Ultimos Relatos Eroticos





Relatos Eroticos Incestos En Familia


Una tarde con mi madre parte 1

Publicado por abm3 el 16 de May, 2018
revisado por: SexoSinTabues Relatos Eroticos


Siguiendo con lo que pasó después de "Mi madre me dió una sorpresa en la ducha" http://www.sexosintabues.com/RelatosEroticos-46779.html

Continuando con lo sucedido después de aquella sorpresa de mi madre en la ducha me quedé con ganas de más, no podría parar de pensar en su rico ano, sus gemidos tan excitantes; mis pajas en su honor ya no eran solo fantaseando, eran pensando en aquella vez y para mí suerte ese día llegó más pronto de lo que imaginé.


Una semana después de lo sucedido en la ducha, osea, el siguiente sábado, volví a estar solo en casa con ella, como es costumbre para mí, me desperté en eso de las 11 de la mañana, pero no escuché mucho ruido en la casa, lo cual significaba que todos habían salido, así que me puse unas bermudas y salí de mi cuarto sin camisa, pero lo hice con cuidado, sin hacer ruido, para revisar quién estaba por ahí.

Para mi gusto, solo estaba mi mamá en la cocina lavando unos platos y ollas del desayuno de mis hermanas y su papá, la pude ver sin que se diera cuenta, así que rápido fuí al baño y me cepillé los dientes, salí directo hacia la cocina para sorprenderla, llegue por detrás y la abrase mientras le daba un beso en la mejilla y le decía “buenos días preciosa”, también aproveché para restregar mi paquete en su culo, que solo tenía puesto un shorts de su pijama, que dejaba ver sus piernas tan bien formadas.

Ella respondió “buenos días bebé” y ya, así que yo sin pensarlo dos veces coloqué mi mano derecha en su vagina, por encima de su short y empecé a masajearla, mientras le decía:
-¿me has extrañado?
Ella son una sonrisa coqueta me dijo:
-¿Qué estás haciendo?
Y yo poseído por la lujuria le respondí:
-Masajeando lo que me voy a comer de desayuno.


Quité mi mano y le di la vuelta a mí madre para quedar cara a cara, por así decirlo ya que como mencioné en el relato anterior yo soy más alto que ella, entonces la mire a los ojos y le dije con un tono muy lujurioso y perverso mientras mandaba mis manos a su culo para acercarla más a mí:
-Te he estado pensando mucho desde la última vez, y quiero que vuelvas a ser mía, extraño tu rica cuquita.


Eso pareció excitarla porque de inmediato siguió mi juego y de manera lasciva me respondió:
-Pues mi chocha también te ha extrañado mucho bebé, ¿qué me vas a hacer esta vez?

Eso no pudo prenderme más, así que sin pensarlo me puse de rodillas frente a ella y tomé sus shorts, los bajé hasta sus tobillos con rapidez y vi que tenía una tanga negra con la parte delantera en encaje, eso fue prácticamente perfecto porque la lencería negra me fascina y más si es en encaje, luego, con cuidado hice a un lado la parte delantera de su tanga para ver su vagina y me sorprendió ver qué estaba totalmente depilada, era como si se hubiera preparado para ese momento, acerqué mi cara y vi que los labios de su vagina ya estaban húmedos, que puta tan lujuriosa, apenas la había manoseado un poco y ya estaba mojada y lista para ser penetrada, me paré y metí dos dedos en su boca, ella no dijo nada, solo los empezó a chupar suavemente, le dije:

-No quiero que me los chupes, solo quiero que me los llenes de babas porque te los voy a meter en la cuca

Ella hizo caso y me los dejó bien lubricados, baje mi mano y deslicé mis dos dedos en su mojado sexo, ella cerró sus ojos y empezó a morder su labio, con delicadeza empecé a estimularla, y paulatinamente empecé a meter y sacarlos con rapidez, estaba tan excitada que sus fluidos vaginales empezaron a gotear al suelo y mojaron mi mano, yo estaba súper excitado, con la verga muy dura, entonces saque mi mano de su panocha y la senté en el borde del mesón de la cocina, su vagina quedó justo a la altura de mi pene, me bajé la bermuda junto con los bóxer y de inmediato mi verga saltó, ella solo la miraba con la respiración agitada, ninguno decía nada, entonces puse mi mano frente a su boca y ella como por instinto supo que hacer, escupió en ella y yo llevé mi mano con sus babas y sus fluidos a mi verga para lubricarla, mi madre seguía sin quitar la mirada de mi pene que estaba a punto de explotar, entonces me acerqué y puse la punta en la entrada de su vagina y le pregunté:

