Ultimos Relatos Eroticos





Relatos Eroticos Infidelidad


Mujeres maduras

Publicado por Anonimo el 17 de Dic, 2009

La historia que cuento es 100% real, sucedio hace varios meses y aun me excita pensar en ello.
Soy un hombre normal, casado,, maduro, en buena forma fisica y segun mis amistades y conocidos, de buen caracter moral. A diferencia de otros personajes que narran sus historias; No tengo un miembro descomunal ni tampoco el aguante para sesiones maratonicas de sexo por lo que esta narracion podria ser algo aburrida.

Como la mayoria de personas, tengo mi lado oculto aunque en verdad no es tan oculto ya que mi esposa sabe y en comentarios con amistades he expresado que me siento atraido por las mujeres maduras. Hay algo en ellas, especialmente en una mujer madura que se mantiene en forma, que me atrae y me excita.



Lo que no he comentado ,ni siquiera a mi esposa, es que mi fijacion es en el hecho de observar a una mujer mayor en el momento de estar excitada. Ver a una mujer , que en una situacion normal es una persona respectable, abierta de piernas mostrando su sexo, verla torcerse de placer o escucharla usar palabras vulgares me excita de tal forma que inevitablemente me induce a la masturbacion.



No soy psicologo ni pretendo serlo pero esto posiblemente se deba a que mi primer contacto sexual fue con Violeta, una mujer mayor que en una forma u otra siempre estuvo presente en nuestras familias.



La historia de Violeta fue algo particular, huerfana, se crio con mi abuela y constantmente se mudaba a las casas de mis tias dependiendo quien requiriera sus servicios de domestica.



Era una mujer alta, rolliza y por lo que recuerdo, tenia muy buenas tetas y unas buenas piernas. Se caso con un hombre de la mitad de su estatura y por lo que escuche, el matrimonio fue un desastre ya que Violeta le fue infiel en varias ocasiones. El esposo murio en un asalto y Violeta volvio a nuestras familias.

Tenia yo aproximadamente 12 anos cuando mi mama regreso a trabajar y Violeta venia 2 dias a la semana a ayudar con el quehacer. A esta edad yo era muy timido pero empezaba a despertar mi deseo sexual.



Fue en un dia de verano que Violeta estaba lavando la ropa a mano, estabamos solos y fui a platicar con ella mas por aburrimiento que por otra cosa. Me sente en un banco al lado de ella y mientras hablabamos no podia dejar de ver sus pechos que se movian al ritmo de sus movimientos. Ella vestia una blusa blanca sin mangas y una falda hasta la rodilla. En cada movimiento que hacia hacia enfrente, se le subia la falda mostrando sus piernas algo regordetas.



Ahi estaba yo observandola, ella no decia nada pero no era posible que no notara mi fascinacion con sus tetas y sus piernas. En un momento dijo que iba al bano y la espere. Regreso y note que la falda estaba mas arriba de sus rodilla, no puse mucha atencion a esto pero si note que Violeta ponia mas esfuerzo en tallar la ropa lo que provocaba que sus tetas se movieran con mas fuerza y la falda se le subiera hasta muy cerca de sus nalgas. A mi corta edad estaba que me venia, nunca habia tenido un orgasmo sin masturbarme y crei que no podria controlarme, solo la verguenza que Violeta se enterara, evito que explotara ahi mismo.



A pesar de mi timidez queria ver mas, nunca habia visto en “vivo” una conchita y queria seguir adelante. Violeta seguia lavando y moviendose, lo unico que se me ocurrio fue dejar caer mi zapato que cayo atras de ella, al agacharme a recogerlo coincidio con la falda de Violeta que subia y pude observar la vision mas impactante para mi corta edad: No traia calzones mostrando una gran concha peluda que se movia al ritmo de su duena. Me quede hipnotizado observando por varios segundos, instintivamente levante mi mano y muy suavemente toque los labios exteriores de su panocha, extranamente, Violeta no protesto, siguio lavando aunque abrio sus piernas y note que su concha, que al principio estaba algo lubricada se mojo casi inmediatamente, aprete algo mas y senti que mi dedo se introducia en su vagina, ella no decia nada, instintivamente sacaba y metia mi dedo y creo recordar que le meti varios incrementando ella sus movimientos y quejidos. Violeta dejo de lavar y recargo su cabeza en sus brazos, en ese entonces me parecio extrano pero creo recordar que el movimiento de su vagina succionaba mis dedos creando una sensacion muy agradable.



