

(¡?!), Creo yo, que más allá de la “buena comunicación” que tendrían, el perro solo obedecía a sus sentidos… “aquí y ahora!

Al marcharse nuestra desdichada amiga encerró a su perro que inmediatamente se puso a aullar y ante la inquisidora pregunta de una mamá de si tener semejante “gran perro bravo” por la casa sería seguro para los presentes, la anfitriona decidió poner fin al asunto antes que se le desbaratara la fiesta.

Llegó a su habitación donde había encerrado a su amante y decidió saciarlo en ese momento con una “abotonada” rápida que ella controlaría…, serían no más de diez minutos y nadie notaría su ausencia.

Desprendiéndose de su bombacha y levantando su falda se colocó de rodillas junto a su cama para dejarse fornicar un rato, con tal mala suerte que olvidó cerrar con llave la puerta…

En sus alocados juegos de persecución a las corridas dos niños irrumpieron de sopetón en el recinto mientras el perro la montaba y la zarandeaba a placer… Llorando, los críos huyeron despavoridos a los gritos de “…el perro malo se come a la mami de Tomás…”







Siempre es muy efectivo enseñarle señales, te explico: cuando delante de él te quitas la bombacha o las pantys y le ofreces la entrepierna a su hocico inmediatamente, puede ser una…, otra, vestirte con alguna prenda especial impregnada con olores a tu flujo y a su esperma y usarla solo para follar…, o también, llevarlo a un lugar fijo para hacerlo

(Dormitorio, lavadero, habitación especial) y algunas otras que se te pueden ocurrir. Mi sobrina ahora utiliza una frase solamente, la repite unas veces y ¡zas! su perro intenta montarla al instante.

Las frase es “¿…quieres concha, quieres concha…?”. En mi propio caso nunca me hizo falta algo por el estilo, porque vivo sola con Rocco y luego que regreso de mi trabajo siempre estoy ligerísima de ropa, así que, si él quiere y me busca ( …y no estoy con un “Tampax” ), me “abrocha” cuando quiere… Con el tiempo, tu sexualidad se potenciará de tal manera que puedes tener dos o más canes según tus necesidades y ni que hablar si eres multi orgásmica como yo.





10.- ¿Soy mala, soy perversa, estoy enferma, es pecado, iré al Infierno si practico la zoofilia?



¡Por favor! ¿Pecado? ¿Infierno? ¿Qué tiene que ver el culo con las pestañas?

Asumo que si llegaste hasta aquí, es por que te interesa el tema, así mismo, no lo abordé para ilustrar a los curas, monjitas, predicadores protestantes o cuanto bichito santurrón ande por ahí, mortificándose y mortificando a los demás, empero es pertinente darle al tema otro enfoque, bastante original, pero procurando usar algo de lógica, de razonamiento, de sentido común, también hay que reconocer que se debe respetar la opinión ajena.

La Zoofilia es practicada por mas personas de las que uno sospecha (sin contar los que la desean en secreto y no lo dicen), en regiones rurales, donde habitan personas tan cristianas como sencillas, es muy frecuente

(Los campesinos se inician con yeguas, vacas, mulas, burras, chivas, etc. ), sin por ello armarse escándalos. ¿Tenemos el derecho a pensar que toda esa gente es anormal?





Por supuesto, tenemos también la opinión de de quienes afirman que se les hace un daño a los animales, me imagino que se refieren a un daño físico, por que el animal, supongo yo, no debe saber lo que es daño moral o de otra índole, él no se rige por esos patrones humanos, luego no se le puede hacer daño en ese sentido.

¿Qué daño físico puede sufrir un perro cuando usa su verga en una hembra humana de la misma manera que lo haría con una de su especie?

