Ultimos Relatos Eroticos





Relatos Eroticos Heterosexual


La niña inocente y don pedro

Publicado por Anonimo el 02 de Jul, 2009

Soy una chica de 19 años de pelo negro, ojos negros, pechos medianos y firmes, caderas anchas y soy de tez bronceada.



Desde jovencita me ha gustado lo referente al sexo, por lo que cerca de mis 7 años ya había comenzado a masturbarme.
Estuve virgen solo hace como un mes. Esto gracias a un hombre mayor que conocí en una feria de mi pueblo. Se llama Don Pablo tiene una barriga de borracho, olia a cigarro barato y a cerveza. Era alto, de unos 62 años, gordo, sucio, de ojos marrones, piel bronceada pero con una tonalidad amarillenta como enferma. En su mirada solo habia lascivia y ganas de sexo.



Todo ocurrio una noche de festival en mi pueblo, que es un aburrido y no hay nada en

que entretenerse, pero esa noche preferi salir uqe quedarme en mi casa y disfrutar de la noche y no saben como la disfrute.



Llevaba puesto un vestido sencillo, amarillo hasta la rodilla y son un pequeño escote para provocar las miradas de algun que otro chico. Llegué a la plaza del festival y me puse a oir la música que tocaban esa noche, no era la mejor música que habia escuchado pero era entretenida y me desconecté tarareando la canción. Peor en ese momento sentí que desde la parte de atrás se me acercaron mucho como tratando de refregar algo duro y caliente.



Entonces miré de reojo y lo vi, aquel hombre ya descrito haciendose el que no se había dado cuenta de lo pegado que estaba y luego comenzo a moverse al son de la música y se me pegaba mas y mas se movía. Yo estaba paralizada, nadie se había atrevido a eso conmigo. Al principio me molesto y traté de moverme hacia al frente pero las personas comenzaron a aglutinarse alrededor y no me dejaron moverme. Traté de voltearme para ver si al mirarlo mal me dejaria en paz, pero no me dejó, Me sentí sucia, me di por vencida y ya habia pasado rato y comenzé a sentir algo diferente y me dejé llevar, comenzé a moverme al ritmo de la música que también era el ritmo de ese viejo asqueroso que ya en ese momento no era tan sucio como al principio.



Fue cuando ya estaba sudando, no se si por el calor de tanta gente alrededor o por el magreo de Don edro. Cuando ya cerraba los ojos del gusto se me acerco más y paso su brazo alrededor de mi cintura y me susurró al oido con su aliento a alcohol y cigarro...



Oye chiquita que buen baile eh, te gusta?



Mmm si, esta bueno. -le conteste



Quien es usted? – aproveché para preguntarle.



Me llamo Don Pablo soy hermano de Carmela la dueña de la cantina de la esquina. ¿La conoces?



Si ... es una buena señora... como es que un hommmbre como usted sea hermano de ella, que es tan diferente?



No todos somo iguales. Eso podria decir de di mamacita rica, pense que me partirias la cara por esto pero en realidad eres una putita vestida de santa.



Es que esto nunca lo habia sentido en mmmmi vida.



Ven conmigo.- y me llevo a rastras agarrada de la cintura hasta la cantina, abrió y subimos a la parte superior que era en donde la hermana lo dejó quedarse (por que habrá sido)



Estando allá, me apretó mas así y entonces fue cuando sentí su aliento espantoso mas fuerte y cara asquerosa con su mirada practicamente me desvestia. Tomo un trago largo del licor que bebía, y me comenzó a sobas las piernas y las nalgas y dijo:



Oye cabrona que rico culo tienes, todo respingón eso fue lo que me gustó desde que te vi en la feria. Pero más lindo debe ser ese chocho que tienes entre esas piernotas.



Pero, espere yo no soy una puta, tenga mas respeto, estoy loca como deje que me trajera aquí?



Mamacita no te preocupes, eso es la celentura que tienes encima, se te nota en la cara que hace tiempo no estas con un macho como yo eh? O acaso nunca has estado con uno?



Eso a usted que le importa. Me voy de aquí- y comencé a caminar hacia la puerta del cuarto para irme y entonces el viejo se me tiró encima y me apretó contra la pared y me dijo despacito al oido.



Espera a donde vas? No0 me vas a ayudar con este problemita que tengo? Acaso no lo sientes? No te gustaría que te la metiera y gozaras como nunca? Mira que no vas a sentir un palo como el que tengo en este pueblo.