Despues de esto no pude mas, ahi mismo me vine en mi pantalon y corri al bano a limpiarme, dure algunos minutos en el bano porque me daba verguenza salir. Cuando lo hice, Violeta no estaba en el cuarto de lavar, subi a una habitacion, ella estaba ahi y la puerta no estaba del todo cerrada por lo que podia observa lo que sucedia adentro. Creo que lo que observe fue lo que marco mi fascinacion por la mujeres maduras: Ahi estaba Violeta con la falda arriba de su cintura, completamente abierta de piernas y tallandose la concha de forma salvaje, tenia la respiracion muy agitada y decia palabras que no pude entender, siguio masturbandose por varios minutos cada vez mas rapido hasta que tuvo un fuerte orgasmo, ahi la observe abrir sus piernas al maximo mostrando su concha completamente lubricada y cerrarlas apretandolas contra su mano al tiempo que giraba hacia los lados. Vi cuando estiraba las piernas y doblaba los dedos de los pies, esto sucedio varias veces por lo que creo tuvo varios orgasmos.



Por fin termino, se bajo la falda y se quedo acostada por un tiempo, yo baje al bano y de nuevo me masturbe pensando en lo que habia visto.

No lo comentamos nunca, no se volvio a presentar la ocasion y al poco tiempo Violeta se mudo al norte y no la volvimos a ver pero esas imagenes de una mujer en brama no las olvide nunca.



Paso el tiempo y mi fijacion con las mujeres maduras continuo aunque nunca controlo mi vida ni le falte el respeto a nadie para llevarla a cabo. Todo se reducia a imaginarme que se sentiria cogerme a la profesora o a la mama de un amigo, como seria verlas desnudas abiertas de piernas mostrando su conchita o disfrutando el ser penetradas como cualquier mujer que no negara su sexualidad. Curiosamente, entre mas recatada y respectable pareciera la mujer, mas me llamaba la atencion.



Tenia aproximadamente 16 anos cuando una noche me levante al bano, al pasar por el cuarto de mis padres escuche ruidos y me pegue a la puerta lo mas que pude. No podia creerlo, eran mis padres teniendo sexo . Era imposible, mi madre que nunca decia una groseria, siempre vestia muy conservadora, que me castigaba porque veia peliculas “subidas de tono”, estaba ahi siendo penetrada por mi padre y por lo que escuchaba, lo estaba disfrutando como la que mas. Era excitante escucharla como repetia “Aprieta, aprieta” “Mas rapido cabron” “ya metela por favor”.



No se que seria pero escuchar que mi madre disfrutaba que se la cogieran y que exigiera que se la metieran cambio mi perspectiva hacia las mujeres. Ellas disfrutan igual que el hombre, ellas lo desean igual y hasta la mas “recatada” cae si la situacion y el momento son los ideales.



Tuve otras experiencias similares, no se si porque yo las buscaba o porque son mas comunes de lo que nos imaginamos pero todas eran con el mismo denominador: Ver a una mujer madura teniendo sexo o masturbandose.



A los 27 anos me case con una mujer muy atractiva y con la cual tengo 24 anos de casado. Tenemos una vida social activa y a traves de los anos hemos frecuentado varias parejas y con algunas de ellas aun convivimos despues de muchos anos. Aunque quiera evitarlo siempre que nos juntamos en mi mente surge la pregunta: Como cogera tal o cual senora? Que pasaria si le invito un trago y trato de llevarmela a la cama? Mi fijacion nunca habia pasado de ahi, todo estaba bajo control y estoy seguro que mis amigos pensaran lo mismo de mi esposa ya que esta muy buena y como le digo “Estas muy cogible”.



Excepto por 2 ocasiones, siempre le fui fiel a mi esposa y para mi mala suerte se entero de la segunda. Fue , para variar, con una senora mayor y les puedo asegurar que no valio la pena todos los problemas ocasionados. Estuvimos a punto de divorciarnos y recuerdo que mi esposa en su coraje prometio pagarme con la misma moneda. Afortunadamente se arreglaron las cosas y mi esposa nunca volvio a reclamarme mi infidelidad.



Entre sus companeros de trabajo hay uno que se se la queria coger, ella me comentaba como se le acercaba demasiado y con cualquier pretexto pasaba a su oficina o la invitaba a comer. Yo conocia a esta persona de vista y acepto que era un senor de aproximadamente 40 anos muy bien parecido y con bastante exito entre las mujeres. Durante nuestro problema, mi esposa , alegando que necesitaba tiempo sola, se ausento por 3 dias y nunca quiso aclararme a donde fue y con quien. Solo se limitaba a decir que nunca lo sabria y seria major olvidar este capitulo de nuestras vidas.



Paso el tiempo y notaba que mi esposa se mostraba mas liberal hacia el sexo. Pareceria que lo que hubiera pasado en su viaje misterioso aunado a mi aventura le habia abierto los ojos y en cuanto al sexo era otra persona.