Se afirma que se somete a los animales contra su voluntad ( me imagino que los animales se ofrecen como "voluntarios" cuando los llevan al matadero, los conejitos albinos son "voluntarios" cuando la Industria Química hace experimentos con ellos ), en algunos casos, lo es, pero no es mas humillante o vergonzoso que cuando ponen al pobre burro a cargar lastres más pesados o le dan latigazos al pobre caballito para que corra más duro en el hipódromo hasta que se lesiona y sin pensarlo dos veces le dan el tiro de gracia delante de los otros caballos.

Yo no estoy de acuerdo con que se haga ningún daño o maldad a un animal ( y tengo suficiente criterio para saber cuando se le hace daño a un animal ) pero recordemos que somos el último eslabón de la escala evolutiva y a través de los años hasta el día de hoy, incluso por mandato bíblico: Génesis 1: 26-28, sojuzgamos a los animales para nuestro provecho.

Un perro, como mascota sexual no está sufriendo, su ama-amiga, que lo estima mucho, no permitiría que sufriera, ella le muestra afecto y él le retribuye el afecto haciendo lo que ella quiera, se dice que no es correcto usar a los animales como objeto sexual, pero aquí el sexo es consensual

( esa es la diferencia que se ha establecido entre Zoofilia y Bestialismo ), tanto ella ( la mujer ) como él ( el perro ) se satisfacen o podríamos decir que se usan mutuamente para satisfacción de ambos. Los dos tienen necesidades primarias y usan sus cuerpos para satisfacer en ambos una necesidad natural. El perro reacciona a las caricias y mimos de su amiga humana, se excita con ella y reacciona de la misma forma que si estuviera con una perra. De echo, monta y penetra a su amiga mujer (sabiendo muy bien dónde está la vagina o ano de su compañera humana) y luego de follarla alcanza él mismo la satisfacción al abotonarse y eyacular como un grifo mientras la hembra explota en un sin número de orgasmos.

¿Dónde está el abuso en ese acto?

¿No sería un desperdicio no hacer uso de esa capacidad de respuesta sexual cuando no hay ninguna perra que lo haga con él?





Stray-X & Red



A través de los siglos hemos convivido y dominado a muchos animales, hemos interactuados con ellos y les hemos dado múltiples muestras de afecto y lo que es peor : EXTERMINARLOS !!

Tener Sexo con ellos es sólo un acto más de convivencia pacífica.

Las Ciencias de la mente y el comportamiento humano ( Psiquiatría, Psicología, Psicoanálisis ) han tipificado un conjunto de comportamientos de satisfacción sexual bajo el concepto de "Parafilia"( los términos "perversión", "pervertido", "aberrado" son subjetividades despectivas que no son aplicadas por los académicos; quienes las usan dan muestras de ser ignorantes y ofensivos con los demás ), las parafilias son hipotéticas desviaciones de la conducta sexual, al alcanzar satisfacción erótica con prácticas poco comunes como la necrofilia (sexo con muertos ) o la coprofilia (a veces llamada escatofilia, sexo con excrementos), entre otros.

Según Psicólogos y Psiquiatras estas prácticas expresan una patología interna que debe ser corregida.

Respeto su opinión, pero es de observar como dichos expertos ha dado muestras de que sus disciplinas académicas son ciencias inexactas, lo cual no raro o anormal, mas aún cuando lo que se estudia es tan complejo y oscuro como la psiquis del comportamiento humano.

Mario Bunge, en su obra "La Ciencia, su método y su filosofía", indica:

"…la Ciencia carece de axiomas evidentes, incluso los principios mas generales y seguros son postulados que pueden ser corregidos o reemplazados a consecuencia el carácter perfectible de los datos empíricos, la Ciencia no es un método dogmático y cerrado sino controvertido y abierto… "(sic)

Ejemplos sobran, así vemos como los postulados de Sigmund Freud, el padre del Psicoanálisis, respecto a la sexualidad humana, ya no son aceptados de la forma como él los postuló, ni su propia hija, la Doctora Anna Freud, se puso a defender aquellas tesis de principios del siglo XX; Muchos años atrás habían "sabios" (con una Biblia bajo el brazo) que afirmaban que la masturbación provocaba desde espinillas en la cara hasta la locura.

