Ultimos Relatos Eroticos





Relatos Eroticos Orgias


follada de mi mujer en un bus

Publicado por Anonimo el 16 de Abr, 2008

Os voy a contar lo que sucedió una calurosa tarde del mes de agosto. Es un poco extenso pero creo que merece la pena.



Mi mujer y yo estabamos de vacaciones en Cádiz, en casa de su madre. Durante esos días en la parte antigua de Cádiz había una exposición que mi mujer quería ver, por lo que decidimos ir la tarde del martes después de comer.

Mi mujer es de estatura media, guapa de cara, con unos pechos aceptables, con una pierna fuertes y hermosas y sobre todo con unculo respingón y muy muy apetecible. Para poder llegar a la exposición teníamos que coger un bus pues había bastante distancia desde el piso donde nos alojábamos.



Para salir se puso unas sandalias planas y un vestido naranja de sisas, el cual no le llegaba a tapar las rodillas.

Mi mujer había cogido unos kilos lo no le hacía perder la figura si no más bien todo lo contrario, y además ese vestido naranja dejaba ver más si cabe las hermosas y apetecibles curvas de su cuerpo. Debajo llevaba únicamente unas braguitas, bragas que estaban perfectamente marcadas dejando adivinar perfectamente el tamaño del culo que protegían.



Al fin llegó el bus y ella subió primero pues era la que llevaba las monedas para realizar el pago. Mientras ella pagaba pude ver como un chico que estaba sentado en la fila individual de asientos no le quitaba el ojo de encima con una expresión de total deseo sobre el cuerpo de mi mujer. En el bus además del � mirón � se encontraba una señora mayor acompañada de una niña pequeña y dos jóvenes de unos 20 años sentados en la última fila de asientos.



Al acabar de pagar mi mujer levantó la vista y la cruzó con la del joven � mirón � que la seguía desnudando con sus ojos, algo esto que ella percibió a la perfección. A pesar de que había sitio bastante para sentarse ella decidió quedarse de pie justo al lado del joven, lo cual hizo ponerse algo tenso al mismo, creo que por que se dio cuenta que mi mujer quería que fuese observada con más precisión por el.



Yo me senté en un asiento de enfrente viendo a la perfección la escena que allí empezaba a desarrollarse. Con el movimiento del bus mi mujer se desplazó hacia delante rozando con su cuerpo el cuerpo del joven, lo que provocó que ella le pidiese perdón a lo que él respondió con una sonrisa.



El bus separó en un semáforo y al arrancar mi mujer repitió la escena anterior volviéndose a excusar a lo que el joven respondió con un � no pasa nada. Pensé que en eso iba a consistir el juego de mi mujer y su admirador pero ni mucho menos. De repente el joven abraza un tobillo de mi mujer con su mano derecha a lo que mi mujer responde con una sonrisa, yo nunca me imaginé que mi mujer accediese a ese juego pero así fue.



El � mirón � que llevaba un pantalón corto y debajo del cual se divisaba un importante bulto empezó a acariciar suavemente el tobillo de mi mujer para a continuación comenzar lentamente una ascensión progresiva por su pierna. Le estaba manoseando la pantorrilla cuando mi mujer me miró, me echo una sonrisa y cerró sus ojos.

Esos dedos ansiosos ya habían llegado a la parte de atrás de la rodilla, cuando me dí cuenta que los jóvenes que iban en la parte de atrás del bus no quitaban ojo a la escena y la señora mayor ponía cara de desaprobación. La mano siguió subiendo hasta que se ocultó debajo del vestido naranja aunque se apreciaba a la perfección por donde se deslizaba.



A estas alturas le debía estar sobando, acariciando el culo y no me equivocaba pues pronto vi como el elástico de la braga era desplazado por los dedos del chico. De repente volvió a asomar la mano por debajo del vestido y entonces intentó introducirla por el interior de los muslos de mi mujer lo que no pudo debido a que tenía las piernas fuertemente cerradas. Hizo un segundo intento que tampoco tuvo éxito y fue entonces cuando miró a mi mujer y le hizo una muestra de súplica a lo que ella respondió, para mi total sorpresa, con una sonrisa e increíblemente con un pequeño movimiento de la pierna izquierda, lo que dejaba total libertad de movimientos a la extremidad del joven. La mano empezó a acariciar la parte delantera de la rodilla después fue girando pausadamente hasta empezar a acariciar su parte anterior. Nuevamente la mano empezó a girar pero esta vez se detuvo en la parte interna del muslo y empezó a ascender hasta que se hizo invisible debajo de la tela naranja.