Fue en una ocasion en que los dos tomamos de mas y estabamos acostados platicando. Era un dia calido por lo que teniamos lo minimo de ropa y note que estaba mas franca que en otras ocasiones. Me sorprendio cuando sin prambulos me pidio le platicara lo que sucedio con mi amante. Queria saber los detalles, todo, desde como empezo hasta el momento que nos sorprendio. Yo evitaba el tema porque pensaba que yo seria el perdedor si habria este cofre de Pandora. Ella insistio prometiendo no volver a tocar el tema. Por supuesto que yo me rehusaba y solo se me ocurrio decirle que yo le contaria si ella me decia que paso en su viaje de 3 dias. Parecio dudar pero algo me decia que se moria por contarme.



Empeze mi historia contandole como despues de varios tragos nos habiamos estacionado en una calle oscura, nos besamos y tocamos como adolecentes. Ella no quiso ir a un hotel alegando que tenia que recoger a su hijo pero lo dejamos para otra ocasion.



La segunda vez , muy similar a las subsecuentes, nos vimos en un bar y de ahi nos fuimos a un hotel. La senora estaba muy buena, tenia pechos grandes, pienas bien torneadas aunque tenia unas llantitas propias de la edad. Esto le intereso a mi esposa pero me pedia detalles. Que decia cuando se la metia? Cuantas veces nos veniamos por encuentro? Me hacia sexo oral? Me venia en su boca? Le hice sexo oral? Bese a mi esposa despues de hacer sexo oral con la otra?

No queria entrar en detalles pero mi esposa insistia, note que se empezaba a excitar y su puchita se lubricaba.



No recuerdo mucho de estos encuentros, si cumpli mi fantasia de ver a mi mujer madura en pocisiones sexuales. A esta senora le encantaba masturbarse y que la observaran. En una ocasion levo un juguetito el cual le introduje en su vagina teniendo varios orgasmos. Si la vi en todas las posiciones posibles causandome un gran placer. Ver a la senora elegantemente vestida, muy formal y madre de una companera de mi hija en la cama actuando como una mujer en celo por supuesto es excitante.



Le comente esto a mi esposa y veia como su excitacion seguia en aumento, pare ahi y le pedi me contara su experiencia. Me hizo jurar que no me enojaria y acepte.

Fue en los dias que estabamos mas enojados, la presion del trabajo y nuestro problema la tenian abrumada por lo que ideo pasar 3 dias sola en un lugar cerca de nuestra ciudad. Nunca penso ir con nadie ni le dijo a nadie excepto a una amiga que sin intencion se lo comunico al senor. Este, sin perder tiempo se presento en el lugar y muy por “casualidad” se encontro a mi esposa ahi. Siempre he creido que hasta la mujer mas fiel, en el lugar ideal y en la situacion ideal es capaz de ser infiel y este fue el caso.



El senor encontro a mi esposa vulnerable y en el lugar ideal y no fue dificil convencerla. Ahora era yo el que queria saber los detalles pero curiosamente me los conto sin yo insitir.



Resulta que despues que se encontraron en el loby del hotel, el la invito a cenar esa noche, segun cuenta ella, fue sin la intencion que pasara de una cena pero una cosa llevo a otra y sin pensarlo estaban bailando en un bar pegado a la playa. No supo si fue el vino o el ambiente o simplemente sexo pero acepto acompanarlo a caminar en la playa. Salieron, recuerda que la tomo de la mano y ella no rehuso. Eran bastantes anos desde que otra persona que no fuera yo la tomaba de la mano por lo que fue excitante y acepto que sintio humedad en su rajita. Siguieron caminando, el le solto la mano y paso su brazo por su hombro, de nuevo –segun ella- sintio escalofrios, sabia que esto no era correcto pero tenia ganas de coger y ya no le importaba. Llegaron a una rocas, el paro, la abrazo y la beso. Fue un beso largo que le recordo sus anos juveniles y sentia que sus ropa se humedecia por sus jugos vaginales.



Queria decirle al senor que sacara su verga y se la cogiera ahi mismo pero tambien le gustaba el romanticismo que rodeaba la situacion y decidio seguir con el juego.

Por fin llegaron a un lugar completamente solo, la luna iluminaba el mar y mi esposa no deseaba otra cosa mas que se la metieran. Este individuo tenia todo planeado pues segun mi esposa saco una manta quien sabe de donde y la tendio en la arena acostandose junto con ella.



Empezaron a besarse, fueron besos largos y apasionados. No sabe si lo hacia porque le gustaba o por vengarse de mi pero admitio que lo disfruto.

El senor, que habia sido un caballero todo el tiempo, se convirtio en un salvaje y empezo a tocar a mi esposa la cual deseaba que lo hiciera, Le desabrocho la blusa y el bra acariciandole y besandole los pechos, mi esposa, aun algo cohibida, se atrevio a tocarle su paquete el cual , por comentario de ella, estaba bastante respectable.