-¿Quieres que te lo meta?
-Si por favor metemela, hasta el fondo, por favor metela, métela, métela

Escucharla decir eso fue la gloria, tenía a mi madre semidesnuda, pidiéndome que me la follara, con mi verga justo en la entrada de su vagina, así que para no hacerla esperar más, metí hasta el fondo mi verga, estaba aún más mojada de lo que esperaba, lo cual facilitó bastante la penetración, entonces empecé a bombear con un ritmo acelerado, era la segunda vez que estaba dentro de mi madre, pero se sentía como la primera, esa rica vagina no perdía el toque, o quizá era el morbo de estar haciendolo con mi madre en la cocina, en fin, apoye mis manos en el mesón y puse mi cara en su hombro, podía escuchar su agitada respiración y esos ricos y excitantes gemidos, ella por su parte abrazó mi cuello con sus brazos y puso sus piernas alrededor de mi cintura, como si no quisiera que se lo sacara nunca, eso me excitó más y aceleré el ritmo de mi penetración, esta vez estaba durando más que la primera vez, a pesar de que la excitación y el deseo eran aún mayores, mi meta era superarme a mi mismo y volver a mí madre una adicta a mi verga.

Después de un tiempo de tenerla así, mis bolas estaban todas salpicadas de sus fluidos,y decidí cambiar de posición, entonces le saqué la verga de su panocha y la bajé del mesón, hice que se inclinará sobre el mismo, dejándola en una posición similar a la de nuestro primer encuentro en la ducha, ella preguntó:

-¿Me la vas a volver a meter por el culo como la primera vez?
-No, solo quería ver tus nalgas que tanto me calientan mientras te culeo bien duro por la chocha tan mojada que tienes.

-A bueno mi amor, pero si quieres metermela por el chiquito avísame primero

Ella no terminó de decir eso cuando yo ya estaba metiendo otra vez mi pene en su conchita, y esta vez empecé un bombeo desenfrenado, me encantaba ver ese culo rebotar con coda una de mis embestidas

-Aaayyyy siiii, que rico, más duro bebé, más duro.


No fue necesario que ella me ordenara eso, pues era justo lo que iba a hacer, entonces cambié mi ritmo, a uno un poco más lento pero con embestidas más fuertes, eso empezó a enloquecer a mi madre porque ha no media el tono de sus gemidos ni las palabras que decía:

-AAAHHH SI, ESO, ASI BEBÉ, QUE RICO ME CULEAS, AAAHH AAAHHH AHHHH

Desde la primera vez que tuve sexo con ella me fascinaron sus gemidos, pero ahora me volví adicto a ellos, así que seguí mi penetración intensa, y de la excitación al ver su rico culote le dí una fuerte nalgada, y ella solo dijo:

-Aaayyyy siiii, que rico jueputa, dame más, dame más porfavor.


Esas palabras enloquecen a cualquiera, así que le di unas cuantas nalgadas más, hasta que su culo quedó bien rojo, seguí penetrándola así un rato más y volví a cambiar de posición, esa vez como al principio, sentada en el borde del mesón, pero está vez escupí en su vagina y con mis dedos empecé a jugar con su clitolis, no pasó mucho tiempo estando así cuando me abrazó fuertemente, mientras enterraba sus uñas en mi espalda me decía

