Ultimos Relatos Eroticos





Relatos Eroticos Gays

Contactos Gays

Jose de 10 que para hacerse de una bici utilizo el mejor recurso que tenia.

Publicado por camaron64 el 12 de Mar, 2018
revisado por: SexoSinTabues Relatos Eroticos


era un chico de 10 años que tanto queria un abici que lo mejor que tuvo fueron sun pompitas

Jose de 10 que para hacerse de una bici utilizo el mejor recurso que tenia.

Me llamo Arsenio y tengo 48 soy de piel morena de tanto trabajar al sol mido 1.80 y mi miembro es de 18cm no mui gorda.
Estoy divorciado resiente mente y en casa de mi madre refujio tengo, en esta casa mi hermana con mi sobrino de 10 años también vive.
Estando sentado en el portal de mi casa un buen día vino a mí y sin esperarlo en mis piernas se sentó y fue en ese día cuando supe que algo no estaba bien con José.
I para irse de mi con un beso se despidió.


Después de algunos días y utilizando la excusa que vendría a jugar con el hijo de mi hermana Daniel de 10 años, hasta mi cuarto vinieron y pidiéndome que les dejara jugar con mi teléfono en mi cama se tiraron y de esa manera el juego del teléfono los entretuvo.
Después de estar en posición de boca abajo y jugueteando de un lado al otro.


José es un chico que a pesar de su corta edad tenia las ponpis como de una niña, carnosas y caderas anchas, él era trigueño de piel clara, ojos castaños y no tenía ni el menor vestigio de bellos en ninguna parte de su cuerpo.
Solo que para su edad era demasiado despierto.

Mi hermana después de transcurrido un buen rato a mi sobrino llama para que merendara y el muy obediente sale en su busca, José que sabiendo que estábamos solos los dos, me pregunta diciéndome de igual manera que mi sobrino Daniel me llama tío, con voz suave y sin que se sintiera me dice yo quisiera una bici como la de mi sobrino Daniel, pero mi mama no me deja andar en ella.

Luego de meditar un rato y sin dar respuesta apresurada le digo, de la misma forma que me lo pidió.
Si puedo ayudarte solo que deberíamos buscar la forma de hacerlo si estás de acuerdo en hacer algunas cosas que de seguro te gustaran.

El se sonroja pues en su interior, recibía la satisfacción de que alguien por él hiciera algo que deseaba tanto, continuaba boca abajo meneando sus ponpis y mirándome que en sus pompis no quitaba mis ojos, le pregunto y a la misma vez deslizo mi mano por toda su espalda hasta llegar cerca de la cintura, aquello era tan excitante que después de unos segundo siento que con pasos silenciosos se acercaba alguien a la puerta de mi cuarto, sin querer que fuese visto, era Daniel que espiaba tras la puerta, sabiendo de esto continuo con la charla, de José y muy bajito le digo al oído me dejas que acaricie tus nalguitas y con un gesto de aprobación con sus hombros me dice que si que lo hiciera.

Que mayor satisfacción para mí que él aprobara mi idea i sin esperar mucho termino de deslizar mi mano por debajo de su chor acariciando de esta manera sus nalguitas que eran un contraste de color entre su espalda, eran muy blancas y sin ningún puntico que pudiera ser objeto de observación haciendo una diferencia casi perfecta del moreno al blanco extremadamente pulido de sus nalguitas, esto es lo que alcanzo a ver una vez metida la mano en sus pompis.

El rubor recorría todo su cuerpo y con una sonrisa cómplice siento que se estremece de placer ante aquello, al estar descubierto por mí y tratando de insistir propongo que si me dejaría con mi lengua acariciar sus nalguitas y de igual forma con sus hombro, aprueba esa decisión, sin perder tiempo y adema sabiendo que mi sobrino espiaba me deslizó en la cama y colocándome entre sus dos piernas que abiertas estaban, deslizó el chorsito desde sus caderas dejando al descubierto esa parte de su cuerpecito que para mi asombro iba más allá de lo que mi imaginación había alcanzado.

Luego de contemplar por unos segundos, tanta perfección, comienzo a oler ese perfume que de él irradiaba y muy despacio limpio con mi lengua la superficie impecable de sus nalguitas blancas, para mi asombro antes de elevar su cadera con mis manos para de esa manera es poner el culito dorado y rosado que tenía él se había empinado para hacer más fácil el acceso de mi lengua a esa zona, casi sin poder respirar introduzco mi lengua en tan precioso orificio, escuchaba como entre suspiros y gemidos disfrutaba de tanta plenitud que lo inundaba.

Es en este momento que Daniel aparece, y después de algunos segundos y sin que José se inmutara, le dice a Daniel que su tío lo hacía mucho mejor que él que debería aprender.
Esto me toma completamente por sorpresa, no imaginaba a mi sobrino en tales quehaceres, que más bien flacucho ya incursionaba en este mundo.
Al girarse José un poco, que de muy buen guasto disfrutaba el momento, puedo ver su rabito que muy erecto apuntaba hacia arriba en dirección a su ombliguito, tendría alrededor de unos 10 cm y un poco gordito como un dedo índice muy duro estaba.