No se porque me contaba ella esto pero no me importaba, estaba yo bastante caliente y podria habermela cogido ahi mismo pero queria escuchar el esto de la historia. Me advirtio que no exageraba y podria no gustarme el resto de su narracion.



El senor le desabrocho la falda bajandosela y quitandole los calzones quedando ella completamente desnuda. Posiblemente el riesgo de saber que alguien los podia sorprender aumentaba su excitacion por lo que deseaba como nunca ser penetrada.

El senor siguio besando a mi esposa los pechos bajando lentamente hasta su estomago y despues hasta su conchita que ya estaba completamente humeda. Ella por su parte tenia la verga del senor en sus manos y le pidio se voltera para hacer un 69. Comento que tuvo su primer orgasmo mientras el le chupaba su clitoris y le metia sus dedos en la concha. Dejo de mamarle la verga al senor apara atender su placer sin importarle que la vieran o oyeran. Lo que yo habria dado para observar esta escena. Mi esposa completamente desnuda retorciendose de placer abriendo sus piernas para permitir que se la chupen!



La historia continuo, el todavia no se venia por lo que siguio acariciandola, ella solo cerraba los ojos y se dejaba tocar donde el quisiera, era un experto con la boca y las manos por lo que muy pronto sintio de nuevo su rajita humedeserce, sentia el olor claro de sus jugo y sabia que estaba casi lista para otro orgasmo. El senor continuo acariciandola metiendole el dedo medio en su concha y tocandole un punto que casi la hace explotar, raro en ella le pidio (usando sus propias palabra) metela, meteme la verga por favor que me vengo! El se situo arriba de ella y poco a poco la penetro, ella no queria lentitud, queria que la poseyera rapido y salvajamente y se lo hizo saber bombeando el senor rapidamente. No supo mas, solo sabe que fue un orgasm largo como no habia sentido en mucho tiempo y se abandono completamente a los caprichos de esta persona. Lo hicieron 2 veces mas en la playa y al el dia siguiente no salieron de la habitacion mas que a cenar.



No se porque no me enojo el relato de mi esposa, al contrario, nos excito de tal manera que tuvimos sexo como no la habiamos tenido en mucho tiempo. La note mucho mas relajada y dispuesta a experimentar cosas nuevas.



Despues de esto se volvio costumbre platicar del sexo entre nuestros conocidos, por lo visto mi esposa estaba enterada de cosas que no me habia contado. Asi supe que mi “amigo” Pepe se quiso coger a mi esposa en una fiesta pero ella lo puso en su lugar. Tambien supe que Ana, la esposa de Pepe, habia tenido relaciones por algun tiempo con el esposo de otra amiga. Supe que mi esposa se sentia atraida por un amigo mutuo pero nunca paso de ahi. Se hizo parte de nuestras fantasias pretender que cogiamos con otras personas y hasta nos llamabamos por su nombre durante el acto sexual.



En una ocasion me pregunto que si pudiera escoger entre nuestros conocidos, cual de las senoras me cogeria. No quise contestar inmediatamente, para que queria saber? Era una forma de sacarme informacion para usarla contra mi? Habia algunas senoras que estaban muy bien pero ya habia aprendido mi leccion y no queria mas problemas.

Ella insistio, si pudieras tener a cualquier denuestras amigas, a quien escogerias? Como dije, hay varias pero en verdad mi esposa esta mejor que cualquiera de ellas, la unica que me llama la atencion es Elsa la cual no es una mujer espectacular, es una senora madura, ama de casa que tiene algunos atributos pero no como para desearla: Es blanca, tiene un cuello largo que se antoja besar, tiene unos ojos hermosos pero lo que mas me llama la atencion son sus labios “Mamadores” los cuales se antojan para morderlos o para que den una mamada de miedo. Aparte de esto tiene un cuerpo normal, nada del otro mundo, viste bien y su imagen es la de una ama de casa mojigata, fiel y leal. Presume de rectitud y siendo honesto, creo que de todo el grupo a mi es el unico que me cae bien.

Varias veces me he imaginado a Elsa en un encuentro sexual, como actuara? solo abrira las piernas pasivamente o saldra su instinto sexual convirtiendola en una leona. Me la he imaginado acostada, abierta de piernas y masturbandose o mamando una verga hasta que la haga venirse, o suplicando que se la metan con palabras vulgares. Esto era lo exitante para mi, ver a una prostituta o a una mujer facil haciendo esto excita pero es de esperarse, ver a una mujer mojigata actuando de esta forma es morboso y por lo tanto excitante.