Dejeme por favor, acaso me va a violar? Además, en este pueblo puedo hacer otras cosas que estar con usted en este lugar. (ya comenzaba a sentirme asfixiada por lo apretada que me tenia Don Pedro)



No cariñito, no pienso hacerte eso, como voy a violar a una putita como tu, si eso te corre por las venas se te nota? Haré que me supliques que te la meta y ya no será violación sino gozo total, ricura.



Por favor no lo haga, no se de estas cosas. Pero no me hizo caso y comenzó nuevamente a manosearme con lascivia y a jadearme al oido como un animal salvaje. Sentía sus manos sobarme fuerte desde mis piernas hasta mis nalgas, luego tratando de meter esas manos por entre mis piernas y tratar de estirar mi panteleta y comenzar a sobar mi chocho con descaro.



Ahhhh mmmm con cuidado- le dije al sentir ese primer dedo largo, gordo y curvado dentro de mi, parecia como si quisiera matarme con el.



Huuuy pero que mojadita estas putita mía, ese chocho está deseoso de una buena verga, a lo mejor es que el que haya estado acá metido no te lo haya hecho gozar bien.



En ese momento sin pensarlo dos veces le tomó las pantaletas y se las arrancó de solo uno halón. A la chic no le dio tiempo a reaccionar cuando ya el viejo la habóa volteado y la comenzaba a sobar mas directamente desde enfrente, Don Pedro tomó, la mano de la niña y se la puso por sobre el pantalón y le susurró al oido con descaro entre jadeos.



Sientes esto? Lo duro que esta por ti? Esto te hará gozar ... y comenzó a restregarle el paquete por sobre su vulvita y ella ya no sabiua que hacer si salir corriendo o dejarse hacer lo que el viejo quisiera. Ya no sentía las piernas por lo excitada que se sentía, asi que optó por dejarse hacer y entregarse a lo que Don Pedro quisiera.



Ahhhhhhhh señor, que rico se siente esto es mejor que cuando me masturbo solita.



Jajaja y que? Quieres sentir un poco más? Ah putita, pero que rico se siente también.



Siiii, pero ya no aguanto creo que me correré de lo bueno que me hace...



No no no, tu no te vas a correr todavía, primero me das una chupadita a mi pitito que esta deseoso de ti guarrita bella.



Pero es que yo no se como ... dijo ella pero no pudo terminar pero que el viejo ya la tenía arrodillada y el como un loco se sacó ese pene que mediría como unos 25 o 30 centímetros ya parada y se la comenzó a remenear alrededor de la boca de la chica que asustada de ver semejante bastón mientras con la otra mano le comenzó a bajar el vestido para dar a ver esos pechos erguidos y firmes para luego tocarlos con descaro y pelliscarle los pezones con impetu hasta hacerle doler.



Bueno preciosa metetelo a la boquita te enseñaré como se chupa esta vergota. Abre esa boquita y metetelo poquito a poco, solo la puntita y comienza a lamerlo como a un helado.



Ella hecha un mar de juguitos en su chochito, no sabia que hacer pero el celentón la tenía como loca y lo lamió con desesperación y comenzó como por instinto a chupar fuerte y a tragarlo como un nuevo dulce. Así estuvieron un buen rato...



Ahhhh mmmmm puta que rico lo haces me vas a hcer correr más rápido de lo que pensaba. Ahora te pregunto quieres otra cosa?



¿Otra cosa como que? Le dije mientras sacaba su pene de la boca



Ahhhh putita ya para que me corro, maldita perra eres mejor que la puta de anoche. Ya veras lo que te hago.



Y en ese momento no dejó que la muchacha reaccionara cuando ya Don Pedro la tiró contra el catre y se le tiró encima rasgando su vestido y terminando de romperselo comenzó a chupar sus tetas y a morder sus pezones con locura.



- Ahhh me duele me hace daño mmmm por favor detengase me lastima mmmm ahhhh. Pero el no le importó y siguió con lo suyo encima de ella comiendose sus tetas y sobando su chucho encharcado que ya pedía verga de verdad. Ella solo sentía esos magreos y ese peso encima suya, olía esa peste a alcohol, sudor de varios días, cigarro, pero no se explicaba por que pero eso le gustaba toda esa suciedad le encantaba la hacía encharcarse todavía más.



- Huy putita que rica te siento, me gustas sabes? Desde que te vi dije que te tendría aquí, así toda abierta ofreciendote como una puta barata y con ese chocho reclamando mi verga, pero ya no lo haré esperar.