En aquel estupor que me encontraba y sin dejar de estar admirado, Daniel se le acerca y le dice a José que nadie debía saber lo que ellos hacían y para más asombro Daniel me dice que dejara que él lo hiciera con José, me separo un poco y dejo que se realizara y en lo que me separo veo que José se pone en posición de perrito y mi sobrino sacando su rabito que debía estar erecto hacia buen rato mientras espiaba, le doy un poco de lubricante que tenía, se lo embarra en el culito ya lamido por mí, introduce en el su rabito que no era chiquito como yo quizás imagine alguna vez y entre sollozos y suspiros Daniel y José se divirtieron todo lo que quisieron y al igual que yo disfrutamos tantísimo de aquel momento.
Yo me vine y vertí todo mi esperma en José que para mayor satisfacción de él le encanto como el calor de mi eche inundaba sus nalguitas blancas entre tanta piel morena.

Después pasaron cosas con José que más adelante les cuento con detalles y espero que mis detalles no sean tan abrumadores.




Episodio segundo: José y sus deseos más profundos.

En el anterior vimos mi sobrino expresando algo secreto de si mismo, que al final se puede interpretar como una emancipación de lo posible que puede ser el exponer quien eres sin tabúes.


Era agosto, mes de vacaciones para muchos y me disponía a descansar por la tarde, en casa y luego de estar tumbado en mi cama, siento que alguien llama a la puerta que da a la calle, me pregunto quién seria y decido a abrir y tal fue mi sorpresa al ver el rostro de José en el marco de esta.
Él como siempre me pregunta por Daniel mi sobrino que esta con su madre de visita a unos amigos cercanos pero que de seguro se demorarían un poco en regresar a la casa ese día y mi madre con ellos, que es decir que era yo el dueño de la situación en casa.

José pequeño al fin con los cachetes algo ruborizado y lleno de curiosidad me pide permiso para ir a ver a Daniel y de respuesta le digo que no se encontraba en ese preciso instante, pero que si deseaba esperar por él lo dejaría entrar a casa y como de costumbre un gesto de aprobación con los hombros lo delatan que no solo sería una espera infructuosa para él.

Una vez dentro me dispongo a ir para mi cuarto y él me sigue muy cautelosa mente, pidiendo que le ponga algún juego en el Ordenador cosa esta que acepto como retribución a la confianza, tenida hacia mí en aquel momento de decisiones tomar, pregunto si desea helado que recién traje, me dice que si con el mismo gesto de hombros me retiro al frigo y al estar de regreso con el vaso de helado estaba José desnudo en el ordenador empinando sus nalguitas para que de ellas hiciera un festín.
El chor en el suelo y sus calzoncillos rojos en el suelo hacían de aquel momento algo celestial, con la camiseta verde que traía puesta todavía hacia un contraste del blanco anacarado de sus nalguitas y a la mitad de los muslos el viso del cambio de color moreno y el blanco que hasta la cintura se extendía.

Me dije que hoy seria mío y de nadie más.
Sentado estaba delante del ordenador con unos de los juegos de Daniel y nada más me le acerco él se pone de pies y en espera de mis carisias retira la silla en la que estaba sentado y me pregunta que si lo dejaba mamar mi pene y al igual que su afirmación con los hombros le digo que sí.
Se agacha con un ritual de alguien con experiencia tomo mi pinga y sin más comienza a engullirla con su boca.
Luego de chupar un buen rato y con mucha fuerza para no correrme le hago pararse y de igual manera chupo un poco la pinguita de José que comenzaba a soltar algo de un fluido seminal, pero sin esperma, él llenándose de placer se estremece de tanto morbo y que a su vez acaricio las nalguitas de José, para de manera muy suave sentarme en la silla que antes utilizaba él, cogiendo el frasco con el lubricante me lo unta en mi pinga y con mucha más suavidad se lo pone en el culito.

Una vez terminada esta maniobra, me muestra sus nalguitas, tomando con su mano derecha mi bien erecta pinga y muy despacio se posa sobre el himen dejando sus anacaradas nalguitas deslizarse y luego de un recorrido donde casi a punto de venirme, me controlo decidiendo esperar para este fin un poco más, cuando al final decide ponerlo en su rosadito culito, comienza a empujar de manera que fuera entrando, controlando las ondas de dolor que le provocaba.

Decido que antes de metérselo debía lograr algo de dilatación y comienzo con un dedo de mi mano y sintiendo lo estrecho y caliente de su culito saco mi dedo para meter dos, él gemía de placer y algo de dolor que al final lo conducirían a un placer más profundo.
Saco mis dos dedos y comienzo con tres de mis dedos y es en este punto es que se le hace un poco más difícil pero que siempre queriendo seguir adelante me pide que le mame el culito para que se le aliviara un poco.
Lo acuesto en la cama, poniendo debajo él una almohada, en la cintura y boca abajo comienzo meter mi lengua sintiendo de esta manera su interior cálido y delicioso.