Mi esposa se sorprendio cuando nombre a Elsa, creia que escogeria a alguien mas “sensual” pero esa noche pretendimos que ella era Elsa y la verdad no estuvo mal el revolcon. Enseguida me pregunto cual era la razon que me hizo escoger a Elsa.



Le conte la verdad, era un reto ver si una mujer tan reprimida era asi de verdad o solo era un frente que usaba para protegerse, le comente que para mi era excitante ver a una mujer “respetable” portandose como una prostituta” y disfrutandolo. Solo se sonrio lo que me hizo pensar que sabia mas de lo que me imaginaba.



Las sorpresas no pararon ahi, al poco tiempo me pregunto que si tuviera oportunidad de cogerme a Elsa lo haria? Volviamos a lo mismo, no queria responder para no comprometerme pero ella me aseguro que no habria ninguna represalia por lo que le dije que si, si se diera la oportunidad posiblemente si me la cogeria.

Por lo visto mi esposa tenia un lado oculto que abrio el senor con el que tuvo el encuentro sexual, cada vez seguia mas adelante y yo ya no estaba tan seguro de querer seguirle el juego. Resulta que mi esposa, por algun motivo, era el pano de lagrimas de casi todas sus amigas, sabian de su buen juicio y que sus secretos estaban seguros con ella. Yo sabia que solo me contaba algunas cosas pero la mayor parte las guardaba para ella.



Pasaron algunos dias y no me acorde de Elsa para nada, repito, si se diera la oportunidad si me la cogeria pero es algo que no buscaria. Parecia que tambien mi esposa se habia olvidado del tema pues no volvio a mencionar el asunto.

Resulta que la familia de Elsa es de la capital del estado y ella los visita una vez al mes. A causa de mi trabajo yo voy 2 dias a la semana a la capital. Hemos coincidido pero no habia habido necesidad ni motivos para encontrarnos hasta la semana pasada.



Me llamo mi esposa por telefono para avisarme que el auto de Elsa se habia averiado y sabiendo que yo estaba en la ciudad preguntaba si podria ayudarla. Me parecion rara la peticion ya que como dije anteriormente, tiene parientes en esa ciudad entonces lo logico es que ellos la auxiliaran. Le hice saber esto a mi esposa pero insitio que fuera yo ya que a decir verdad, se bastante de motores.



Afortunadamente estaba cerca de mi ruta y la encontre facil. Revise y auto y vi que era algo menor, por coincidencia se encontraba un taller muy cerca y ellos mismos me ayudaron a empujarlo y prometieron que lo tendrian listo por la manana.

Ya eran las 5:00 PM, hacia un calor infernal y yo no habia comido por lo que invite a Elsa la cual acepto. Debo aclarar que a estas Alturas ni siquiera la habia observado bien, estaba tan acostumbrado a su porte e imagen que no era necesario darle un segundo vistaso.



Le dije que tenia que pasar primero por el hotel ya que a causa del calor preferia darme un bano primero. Vi sus dudas y le prometi portarme bien (Ni que estuvieras tan buena pense) ofreciendole me esperara en el loby mientras yo me banaba.

Llegamos al hotel, la acompane al bar y le ordene una cerveza que rechazo al principio ya que segun ella, no toma licor. Insisti argumentando que le haria bien ya que el calor pudo afectarla y acepto subiendo yo a mi habitacion y maldiciendo contra mi esposa por endilgarme esto compromisos.



De nuevo sono el telefono y era mi esposa preguntando si ya habia pasado por Elsa y si habiamos arreglado el problema. Le dije que si, el auto estaba en el taller, iria a comer algo en Elsa y por la noche la llevaria a la casa de sus parientes. Solo que hay un problema respondio mi esposa, Elsa tuvo un problema muy grande con su esposo, salio sin llamar a su mama y resulta que no tiene donde quedarse por lo que tendras que rentarle una habitacion y manana se regresa.



No es posible, le respondi, estas segura que esto no tiene que ver con nuestra conversacion del otro dia? Como crees, me respondio. Bueno, me tengo que ir, te la encargo mucho.



Ni modo pense, el unico proble era que debido a que no me habian liquidado mis comisiones mi tarjeta de credito estaba casi al maximo. Tenia casi justo para mi viaje y no podia incurrir en gastos extras. Tenia conocidos a los que podia recurrir pero esto era siempre para emergencias, En fin, me bane y baje a encontrarme con Elsa la cual ya iba en la segunda cerveza.



Tenemos bastante confianza por lo que le comente, crei que no te gustaba. La verdad es que con este calor y despues de estar parada en el sol esperandote, me supieron a gloria. Pedi las cargaran a mi cuenta y salimos a comer, se lo que le gusta por lo que no le pregunte que preferia, de todas formas no queria que fuera a escoger un lugar muy caro que en ese momento posiblemente no podria pagar.