Mas recientemente, la Organización Mundial de la Salud (OMS) sacó a la Homosexualidad de su lista de enfermedades ( la Homosexualidad era también una parafilia ), y en fin, lo cierto es que nadie ha podido demostrarme de forma racional no solo el daño que se le pueda hacer a un animal, sino el daño físico o de otro tipo que pueda sufrir un ser humano (siguiendo las recomendaciones que ya indiqué) que practique la Zoofilia.

Al respecto, el Doctor Wayne W. Dyer, en su best seller "Tus zonas erróneas" nos dice:

"La culpa sexual impuesta (…) es muy común, todos los pensamientos o comportamientos sexuales son como campos fértiles para el cultivo de la culpa, (…) mucha gente no quiere reconocer que disfrutan de ciertas prácticas sexuales y se sienten culpables de sólo pensar en ello (…), si yo tuviese que localizar un centro para la culpabilidad del cuerpo humano, la pondría en el Sexo".

Esa es toda la razón, mi perra bella, quieren que te sientas mal por querer buscar tu legítimo placer sexual, que sólo es problema tuyo.

Si se puede usar un pene de un hombre, si se puede usar un consolador o un vibrador, incluso una vela o un pepino, si es perfectamente plausible y aceptada la masturbación, ¿Por qué no puede usarse una polla de un animal básicamente para provocar el mismo efecto?

Que quede claro que lo mío no es una apología a la parafilias, existen conductas, como las violaciones, el sadismo o el masoquismo extremo cuyo perjuicio es tan evidente que hasta yo sin haber estudiado mucho me doy cuenta de ello: "No hagas a nadie lo que no quieras que te hagan a ti", esa es la regla de oro que debemos aplicar en nuestra relación con los demás.



11.- ¿Es mala la Zoofilia?



Bueno, mi perra bella, creo haberte dado algunos datos como para que te forjes tú misma una idea, Herman Hesse, Premio Nóbel de Literatura nos dice en su obra "Demian": "Los que son demasiado perezosos o comodones como para pensar por sí mismos obedecen las leyes ( en nuestro caso, los prejuicios que le imponen los demás ), otros sienten sus propias leyes dentro de ellos mismos (…) cada persona debe pararse sobre sus propios pies".

Yo particularmente no le veo el escándalo, quizás sea cuestión de culturas, un concepto medio abstracto y subjetivo por demás. En el caso de mi sobrina, de quien ya les comenté, me he convertido en su confidente a raíz de haberle mostrado y enseñado a transitar el dulce camino de la caninofilia ( ni hablar por haberla auxiliado esa mañana en plena "faena" con su incansable perrito ).

Entre berrinches histéricos al comienzo por mis complacientes retos por sus envidiables excesos con Duke y las aventuritas callejeras, y luego en compinches reuniones sexuales “como perritas” en casa, hemos abordado el tema concienzudamente, reflexionado profundamente, hemos investigado seriamente y no le hemos visto lo "satánico" al asunto en todo este tiempo, al contrario, cada día gozamos más.

Verónica es una muchacha como cualquier otra, realmente ni muy fea ni muy bella, la menuda armonía de sus formas solo son rotas por su gran par de senos ( sale a su madre… ), recién salida del bachillerato, no le gusta cocinar y mi hermana suele regañarla por no ordenar su cuarto.

A tenido sexo con su novio y además de "jugar" con su perro le encanta la playa, pasear con sus amigos, ir a bailar y escuchar música muy moderna. A tenido la suerte de conseguir una amiga del colegio que comparte su principal "hobbie" desde tercer año del bachillerato, cuando Vero ya era bien abotonada por Duke por ambos caminos, inició a Vanina.