Mi mujer cada vez se agarraba más fuerte a la barra del bus y cada vez sudaba más, en clara muestra de excitación, su cuerpo desprendía sexo por todas partes. La mano del � mirón � debía estar muy cerca de su coño, debía estar a punto de tocar, acariciar, sobar la parte más intima de mi mujer.



Y así era, mi mujer de repente soltó un pequeño gemido que debido al silencio que habitaba en el vehículo fue escuchado perfectamente por todos, incluido el chofer del mismo. Entonces la señora mayor no aguantó más, se levantó agarró a la niña de la mano y tocó el timbre solicitando que el bus se parase. Mientras el joven había dejado de jugar con el chochito de mi mujer pero sin haberlo soltado.



Las puertas se abrieron y la señora antes de apearse giró la cabeza hacia mi mujer y le espetó � hay que ser muy golfa y puta para hacer lo que estás haciendo -, a lo que ella respondió � señora esto da un gusto bestial.

Las puertas se cerraron y el bus reinició su recorrido y fue ese golpe lo que hizo despertar al � mirón � y a su vez a su mano la cual volvió a tocar a jugar con el miembro de mi mujer.



Los jóvenes sentados atrás cada vez estaban más y más excitados. La mano se intuia por la parte delantera del vestido y también se intuía como los dedos intentaban destapar, descubrir, desnudar el coño de mi mujer, y pronto lo consiguió. Mi mujer lanzó un segundo gemido más fuerte e intenso, debido a que los dedos del joven al fin estaban en contacto directo con la vagina de ella.



Era increíble alli estaba ella delante de 4 desconocidos totalmente excitada y con los dedos de uno de ellos recorriendo sus partes más intimas. De repente el joven dejó de mover los dedos, mi mujer abrió los ojos y le miró para saber qué sucedía. El joven le dedicó una sonrisa, mi mujer se la devolvió al tiempo que abría las piernas todo lo que su ajustado vestido le permitía. Entonces la mano del � mirón � realizó un movimiento brusco al tiempo que mi mujer lanzaba un tercer gemido, gemido que duró unos largos e intensos segundos. Dios la acababa de penetrar con sus dedos, dedos que empezaron un movimiento oscilante que hacía jadear notablemente a mi mujer.



Estaba tan inmerso en toda aquella escena que no me había percatado que los jóvenes del fondo se habían levantado y estaban al lado del cuerpo excitado de mi mujer. Ella tampoco se dio cuenta hasta que noto sus alientos en su piel, entonces abrió los ojos los miró y les dedicó otra de sus sonrisas.



Los jóvenes eran muy similares altos delgados, vestían camisetas y esos pantalones que permitían ver sus slips.

Uno de ellos se situó detrás de ella y la abrazó a la altura del vientre al tiempo que su boca empezaba a recorrer sus hombros, su cuello, su cara hasta llegar a la boca de ella donde profundizó todo lo que pudo con su lengua,

El otro mientras se divertía con sus pechos, los sobaba, los chupaba, los apretaba, parecía que se los quería explotar.



Me dí cuenta que el bus se había salido de su ruta normal y que circulaba por una carretera secundaria.

El protagonista de todo esto, el joven que estaba sentado, se desató su pantalón metió la mano que tenía libre en su interior y sacó su enorme y gorda polla, la cual empezó a menear. La boca de mi mujer por fin se libera de la lengua de uno de ellos con lo que toma aire y empieza a gemir. Ahí fue donde yo me di cuenta verdaderamente de lo mucho que estaba disfrutando mi mujer, gemía como nunca lo había hecho, estaba salidisima.



El joven que la abrazaba le empezó a decir � que buena estás putita, que hermoso culo tienes, te vamos a follar bien follada, te vas a correr como nunca, etc... Al instante se percató que el � mirón � se estaba masturbando entonces agarró la mano izquierda de mi mujer y la acercó hacia aquella polla tan dura y gorda y le dijo � a ver como la meneas-, mi mujer la sujetó con fuerza y la empezó a menear.



- Siiiiiiiiiiiiiii � gritó el joven � siiiiiiiii queeeeee gustoooooooo, Dios como lo hace la puta esta.