-AAAYYYY JUEPUTA SIIII, QUE RICO, ME VINE, AAAHHH AAAHHH AHHHH

Una pequeña explosión de fluidos llenó su vagina, y con ella me apretó la verga, tan rico que en unos instantes también alcance mi climax, pero no me vine dentro de ella, sino que saque mi verga y le dejé todo mi semen en sus labios vaginales.
Luego de eso me aparte un poco, exhausto por la faena, mientras ella con su mano comenzó a frotar mi semen por toda su panocha y luego se la llevó a la boca, lo saboreó como si fuera el más exquisito manjar, lo veía y no lo creía, mi madre era toda una puta, y mejor aún, una puta que podía disfrutar para mí en mi propia casa.
Ella se bajó del mesón, se acomodó su tanga y siguió lavando unos pocos trastes que le faltaban, por mi parte yo me quedé totalmente desnudo, pues dejé mis bermudas y mis boxer tirados en el suelo de la cocina.
Aún tenía ganas de más, aún tenía que penetrar ese culo que tanto me calentaba, así que me quedé esperando en la entrada de la cocina a que ella terminara de hacer sus cosas, no tardó mucho y cuando iba saliendo fui tras de ella y la abrace por detrás, y le dije en el oído:

-Yo todavía tengo ganas de más
-Que rico bebé, yo igual
-¿Cuánto tiempo tenemos para hacer travesuras?
-Pues Rafael (así se llama el esposo de ella) está trabajando y como es sábado es fijo que se va a la tienda a tomar con los amigos, entonces llega tarde
-¿Y las niñas? (Pregunté por mis hermanas menores)
-Ellas están con la abuela, pero yo creo que no se demoran en llegar, me tocaría llamar y decirles que se queden en la calle un rato más.

-Pues llama y consigue más tiempo, estoy bien arrecho y con ganas de seguir culeando.


Sin dudarlo ella fue por su celular y volvió enseguida, llamó a mí abuela, mientras tanto yo la volví a tomar por detrás para restregar mi verga en su culo y manosear su vagina.


-Hola mami, donde están (dijo mi madre)
-Ya vamos para allá, ¿Necesitan que les lleve algo?
-No mami, yo la llamé fue para decirle que se quede con las niñas toda la tarde
-Y eso por qué?

-Pues también que pereza las niñas toda la semana estudiando y el fin de semana encerradas en la casa, mejor que salgan un rato y se distraigan
-Entonces si quiere las llevo al parque o donde usted me diga
-Pues no se mami, pregúnteles a ellas que quieren hacer, y quédense por allá un buen rato, yo voy a aprovechar para terminar de hacer oficio en la casa y descansar también que está semana estuvo pesada en el trabajo
-Bueno, entonces si algo yo la llamo
-Si eso, me llama cuando se vayan a venir para ir alistando la comida.

-Bueno, chai entonces, nos vemos más tarde

Colgó el teléfono y de una vez lanzó su mano a mis bolas, vio el reloj y dijo:

-Son las 12, yo creo que ellas están llegando por ahí en eso de las 5, y Rafael no importa porque ese llega en eso de las 11, entonces tenemos 5 horas mi amor.

-Con eso me basta y me sobra para hacerte todo lo que siempre he querido hacerte
-Como así? Luego ya habías pensado en esto?
-Luego te cuento, ahora que hacemos?
-Pues bebé, ve a bañarte y mientras tanto yo salgo un momento a la calle.

-Vale, no te demores entonces.


Continuará.



 

Clasificacion Actual:

Solamente usuarios logueados pueden comentar. Registrar oder Iniciar sesión.

 
 

AQUI - Disfruta del Sexo

   
 
 

Encuestas Sexuales


Pregunta para hombres hetero ...¿ves porno gay?
 
 

 

Nueva versión de SexoSinTabues


La nueva versión de
SexoSinTabues20.com necesita su propio logo !!!
Tienes alguna idea? Eres diseñador?
Puedes enviar tu propuesta aquí

SexoSinTabues20.com nuevo Logo

Gracias por tus imágenes !!!

Se aceptan sugerencias

p.d. el nombre es SexoSinTabues20 (no SexoSinTabues)

Un abrazo comunidad,
    master

 
 

Estan chateando

¤ Luis30xxx
¤ vichius
¤ falojoven87
¤ Victor:=
¤ DonRicardo
¤ Ravencloud


Entrar Chats Sexo

 
 

Menú de Usuario

Usuarios Online:
 Registrados:54 
 Anonimos:3390 
 Total:3444 
 
 
  Contactos  Calientes
         en tu Ciudad


 
 

Referencias

Zoofilia   Bondage   Sexo   Incesto   Erotico   Gays   Travestis   BDSM