Esta adolescente es realmente bella, alta y esbelta, con una figura que corta el aliento, ( un trasero y unos muslos formidables ) familia adinerada, es una excelente estudiante, tiene su novio formal y un hermoso Labrador Dorado que se llama ToTo que comparte con mi sobrina y conmigo.



12.- ¿Qué significa Dildogging?



Siempre que podemos intercambiamos las mascotas, si bien sería engorroso explicar a los demás por que cambiamos los perros por unos días, se me ocurrió recurrir a armar lo que llamamos con las chicas una

“gozadera” o sea, que cuando queremos divertirnos con nuestros perros en una orgía y ser penetradas por distintos canes en sucesivas montadas o mamar siendo penetrada, nos juntamos en mi casa a cualquier hora o en la de mi hermana por la mañana. En verdad, Duke y ToTo se llevan de maravillas cuando de hacernos gozar se trata, pero como mi perro Rocco es un macho alfa, lo dejamos para el final encerrando a los otros para un merecido descanso. Cuando Vero y Vanina eran más jovencitas yo nunca permití que Rocco las abotonara, pero esto no las privó de gozar de su vergota así que con ellas practicaba el “Dildogging ”, palabra en inglés que significa utilizar la verga del can como consolador viviente.











Cuando la vergota sale de una abortada abotonada se encuentra en todo su vigor y tomándola de la base se transforma en un consolador caliente y escupidor de semen, ideal para que las chicas se lo metan por donde quisieran sin sufrir un desproporcionado abotonamiento.







El obligado contacto físico entre nosotras al asistirnos y ayudarnos en las cópulas, especialmente cuando practicamos “dildogging“ con Rocco, nos llevó a algunas licencias en el sexo, y por increíble que parezca yo soy la más recatada. Las chicas se besan más que cariñosamente en la boca o en sus entrepiernas en las juergas y también me confesaron que han tenido encuentros sin los perros. Las dos que no reciben el chipote en el cuerpo se dedican a masturbar a dedo o lengua, el clítoris y los pezones de la “agasajada” y de a poco yo me dejo arrastrar a ese jueguito adicional aunque hasta ahora la más besuquera conmigo es preferentemente Vanina… ¡y me gusta! , pero admito también, que mi sobrina ya se percató que cuando estoy abotonada por el culo me entrego a lo que venga y me besa con la lengua en la boca o se echa por debajo lamiéndome la raja bien lamida y no me suelta… es que con los perros nuestra sexualidad se desborda !

Al parecer, además de putas perras, gozamos también entre nosotras!

Ya para los 17 añitos tanto Vero como Vanita se tragan y abotonan a mi Roquito por ambos agujeros las muy putitas ! ( aunque por la colita tardan como media hora en desacoplarse… luchan, patalean, lloriquean pero acaban como cerdas… y después de eso ya no quieren más por unos días !! ).

Mi sobrina hasta el momento ha follado con cuatro ejemplares, Duke, el de ella, Rocco el mío, ToTo el de su amiga y uno del que mejor ni hablar… Una madrugada volviendo de bailar y ante una estúpida pelea con su novio, no pudo contener su rabia ni su calentura y se abotonó varias veces en un jardín del vecindario con un callejero! ( me prometió que no lo va a hacer más…)

Siempre sé cuando le han dado una buena cogida perruna, se levanta de buen humor por la mañana, con una cara de alegría y satisfacción plena.

Si puedes ser una buena madre, esposa, novia, hija, si puedes estudiar y desempeñarte bien en el liceo o la Universidad, si puedes cumplir con tus deberes, trabajar en tu profesión, llevar una vida social y dedicarte a tus amigos y parientes, y de vez en cuando, entre otras aficiones, echar un tremendo y sano polvazo con tu mascota sin molestar a nadie.

¿Cuál es el problema?