Mientras el otro seguía atacando los pechos de ella. El que la abrazaba apoyó su polla contra su culo y le dijo � la notas, notas mi polla dura puta � mi mujer a dura penas pudo decir � si -. El joven frotaba con fuerza su polla al tiempo que le repetía � la quieres puta, la quieres dentro � y ella exclamaba � siiiiiiiii �



Empezó a bajarle la cremallera del vestido y una vez hubo terminado lo deslizó hacia delante con la intención de quitarselo, aunque en un primer momento no pudo ya que se lo impedía el brazo izquierdo que seguía masturbando al � mirón �. Soltó la polla solo un momento pero lo suficiente para que el vestido siguiese su recorrido hacia el suelo y a continuación siguió con la monumental paja que le estaba haciendo.



Allí estaba mi mujer casi desnuda a disposición de cuatro bocas, ocho manos y sobre todo cuatro pollas. Los otros siguieron a lo suyo, el de los pechos al verlos totalmente desnudos se abalanzó sobre ellos como una fiera sobre su presa y empezó a besarlos, morderlos, succionarlos, apretarlos de tal manera que los estaba dejando totalmente marcados y al tiempo decía � que buenas tetas, que bien saben, como estás puta-.



El otro ya no la abrazaba ahora le estaba bajando las bragas hasta quietárselas completamente, a continuación le abrió las piernas todo lo que pudo para finalmente lanzar su mano derecha con gran fuerza sobre el coño desprotegido de mi mujer.



- Ahhhhhhhhahhhhhhh � se oyó en el bus � queeeeeee gustoooooooo, diossssssss estoy ardiendo � repetía mi mujer, la frotada de chocho, de clítoris era bestial.



Nunca habia visto nada tan salvaje.



- Ahhhhhhhhhhhh � se volvió a oir aún más fuerte la acababa de meter dos dedos en todo su coño, dios mi mujer estallaba de placer, estaba chorreando y gritando � siiiiiiii másssssssssss dame mássssssss � lo que excitaba aún más a los jóvenes haciendo que aumentasen su intensidad de magreo.



De repente el joven al que mi mujer no dejaba de masturbar dio una orden � parad un momento � a continuación se levanto y dijo � quiero saber como sabe esta zorra.- La sujeto de una mano y la llevo a la parte de atrás del bus alli la sentó en el asiento central de la ultima fila y colocó cada uno de sus pies en un asiento lateral.



Alli estaba ella totalmente desnuda totalmente abierta de piernas y con el coño a placer de ellos. El joven se desnudo se puso de rodillas y fue acercando su boca al coño hasta que su lengua entro en contacto con aquel precioso y ardiente bosque.



- AAAAAHHHH diosssssss, no paressssssss � gritó mi mujer el joven le estaba comiendo el chocho de manera bestial, ella apretaba con sus manos la cabeza del muchacho contra sus partes.



Los otros dos jóvenes se desnudaron y se pusieron uno a cada lado de mi mujer con las pollas orientadas hacia ella. Uno le dijo agarrandole la cabeza y acercandole su verga � puta a ver como la chupas � y en ese momento fue cuando mi mujer por primera vez en toda la tarde negó con la cabeza. El joven volvió a repetir � vamos comemela � y ella se volvió a negar diciendo � es que nunca lo hice � el joven exclamó � como¡ - miró para mi y me preguntó � nunca te la comió � a lo que yo respondi negativamente con la cabeza.



El muchacho se rió y dijo � menuda golfa, estas aquí desnuda, caliente como una perra, esperando que te follen cuatro tios y nunca se la chupaste a tu marido� por que a todo esto el bus estaba ya parado y el conductor se habia acercado para ver bien toda aquella fiesta de sexo y supongo que para participar.



- Venga alguna vez tiene que ser la primera � al acabar de decir esto le sujeto la cabeza fuertemente con las dos manos y de un golpe seco y brutal le metió la polla hasta la garganta. � Siiiiiiiiiiiiiii, joderrrrrrrrrrr como la chupas, ves como no pasa nadaaaaaaaa � le dijo el joven, la verdad es que no se la estaba chupando, él se la estaba follando por la boca, dios que embestidas le metía y mientras mi mujer con la otra mano masturbaba al que quedaba.