Y diciendo eso, le tomó de las piernas y se las abrió hasta hacerle gemir de dolor. Ella esta temblando, mientras Don Pedro se ensalivó la punta de su pene y lo posicionó en la entrada de su vagina y comenzó a empujar despacio y Ella sentía una presión desconocida para ella.



Mmmm ahhhy espere me duele, no me haga eso que soy virgen...



¿Qué? Entonces seré el primero? Pues eso se merece una desvirgsción digna de recordar. Y terminando de decir esto enterró su verga hasta donde pudo llevandose su hímen y dejando un rastro de sangre por el desgarre tan brutal que le provocó.



Ahhhhhhhhh nooooooooo arrrrrggggg, me due mmm lemmm



Diooooosssssssss que cerradita estas , ricura te voy a reventar mmmmm como me la aprietas lindura. Se nota que ese chocho rico tuyo necesitaba un buen macho desde hace mucho. Y Comenzó un mete saca brutal pero con dificultades por que no estaba lo suficientemente dilatada como para moverse con facilidad.



Yaaaaa paréeee ahhhhyyyy Don Pedro dejemmmmme.



Espera que ya se te acostumbrará y comenzaras a gozar perrita, ya verás.



El seguía arremetiendo y con un mete saca bestial se la enterraba hasta el fondo; estuvo un buen rato así hasta que Don Pedro comenzó a escuchar unos gemidos, pero no precisamente de dolor.



Mmmmm Dios esto es lo que se siente ahhhhh que rico Don Pedro.



Ahhhh perra mmm eso es lo que eres ahhh ahhh ahhh un puta en celo.



Ahhhhy mas si? Metamela mas fuerte mmmm que rico Don Pedro



Con que más eh? Pues toma perra , toma toma y arremetia con fuerza como queriendo enterrarla para no volver a sacarla nunca.



Siiiii asi mi viejito mas adentro, revientemmmmme, Diooooo de lo que me estab perdiendo.



Mmmmm puta puta me voy a correrrrrr.



Hágalo Don Pedro, quiero sentirlo dentro, por favor mmmmm siga fuerte que yo también me vooooooooooyyyyyyy aghhhhhhhhh



Maldita putaaaaaaaaaaa me daras familiaaaaaa mmmm arrrrrrggggg.



Y asi los dos terminaron a la vez, el la inhundó con gran cantidad de leche en su vagina, que fue como un alivio para la irritada vagina de la chica. Don Pedro cayó rendido sobre ella y ella lo abrazó con sus piernas, pero comenzó a sentir nuevamente aquel olor repugnante y se puso a pensar mientras se quedaba dormida ¿Qué he hecho?. Pero sin pensar que su vida cambiaría desde ese día.



Cynthia, aún dormía, deberían ser cerca de las 9:00 de la mañana y pensó tengo que levantarme, tengo que ir al colegio. Pero al momento de levantarse sintió una punzada de dolor y en ese momento se acordó de todo lo ocurrido la noche anterior como un rayo que la atravesó. Había pensado que había sido todo un sueño, pero todo había sido cierto y mejor prueba era la mancha de sangre que había en las sábanas del colchón de aquella cama y lo irritada que sentía su chocho.



-Dios, estoy loca, mis padres me matarán, y que les voy a decir?



-No te preocupes- le dijo Don Pedro que la observaba desde la pequeña silla en medio del sillón. – Te tardarás más por que no llegarás a tu casa aún, no he terminado contigo preciosa.



- No se satisfizo con lo que hicimos anoche?



- No mamacita, estarás conmigo hasta que me canse de ti o ya no se me pare para hacerte gozar.



- Por que no se va al infierno y me deja en paz? – diciendo esto se levantó con dificultad arropada con la sábana manchada de semen y sangre y buscó su vestido, pero al verlo vio que ya no había vestido sino un trapo todo roto, ni siquiera pantaletas tenía ya que con el tirón que le dio Don Pedro las rompió. – Ahora que me voy a poner para salir de aquí, no puedo salir a la calle desnuda!!!



- Y que importa, ya te lo dije no saldrás de aquí, además te quiero así en cueros, así que no necesitas esa ropa, cuando me canse de ti puede que te de algo que encuentre por ahí para que te tapes hasta llegar a tu casa, pero solo será por poco tiempo.