Ahora, la cosa cambia cuando haces de la Zoofilia una fijación sexual tan intensa que te trastorna los días y descuidas tremendamente tu desempeño normal, en ese caso, es posible que sí necesites algo de orientación, pero esa circunstancia es aplicable a cualquier compulsión o hábito nocivo, algunos mas peligrosos que la Zoofilia, allí podemos incluir el alcoholismo, el cigarrillo, la masturbación compulsiva, la televisión, Internet o los juegos de video.



13.- ¿Es inmoral practicar la Zoofilia?



Volvemos con la misma mariconería. ¿Quieres que te hable de moral? ¿Te hablo de la moral de los sacerdotes pedófilos de Norteamérica?

¿Te hablo de la moral de quienes golpean y matan a las mujeres porque no usan una sharia? ¿Será inmoral pensar que es correcto apedrear a mujeres por el solo hecho de tener hijos sin estar casadas?

Aún en fechas mas recientes como hace apenas unos cincuenta años, una mujer que se atreviera a usar pantalones era poco menos que una puta loca, una verdadera inmoral para aquellos que sí tenían moral.

Todavía hay quien piensa que la posición del misionero ( el hombre arriba, activo, la mujer abajo pasiva ) es la única válida en el coito, cualquier otra variante es "pecado" ( esta postura por cierto, les fue enseñada a nativos del pacífico por misioneros españoles del siglo XVI , quienes veían anormal, antinatural e inmoral las postura del "perrito", la misma que por instinto hacen casi todos los animales, incluidos algunos acuáticos e insectos ).

Soy conciente de la fuerte influencia moral que poseen las religiones en la cultura y en el comportamiento humano. Esto es positivo en cuanto nos ayude a ser mejores personas, que nos impidan causarles un daño a nuestro prójimo y nos otorguen paz y felicidad interna, tanto como sea posible. Pero si en vez de eso, sus imposiciones de validez incierta solo nos traen angustias y conflictos internos, mas vale que no las consideremos mucho…

La Biblia, un libro tan antiguo como excelso, es una verdadera joya de la literatura y él nos trae muchas censuras e interdicciones, condena la Zoofilia, así como la Homosexualidad (Levítico 18:22), lo cual significa que Lord Byron, Oscar Wilde, Rimbaud, Verlaine, Greta Garbo, Liberace, Miguel Angel, Alejandro Magno, Frida Khalo, Adriano, Fredy Mercuri y tantos otros deben estar en el Infierno en este momento.

Claro que también condena a las mujeres no vírgenes (Deuteronomio 22:13-19) y desprecia a las que tienen la menstruación (Levítico 15: 19-27), no ayuda mucho con los que sufren de polución nocturna o "sueños húmedos" (levítico 15: 16,17) y en fin, no damos pie con bola con el texto santo.













Orgasmo mortal a dos lenguas…





Doble placer…

14.- Además de los perros, ¿con cual otro animal podría practicar la Zoofilia?



El perro es la mascota sexual por excelencia, su docilidad, capacidad, anatomía compatible a la nuestra y sobre todo su disponibilidad

( cualquiera puede tener, conseguir y conservar un perro ) lo hacen insuperable respecto a otros animales. Ahora, si tu cachondeo es tan grande que no puedes reprimir tus ansias de experimentar, el Reino animal te ofrece variedades interesantes.

Después de los Caninos, son los Equinos los que más se usan en los coitos ínter géneros, si consigues uno para chingar, mi perrita bella, porque ya no aguantas las ganas, habrás dado un gran paso para convertirte en una “Semidiosa” (como Celine (Fr), Adilia (NL) o Dolly en UK ), y te admiraré mucho por eso.

Obviamente los caballos suelen conseguirse en zonas campestres, como haciendas, aras, ranchos ( a menos que vayas a un hipódromo ), si logras solventar el detalle y conseguir un ejemplar, ten en cuenta las instrucciones que te indiqué sobre los perros, a ellos debe sumarse cierta información que sólo atañe únicamente a los caballos.