Su coño seguia siendo comido con fuerza y movia las caderas con verdadera pasión. El � mirón � dejó su almuerzo se levantó lo suficiente para que la cabeza de su polla pudiese acariciar la entrada de mi mujer, la acarició varias veces hasta que con un movimiento casi animal se la metió hasta los huevos. � Ahhhhhhhhh, es miaaaaa me la estoy follandddooo, que gusttttttooooo � empezó a decir, mi mujer al ser penetrada por todo ese trozo de carne soltó rápidamente la polla que estaba comiendo y empezó a chillar � ahhhhhhhh ahhhhhhhhh ahhhhhhh, me revienta, me arde , diosss-



El joven la bombeaba con fuerza, una y otra vez, mi mujer llevaba tres horas siendo poseida por tres degenerados y lo que aún faltaba. Las embestidas eran bestiales y mi mujer no paraba de chillar y gemir, mientras los otros dos jóvenes no paraba de animar al mirón � dale fuerte a la puta, que se entere lo que es una buena polla, aún te vas a comer tres pollas más zorra -. Tenía el coño al rojo vivo y de el salían flujos vaginales.



El chofer estaba ya totalmente desnudo y había comenzado a masturbarse. Era un hombre de unos 50 años más bien bajito y con algo de barriga y eso sí con una verga impresionante. El coño de mi mujer poco a poco se fue habituando a las entradas y salidas de la polla y con él mi mujer. Una vez estuvo más relajada mi mujer giró la cabeza agarró la polla que aún no había probado y empezó a comersela con verdadera devoción. Ahora ya fue ella quien se la metió toda en la boca,- ahhhhhhhhhh siiiiiiiiii como la chupas zorra ahhhhhhhhhh cometela toda � dijo el joven al notar los labios de mi mujer succionando su mastil cada vez más duro.



Yo sabía que debido a la intensidad y velocidad con la que la polla del joven entraba y salia de la vagina de mi mujer y después de la larga sesión de magreo a la que fue sometida, no tardaría en correrse y así fue. Soltó la polla que se estaba tragando, cruzó sus piernas y sus brazos alrededor del joven que la estaba follando y poco a poco fue aumentando su intensidad de jadeo, - ahhhhhhhh siiiiiiiiii máasssssssss joderrrrrrrrr toda masssssssssss � estaba a punto de correrse y los hombres la animaban � venga correteeeeeee como tu sabes , follatelo zorra- asi hasta que llegó al orgasmo, hasta que se corrió como nunca lo había hecho � ahhhhhhhhhhhhhhhhhhhh � abrazó al joven como queriendo fundir los dos cuerpos � ahhhhhhhhhhhhh - Ella se había corrido pero aún faltaba el, después del orgasmo los cuerpos se pararon durante un par de minutos, a continuación el mirón aprovechando que ella estaba totalmente sujeta a su cuerpo empezó a moverse lentamente hasta conseguir ponerse de pie y siempre sin sacar su polla del coño de mi chica. Se apoyó contra un asiento y comenzó a subir y bajar el cuerpo de mi mujer de forma que cada vez que bajaba la verga le entraba hasta los huevos, se la follaba de pie. Las subidas y bajadas cada vez cogian mas velocidad e incluso intensidad hasta que el joven empezó a decir � me voy a correr, no aguanto más puta, que gusto, ahhh - entonces mi mujer le dijo al oido � la quiero dentro, quiero que te corras dentro � esto aún excitó más al joven haciendo que al momento soltase un grito bestial � ahhhhhhhhh, siiiiiiiiiiii, me corrooooooooooooo- y pronto pude ver como del coño de mi mujer empezaban a caer gotas de semen, menuda corrida le pegó el muchacho.



Mi mujer sonreia con una mezcla de placer y perversión.







 

Clasificacion Actual:

Commentarios

  • Posteado el
  • 17 de Abr de 2008 - 02:21 PM
Re: follada de mi mujer en un bus
Soy el autor del relato. me gustaría que medieseis ideas para terminarlo. Que le harán los otros jovenes a mi mujer?

Solamente usuarios logueados pueden comentar. Registrar oder Iniciar sesión.

 

 

Estan chateando

¤ javierinces
¤ Madurita2
¤ argmorbo
¤ moro200014
¤ CarlosVII
¤ Lordjohn
¤ spkzx
¤ letydeseosa60
¤ zlf
¤ mamigolosa
¤ JuanZooCam


Entrar Chats Sexo

 

Menú de Usuario

Usuarios Online:
 Registrados:71 
 Anonimos:4700 
 Total:4771 
  Contactos  Calientes
         en tu Ciudad


Referencias

Zoofilia   Bondage   Sexo   Incesto   Erotico   Gays   Travestis   BDSM