- ¿Qué demonios dice, no lo entiendo? Mas le vale que no me haga daño porque sino... no pudo terminar las palabras cuando el viejo le dijo...



- Huy pero que oigo, creo que ya salió como eres en realidad una diabla vestida de ovejita jajajaja. Ya mas tarde te diré lo que pretendo contigo corazón, pero ahora déjame gozar un ratito de ti, que me he aguantado desde hace rato por volver a cogerte y ya te tengo ganas.



- Espere no ve que estoy toda jodida, me duele todo y...



- Claro que estas jodida, por que yo lo hice y lo mejor de todo es que te desvirgué lo que me enorgullece mucho.



Se fue acercando a la cama donde Cynthia se había sentado por que no aguantaba el dolor y el cansancio. La tomó y le arrebató la sábana con la que estaba tapada, y comenzó a sobarle las tetas que las tenía sensibles por tanto que se las sobó ese viejo, pero por algún motivo no rechazaba a Don Pedro sino que lo miraba y de su chocho ya comenzaba a verse rastros de lo excitada que comenzaba a ponerse. Entonces la recostó sobre la cama y buscó con su boca las tetas de Cynthia y comenzó a chuparlos fuerte lo que hacía doler a ésta y ya comenzaba a gemir un poco y a quejarse...



Mmmmm Ahhh despacio que me duelen, usted se cree que me va a ordeñar?



Ojala pudiera corazón, pero sigue así mamita que me encanta que te quejes es como música en mis oídos. – Con sus manos abrió sus piernas y metió sus dedos de un solo golpe en su vagina lo que hizo gritar a Cynthia por lo irritado que tenía su cuca.



Ahhhhhh maldito, déle suave que me duele, es un animal, bruto.



Jajajaja pero mira que te encanta este animal que ya estas chorreando del gustito que te estoy dando.



Será por que me toca así, pero usted no me gusta, además apesta ...



Eso es olor a macho mamacita que te pone toda cachonda, además no importa el olor sino el gustito que te estoy dando a que no?



Pues sssssi me gusta, Dios por que a mi? Mmmmm ahora en el pueblo dirán que soy una puta, mmmm hayyyy más suavecito.



No ellos dirán que eres mi puta y mi mujer, Así te gusta muchacha? Le decía mientras le metía tres dedos despacito pero firmes en el chocho ya encharcado. A Don Pedro, esta vez no tuvo que mamarle el pito por que lo tenía parado desde temprano en la mañana y no quería acabar rápido, sino tardarse por que quería tenerla mucho tiempo más y la tendría así por mucho tiempo.



Bueno mamita creo que ya estas bastante preparadita, ahora venga levántate que a ti te toca moverte.



Mmmmm ahhhh (gimió cuando le sacó los dedos de dentro de si)



Ven acércate y siéntateme encima que para que me cabalgues como la buena puta que debes ser, vamos.



Ya verá, viejo apestoso- así Cynthia se acercó a Don Pedro que ya estaba sentado en la silla de la mesa en medio del cuarto. Abrió sus piernas lo más que pudo y se fue sentando poco a poco sobre el falo de ese viejo que parecía no haberse bañado en meses. Don Pedro al sentir la punta de su miembro entrando en la cuquita de la chica, no aguantó el gusto de metérsela toda adentro, así que la agarró firme de las caderas y la ensartó de un solo golpe...



Ahhhhh Dios me duele suélteme, suélteme, me esta partiendo maldito viejo bueno para nada ayyyyyy.



No creo ser un viejo bueno para nada mamacita rica, que calentito tienes la cuca mmmmm, si que serás mi buena hembra, la mejor de todas mmmm ahhh que rico.



Espere un momento mmmmmaahhh deje que me acostumbre, por favor, auuuch.



Esta bien mmmm rico, con tal de seguir sintiéndote así de rico y calentito espero.



Así estuvieron un ratito en lo que se le acostumbraba la cuquita a Cynthia por lo irritada que la tenía, pero para que se fuera soltando y relajando le comía las tetas a gusto y la besaba y le introducía su lengua y saliva viscosa y sucia en su boca, pero estaba ya tan caliente que no le molestó, sino que le correspondía y se olvidaba de esos aspectos.



Ayyyy Cinthia puta ya no me aguanto, muévete mamacita que ya no aguanto, mmmmmmm, quiero sentir tu cuca haciendo fricción con mi palo y ver como te botan esas tetas ricas con tu sube y.... siiiiiiii así Puta muévete



Cynthia no lo dejó terminar cuando comenzó a moverse y penetrándose con mucha rapidez el pene de Don Pedro, mientras este hundía su boca en las tetas de la muchacha y se las mordía del gusto que se estaba dando con ella.