La verga del caballo ( y la del burro, otro pariente para que te lo goces ) es sustancialmente superior a la de cualquier humano o perro (quizás entre 40 y 50 centímetros, desde la base hasta la punta ), su esperma también es excesivamente abundante ( varios litros durante la eyaculación ), es muy complicado hacerlo sola, sin ayuda, y no deja de revertir cierto riesgo; se puede "manear" ( amarrarle dos o cuatro patas ) para tener algo de control sobre sus movimientos tan ariscos ( si el caballo o burro es tu mascota y te reconoce como su ama, la cosa sería mas fácil ).

Siempre debes mantener el control de sus penetraciones sujetando con tu mano ( si no tienes ayuda ) la polla del animal, quizás puedas aguantar la totalidad de su verga en tu concha ( con algo de práctica lograrías soportar una penetración hasta el cuello de tu útero ), pero no conviene te expongas a una complicada y vergonzosa lesión.













Para más comodidad un mueble o mesa debajo del cuadrúpedo donde te puedas acostar o apoyar mientras te goza sería muy buena idea; el sexo anal reviste mayor riesgo e incomodidad, además, los cuidados y atenciones que se le deben brindar a un caballo, en cuanto al aseo y al aspecto médico son un poco mas exigentes que los perros, a fin de que no te veas afectada en ningún aspecto. Pero si estás decidida a tirar como yegua tendrás que asumir los riesgos… ¡ La fiesta sexual será tremenda !

Las mamadas: …bueno, estas sí que son magníficas, las que adoran las felatios se verán en el Nirvana con semejante “aparato” entre sus manos y labios… y que decir de las acabadas… ¡Válgame, los ejemplos en las fotos hablan por sí mismos! Si quieres te puedes bañar en esperma…







Hablando de animales de campo o granja, podemos mencionar quizás a los chivos, cerdos y otros animales de corral, poco comunes para citadinos, pero que encajan, por su proceso de domesticación, como mascotas.











Eso es todo cuanto puedo decirte, querida putona, espero que, con las recomendaciones e información que te he dado, logres disfrutar de tu mascota, tanto como tu mascota disfrutará de ti, sin hacerse daño y sin importar lo que gente prejuiciosa e ignorante ( que no tienen que saber el origen de tus orgasmos, ni tienen el control de tu vida ) puedan pensar del tema.





“El único sexo pervertido es el que no se puede concretar o realizar…”

Pilusón Negro







 

Clasificacion Actual:

Commentarios

  • Posteado el
  • 22 de Mar de 2008 - 07:40 AM
Re: Manual de Zoofilia
crees que puedas hacer uno para hombres????
  • Posteado el
  • 28 de Mar de 2008 - 09:20 PM
Re: Manual de Zoofilia
me gustaria que me dieras la direccion correcta de dodne tomas te toda esta informacion me encantaria leerla bien la pagina esa si profavor mi correo es f_r_r_s_66@hotmail.com es que una amiga quiere hacerlo pero quiere leer lo bien todo ok epsero tu respuesta hai en mi correo ok bye....
  • Posteado el
  • 09 de Jun de 2008 - 10:59 PM
Re: Manual de Zoofilia
hola , mi mujer me confeso que se exita mucho viendo a los perros copular a mi me calienta la idea de verla siendo montada por un perro , pero me da miedo proponerselo , me darias algun consejo sobre como plantearle la idea ??te lo agradeseria mucho , un amigo

Solamente usuarios logueados pueden comentar. Registrar oder Iniciar sesión.

 

 

Estan chateando

¤ Corsa
¤ nanucha
¤ crosty
¤ jjluis
¤ flequi-P


Entrar Chats Sexo

 

Menú de Usuario

Usuarios Online:
 Registrados:68 
 Anonimos:5177 
 Total:5245 
  Contactos  Calientes
         en tu Ciudad


Referencias

Zoofilia   Bondage   Sexo   Incesto   Erotico   Gays   Travestis   BDSM