Aunque hemos convivido casi 18 anos, nunca hemos intimidado mas alla de lo basico, a decir verdad, nunca me habia fijado en ella como mujer y si no fuera por la curiosidad de verla en sus momentos de placer, posiblemente hubiera pasado desapercibida.



Llegamos al restaurant y Elsa caminaba enfrente de mi, vestia un vestido ligero propio del clima y unos zapatos abierto que Lucian unos pies muy bonitos. La pude observar mejor y vi que a pesar de no ser una belleza, tenia una femenidad muy de ella que podria considerarse atractiva. Entramos y nos asignaron una mesa en el fondo lo cual agradeci pues no queria encontrarme a algun conocido. Trate de hacer el momento ameno pero a décir verdad, no habia mucho que platicar entre nosotros por lo que los primero momentos fueron embarazosos.



Ordene una cerveza para mi y sorpresivemente Elsa pidio otra. Algo pasaba por su mente ya que esta no era la Elsa habitual que yo conocia, la otra Elsa hubiera ordenado un refresco.



No le di importancia, brindamos y me tome mi cerveza de casi un trago por la sed ocasionada por el calor. Empezamos a hablar de vanalidades, sobre el clima inclemente, lo caro que estan las cosas, la inseguridad, etc. Si esto era preambulo de una posible aventura de verdad que estaba jodido.



Fue ella la que rompio el hielo, sabe que su esposo y yo no somos los mejores amigo o podria decirse que no nos tragamos y empezo a contarme sus problemas con el. Resulta que hace bastante tiempo el tiene una relacion con una persona que conocio en el trabajo y recien anuncio a Elsa que se quiere divorciar. Aunque ya tenian varios meses que no hacian vida de casados, la noticia la impacto por lo que decidio pasar unos dias con su mama con la sorpresa que esta no se encontraba en casa.



No sabia yo que decirle, ya estaba enterado de esto por lo que no me sorprendio pero que podia yo hacer? Tome su mano en senal de apoyo y asi nos quedamos un tiempo. Lo unico que se me ocurrio fue contarle mi caso sin entrar en detalles pero resulta que ella ya sabia. Como supiste? Le pregunte, me conto tu esposa, me dijo. Que mas te platico? Le pregunte,Varias cosas, fue su respuesta. Por supuesto que me quede con la duda, que mas sabia Elsa de nosotros? Sabria de mis fantasias sexuales? Sabria que de todas las amigas ella era la que me gustaria coger?



Cambie el tema, la cerveza nos habia ayudado a aligerarnos por lo que le conte algunos chistes para distraerla pero empeze a notar que con cualquier petexto me tocaba la mano y mas de una ocasion la dejaba ahi.



Trajeron la comida, Elsa y yo seguimos platicando y la verdad me la estaba pasando bien, hay un viejo dicho que dice “nadie es feo despues de 6 cervezas” pero en este caso bastaron 2 solamente. Empeze a ver a Elsa bajo otra luz, tenia facciones individualmente bonitas: Ya dije que tenia unos ojos hermosos entre azul y verde, su nariz recta muy bien proporcionada, el cuello blanco resaltaba con el vestido escotado, lo mas llamativo eran sus labios, ella lo sabia por que hacia gestos con ellos que resaltaban su forma en ocasiones como si estuviera mamando una verga.No es de pechos grandes pero nada despreciables, piernas delgadas que rematan en sus pies chicos y bien formados, en fin, no era alguien a quien despreciar y podria comprobar si era tan “mojigata” como todos pensabamos.



Acabamos de comer y pedimos las ultimas, esta era la cuarta Cerveza para Elsa y se podia notar el efecto en ella, estaba mas suelta, se reia mas y hasta llego a hacer comentarios subidos de tono.



Acabamos de comer y la invite a un bar a tomar un trago. Con doble intencion la lleve a un lugar que tiene pista de baile y tocan musica romantica que yo sabia le gustaba.

Llegamos al lugar, era un bar algo oscuro y la tome de la mano la cual no me retiro, al contrario, entrelazo sus dedos con los mios y asi los dejo. Mi mojigata Elsa estaba saliendo del closet por unas cuantas cervezas.. Pedi una cerveza y Elsa pidio un licor dulce, en ese momento tocaron una cancion muy romantica, sin decir nada se paro y me llevo a bailar. Yo no sabia que pensar o como actuar, por un lado estaba mi lealtad hacia mi esposa y mi promesa de no volver a pecar y por otro lado esta situacion muy caliente que casi estoy seguro mi esposa ayudo a que se llevara a cabo.