Ahhh ahhhh ahhhhh ahhh Dios estoy en el infierno ahhhyyyyy pero me gusta. Don Pedro hayyy hayy ya soy su mujer sabe? Mmmm



Mmmmmm si ricura, eres mi mujer desde que te vi en el festival, con la cara de puta que llevabas sabíaaaa uuufffff, sigue siguee.



Ahhhh Ahhhhh ahhh Dios Míoooo, me va a reventar, lo tiene enorme.



Ufff mamita esto es tuyo y luego vendrá tu culito, pero no te asustes que hoy no será, mmmm.



Hay no me lo saque que me corrrooooooo, hayyyyyy que ricoooo.



Ahhhhh maldita puta me voy a correrrrrr mmmm uff ufff, ya tienes que estar preñada Aaaaarrrggggg.



Don Pedro le hecho montones de leche en su vagina totalmente dilatada que ya botaba una liga entre sus flujos, los del viejo y un poco de sangre por la brusquedad con la que la penetró ese viejo asqueroso.



Don Pedro –le decía jadeante y toda sudada encima de él, sintiendo como se desinflaba su falo- no puedo quedar preñada, si se entera el pueblo y mis padres me matarán, como harán cuando llegue a casa que desde ayer no he vuelto y deben estar preocupados.



Tu no te preocupes mi puta que yo hablo con ellos y tendrás que venirte conmigo a vivir juntos, como un hombre con su putita. Me darás hijos, preferiblemente mujercitas, para que te ayuden y también a mi.



Bueno si me duras así de fuerte y resistente me caso contigo ahora mismo.



Yo no me caso, no creo en eso. Pero será algo parecido. Ahora putita vete acuéstate y descansa, yo iré a buscarte algo para que te cubras y vamos a ver a tus padres que tu hoy te mudas conmigo.



Está bien, pero ¿porque no te bañas y te vistes mejor?, así puedes dar una buena impresión.



Estás loca no me interesa causar buena impresión, solo vamos a decirles que tú ahora eres mi puta y que te me entregaste, este pueblo es pequeño y se debe regir mucho por las cosas esas morales. No creo que tus padres te quieran de regreso. Venga deja la cháchara, que tenemos cosas que hacer que cuando regresemos a ese culito le doy muerte.



Hasta la tarde Don Pedro, lo esperare con gusto. _ Más te vale putita, tienes que estar siempre preparada para mí cuando quiera. La besó, intercambiaron saliva un rato, el se vistió y le sobó un tiempo las tetas magulladas.



Don Pedro se fue y la dejó encerrada en el cuarto, ella se acostó en el catre apestoso y lleno se la lache de la noche anterior, pero no le importó, tenía que comenzar a acostumbrarse porque se le avecinada otra vida diferente a la que había vivido. Se puso a pensar en la reacción de sus padres, pero lo olvidó al recordar como la cogía ese viejo maloliente y si que sería una vida totalmente diferente. Comenzó a quedarse dormida no sin antes tocarse la cuquita suavecito hasta tener otro orgasmo.



Aunque estaba feliz, en su corazón estaba la inquietud del desvirgamiento de su culito y la nueva gestación de un bebe por llegar en poco tiempo.



Y diciendo eso, le tomó de las piernas y se las abrió hasta hacerle gemir de dolor. Ella esta temblando, mientras Don Pedro se ensalivó la punta de su pene y lo posicionó en la entrada de su vagina y comenzó a empujar despacio y Ella sentía una presión desconocida para ella.



Mmmm ahhhy espere me duele, no me haga eso que soy virgen...



¿Qué? Entonces seré el primero? Pues eso se merece una desvirgsción digna de recordar.





 

Clasificacion Actual:

Solamente usuarios logueados pueden comentar. Registrar oder Iniciar sesión.

 

 

Estan chateando

¤ de5nud0
¤ Kilovolteo


Entrar Chats Sexo

 

Menú de Usuario

Usuarios Online:
 Registrados:40 
 Anonimos:6740 
 Total:6780 
  Contactos  Calientes
         en tu Ciudad


Webs Amigas

Referencias

Zoofilia   Bondage   Sexo   Incesto   Erotico   Gays   Travestis   BDSM