Luego me acuesto yo boca arriba y se empara peta sobre mi erecta pinga y decide de esa manera introducir algo que era tres veces más grande que el rabito del.
Primero el glande hasta la mitad y luego completa.
Se notaba que la entrada había costado mucho para él pero que una vez dentro todo estaría hecho, comenzando así un balanceo que primero era despacio y después se tornó un poco más rápido.
Con sus piernas hacia mis hombros lo cargo y lo pongo sobre la mesa tomando el control de los movimientos, deslizando mi miembro dentro y fuera en su totalidad, con mis manos trato de masturbarlo y su respiración era mucho más frecuente en la medida que mi orgasmo se acercaba al clímax.
Éramos los dos los que nos estremecíamos de placer y goce hasta que mi leche inundo todo su interior y la expresión en su cara de máxima satisfacción hizo que el orgasmo que sintiera superara toda expectativa de mi parte, como nunca pensé que mi leche caliente en un culito estrechito fuera a despertar tantas emociones en alguien tan joven.
Al final de este momento lo aseo y lo dejo jugar un rato con el ordenador, pero siempre desnudo, para disfrutar un poco más de tanta belleza que había sido mía, me recuesto en la cama para de esa manera verlo despacio como con su cinturita dibujara los movimientos antes hechos en la cama cuando la tenía completamente dentro de José.
Un poco más tarde cuando en su estupor me incorporo para acercarme y de rodillas quedo en su espalad metiendo la lengua entre sus dos nalgas y la erección se apodero de mi otra vez hasta volver a eyacular con solo lambiarlo.

Un rato después José se viste y decide volver a su casa para esperar a Daniel en ella.
Cual sería mi sorpresa que al rato de estar en la cama cansado siento que vuelven a llamar a la puerta y resulto ser José con Un amiguito de la escuela que venían a jugar con el ordenador de nuevo.
Solo que esta vez eran José y Dani un chico trigueño pero que éste tenía 12 años delgado que media a mucho pedir 1 metro de estatura ojos claro y que en alguna ocasión vi a mi sobrino Daniel y José hablando muy secretamente cuando de la escuela salían.

Lo que sucedió después se lo cuento más adelante.



Contactos Gays
 

Clasificacion Actual:

Commentarios

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores; y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.
  • Posteado el
  • 13 de Mar de 2018 - 01:38 AM
malísimo.
Muy mala forma de redactar muy ridícula esto no es lo tuyo
  • Posteado el
  • 13 de Mar de 2018 - 11:30 AM
Sludos
El relato está magistral, pero por tratarse de una historia con mucho morbo, contarla con estilo poético le resta emoción al lector! Sin embargo no deja de ser atractiva la vivencia con Jose. Espero q el próximo relato lo traigas con mas pluma realista! Saludos!
  • Posteado el
  • 14 de Mar de 2018 - 04:55 AM
EXITANTE RELATO
ME PUSO CACHONDO SIGUE ESCRIBIENDO BUEN RELATO.
  • Posteado el
  • 16 de Mar de 2018 - 10:12 PM
muy bueno
que barbaro que envidia me das estar con tres nenes wooow invitame ya que el mio que tenia se cambio de casa y no lo veo mas
  • Posteado el
  • 15 de May de 2018 - 09:28 AM
y la segunda parte?
Mw quede con ganas de conocer en que quedo esta historia

Solamente usuarios logueados pueden comentar. Registrar oder Iniciar sesión.

 
 

AQUI - Disfruta del Sexo

   
 
 

Encuestas Sexuales


Pregunta para hombres hetero ...¿ves porno gay?
 
 

 

Buenas noticias, nos hemos salvado


Amigos, hemos conseguido un mecenas...

... y por lo tanto, seguimos por aquí

Perdón por el susto generado, un abrazo

 
 

Estan chateando

¤ Ric.Biolo85
¤ nuno29
¤ SumisoDFBuscaAma
¤ Blastan
¤ vendida52
¤ puts290987
¤ Alexince
¤ Profesional
¤ Jojol
¤ SPANIS-47
¤ golosoberna
¤ zoo_2012
¤ shigenki
¤ Pepefakexd
¤ cloudhotxxx
¤ Chicolokoxxx
¤ josezoofiliavelludo38
¤ Cali6ula
¤ VERO7070
¤ joan91


Entrar Chats Sexo

 
 

Menú de Usuario

Usuarios Online:
 Registrados:153 
 Anonimos:4497 
 Total:4650 
 
 
  Contactos  Calientes
         en tu Ciudad


 
 

Referencias

Zoofilia   Bondage   Sexo   Incesto   Erotico   Gays   Travestis   BDSM