Bailamos 2 canciones mas y nos fuimos a sentar, yo todavia trataba de asimilar lo que estaba ocurriendo cuando decidi mandar todo al demonio y dejar que sucediera lo que tenia que suceder. Nos sentamos, junte mi asiento al de ella, le pase mi brazo por el hombro y ella recargo su cabeza en mi, yo tenia una ereccion tremenda, era una mujer nueva para mi y la sensacion de conquista estaba ahi. El aroma de Elsa era muy agradable, no se que perfume usara pero contribuia mucho a la magia de la situacion. Le tome su cabeza , la movi a un lado e hice algo que tenia ganas de hacer tiempo atras; Le di un beso en el cuello que la tomo por sorpresa, crei que me iba a dar una cachetada pero se sonrio y se recargo de nuevo en mi. A estas alturas yo ya estaba bastante empalmado, la saque a bailar de nuevo y esta vez si tome ventaja de la situacion: La apretaba contra mi sintiendo sus pechos pegados a mi, sentia su estomago pegar contra el mio, meti mi pierna entre la de ella restregandole mi verga contra sus muslos, no se separo, al contrario, se pegaba mas al grado que casi no nos moviamos.



Asi duranmos un tiempo, aprovechando la oscuridad del lugar nos acariciamos tocandonos todas nuestras partes por encima de la ropa, Elsa la mojigata, la recata, la respectable, estaba desmostrando que era una mujer que le gustaba el sexo tanto como cualquier otra,



Decidimos irnos de ahi, todavia quedaba el asunto de la habitacion de Elsa pero a estas alturas ya no importaba, yo tenia una habitacion con una cama y seria suficiente.

Llegamos a la habitacion y nos banamos de nuevo, Elsa habia recobrado su pudor porque no quizo nos banaramos juntos por lo quelo hiceyo primero, prepare otros tragos y la espere en la cama. Salio del bano cubierta con una toalla, pude observar su fisico mejor y puedo asegurar que si esta como para darle un buen apreton de huesos.



La acoste en la cama y empeze a darle un masaje, poco a poco se relajo y le quite la toalla, protesto pero asintio que lo hiciera, ahi estaba Elsa, la mujer que no permitia se hablara de sexo frente a ella, la que tenia imagen de mojigata, completamente desnuda frente a mi y brindandome su sexo que ya empezaba a ponerse humedo.

Segui con mi masaje, podia sentir que Elsa estaba necesitada de sexo y me toco a mi la suerte de darselo, baje mis manos a sus nalgas y las acaricie por un tiempo abriendolas sifuciente para ver su ano y la parte de atras de su concha que ya mostraba claramente sus jugos y despedia un aroma agridulce intoxicante. Podia ver su mata de pelos impregnados de humedad, no tenia muchos vellos y estos eran muy claros a diferencia de mi esposa que los tiene negros y muy abundantes.



Segui masajeando las piernas las cuales abri, Elsa no protesto, estaba a mi disponibilidad y las abrio un poco mas permitiendome observar su sexo en toda su magnitud. Me acoste encima de ella y la bese en los labios que tanto se me habian antojado y pense que nunca besaria. Duramos varios minutos asi, segui con el cuello mientras le acariciaba los hombros procurando no dejar marcas delatoras, Elsa, con los ojos cerrados, no se movia mucho pero no me importaba, me estaba dejando disfrutarla y yo lo hacia al maximo.



Segui besando hacia abajo, pase por la espalda y pude notar unos pequenos espasmos de placer, segui mas abajo y llegue a sus nalgas, las bese y aprete fuertemente, Elsa hizo algo queno esperaba, acostada, levanto las nalgas mostrando completamente su sexo en toda su extension, segui besandole las nalgas apartandolas y pudiendo ver su orificio a unos cuantos centimetros de mi, su raja estaba un poco mas abajo y debo admitir que el aroma me volvia loco, empeze a pasar mi lengua alrededor de su ano mientras le metia un dedo en su vagina completamente mojada, segui jugando con mi lengua y decidi pasarla por su ano lo que provoco un chillido de placer, le pregunte que si le gustaba contestando que me callara y siguiera haciendolo, tiene un ano blanco completamente liso, podia verlo contraerse cada vez que lo lamia, dure unos minutos ahi y segui bajando, Elsa continuaba en trance y en verdad casi no se movia, de nuevo lo digo, a mi no me importaba por que yo tambien lo disfrutaba.



Baje mi boca hasta su concha lo cual resultaba incomodo, me acoste boca arriba y le pedi que se subiera arriba de mi para poder mamarse mejor, puso su concha directamente en mi boca, una concha con muy pocos pelos y con un aroma como no habia olido en otras mujer, un aroma agridulce que intoxicaba, abriendole las piernas se la empeze a mamar mientras que con una mano le acariciaba un pecho y con la otra trataba de meterle un dedo en el ano. La cara de Elsa quedaba casi directamente en mi verga, podia ver que besaba el tronco levemente pero no se atrevia a chupar la cabeza, poco a poco fue subiendo hasta que introdujo buena parte de mi verga en su boca y empezo a chupar como una profesional, notaba que empezaba a perder su inhibicion y sabia que esto se pondria mejor.



Yo segui chupando la conchita de Elsa, habia algo en ella diferente, creo que era el olor y el sabor de sus jugos que no eran nada desagradables. Segui jugando con mi dedo en su ano, no se lo habia metido aun y no queria forzarla a algo que no le gustara, meti el dedo en su vagina y lo retire completamente mojado, lo acerque a su ano y esta vez si pude introducirselo sacandolo y metiendolo mientras le chupaba su concha, no se cuanto duramos asi pero pude ver a Elsa que se contorsionaba aprisionando mi cara con sus piernas y estirando el cuerpo mientras tenia un orgasmo. Yo segui chupandole el clitoris sin hastiarme de sus jugos tan exitantes.



Segui con el juego de chupar y sacar y meter el dedo en el ano, tenia la tentacion de ver cuantos dedos le cabian en su concha por lo que mientras chupaba le meti un dedo, Elsa siguio contorcionandose, le meti otro y despues otros, Elsa chillaba de placer, esto era diferente, a mi esposa , que tiene una panocha grande, le he metido los 5 dedos pero solo hasta la mitad cuando me los retira, la conchita de Elsa estaba permitiendo los 5 casi hasta los nudillos de la mano, era un espectaculo inolvidable, Elsa seguia moviendose rapidamente cuando exploto en otro orgasmos mas fuerte que el anterior , podia ver de nuevo mi fantasia, una mujer Madura retorciendose de placer, una mujer reprimida que lo mas que mostraba era un escaso escote estaba frente a mi completamente desnuda, a cuatro patas mostrando su sexo sin importar que la vieran.



Yo todavia no me venia y deseaba penetrarla, la puse boca arriba, le abri las piernas y las empuje hacia sus hombros, de nuevo, verla asi, desnuda, con el sexo expuesto y rojo de placer era suficiente para venirme sin penetrarla, me subi arriba de ella y le acomode la cabeza en su orificio, queria disfrutar esto el mas tiempo posible, poco a poco se lo introduje hasta que mis bolas pegaron con sus nalgas, me recargue en ella y empeze a besarla respondiendo mis besos, no importaba que estuviera impregnada de sus jugos, parecia gustarle ya que me lamio la cara y me miraba a los ojos. Yo estaba listo para venirme, segui empujando por varios minutos, vi la cara de Elsa y tenia los ojos cerrados, apretaba los labios y respiraba agitadamente, sabia que se vendria de nuevo, La verdad a mi ya no me interesaba, yo queria venirme dentro de ella y bombeando explote en un gran orgasmo, no se si ella tuvo otro, solo senti que me apretaba y empujaba hacia mi. Me deje caer sobre ella y asi permanecimos un buen rato.



Tenia ganas de besarla y lo hicimos por un largo rato despues de terminar queria seguri pero la verdad estaba cansado.



Al poco tiempo nos banamos de nuevo, me prepare otro trago y nos sentamos en la cama a platicar, tenia todavia la duda si todo esto fue arreglado por mi esposa pero no le pregunte, le agradeci todo el placer que me dio a lo cual respondio que tenia cerca de 18 meses sin ser tocada por su esposo, en parte por la relacion que el tenia y tambien porque a ella le daba miedo que le pegara una enfermedad. Su respuesta a los estimulos es que de verdad necesitaba ser tocada por un hombre y disfruto del sexo como no lo habia hecho en mucho tiempo.



Al dia siguiente fuimos por su carro, nos despedimos, yo me fui a trabajar y por la tarde a mi casa a platicar con mi esposa de todo este asunto.







 

Clasificacion Actual:

Solamente usuarios logueados pueden comentar. Registrar oder Iniciar sesión.

 

Disfruta del Sexo

Encuestas Sexuales

Has tenido sexo con otra persona delante de tu pareja mirando
 

 

Estan chateando

¤ guapo
¤ santylluvioso
¤ flequi-P
¤ ka_29
¤ sr2004
¤ CARLOSJAL
¤ Zoopeque
¤ pastoraleman2010
¤ nenagolosa
¤ Krysell
¤ Santipu
¤ MrDoggyF
¤ angelitodiablillo
¤ tonyglez


Entrar Chats Sexo

 

Menú de Usuario

Usuarios Online:
 Registrados:69 
 Anonimos:3520 
 Total:3589 

Webs amigas

Referencias

Zoofilia   Bondage   Sexo   Incesto   Erotico   Gays   Travestis   BDSM