Ultimos Relatos Eroticos





Relatos Eroticos Incestos En Familia


Una familia muy sumisa (8) La nieta de 20 y el abuelo ciego de 89 (2)

Publicado por amo.exigente el 19 de Feb, 2011

- ¡Hola!, soy Raquel otra vez, continuo con el relato.
Pasamos la cena así, quería decirle que si se quería bañar para refrescarse, pero no sabia como decírselo... yo quería verlo totalmente desnudo y seria una buena ocasión espiándolo en la bañera. pero no me atreví a decírselo.



Terminamos de cenar y lo llevé a la cama para dormir ya era tarde... lo llevé como ya sabéis... ayudandole para que no tropiece con nada... en forma de trenecito detrás de mi... su polla a veces estaba morzillona y otras dura... como es más alto que yo, unas veces la notaba en mi espalda y otras en la regata de mi culo... ahora lo llevaba sin sujetarle las manos... me excitaba que el se diera cuenta que estaba su nieta desnuda... llegamos a la habitación lo senté en la cama... su polla ahora flácida y casi oculta dentro del calzoncillo blanco.



En los enchufes de cada lado de la cama, habían unas bombillas de esas que se ponen para los bebés... de esas que hacen poca luz para iluminar con una luz tenue la habitación... como llevaba días sola en casa, las compré para tener menos miedo y ver la habitación algo iluminada al despertar... las encendí para poder ver a mi abuelo durmiendo... tenia un plan y que quería llevarlo a cabo.



- Buenas noches abuelo, si quieres algo me avisas. ¿Vale?.

- Vale Raquel hija, no te preocupes por mi.

- Buenas noches abuelo.

- Buenas noches Raquel.



Hice como que salia de la habitación, incluso cerré la puerta para que pensara que estaba solo, pero quedé dentro de la misma para poder espiarlo a una distancia prudente... aunque esta un poco sordo... de puntillas alcancé un butacón de color naranja que tengo en mi habitación debajo de la ventana, situado de forma oblicua a la cama... para sentarme a espiarlo en silencio... puse mis piernas en los posa brazos del mismo, dejando mi coño abierto y expuesto a mis caricias... uff si pudiera verme tendría un perfecto ángulo de visión de mi joven vagina... mi corazón podía notarlo en mi garganta y a pesar de hacer mucha calor... sentí frío... el cuerpo me temblaba, estaba titiritando de frío... ¿Serian los nervios?.



Pasaron varios minutos y no pasaba nada, mi abuelo dormía placidamente, tumbado bocarriba y resoplando.



Casi me quedo dormida... o dormí unos minutos... no lo sé... ya estaba más tranquila... unos ruidos me despertaron... mi abuelo tenia los calzoncillos a medio muslo, una mano en su polla dura, emitiendo unos gruñidos.



Ahhggg, ahhggg... el somier de la cama comenzó hacer ruido y mi abuelo comenzó a bufar y a resoplar como un bufalo... de repente dejó de masturbarse y miró por un momento a donde estaba yo, pero no podía verme... ya que es ciego... su mirada perdida miraba toda la habitación... estábamos sudando como cerdos... ahora yo ya volvía a sentir calor... pensé por un momento que me había descubierto, pero no fue así... se quitó los calzoncillos y los dejó en la cama. otra vez comenzó a masturbarse... mis manos fueron a mis tetas y a mi coñito para pajearme viendo esa escena tan intima de mi abuelo... estubo un rato así, a veces paraba para descansar y soltaba su pene, que se ponía flácido... cuando descansaba volvía a cascarsela con la verga dura otra vez... asi estuvo por lo menos media hora más sin conseguir correrse.



Yo estaba que me moría, me sentía culpable por lo que estaba haciendo, pero super cachonda por estar en una zona prohibida para mi, invadiendo la intimidad de mi abuelo... sin soltar su polla dura... se sentó en la cama, se puso de pie, por el lado opuesto de la cama de donde estaba yo, buscando y palpando todo lo que se ponía a su alcanze, buscaba la salida de la habitación pero yo no podía ayudarle para que no me descubriera...encontró el pomo de la puerta y salió desnudo por el pasillo en dirección al salón... de puntillas fui detrás de el para ver donde iba.., llegó al salón y se quedó quieto, se veía perdido... y me llamó.



- Raqueeeel, Raqueeeel.



Fui de puntillas hasta mi habitación y desde allí le contesté.



- Voy abuelo voy.

- ¿Donde estas no estas en la habitación?.

- ¡Aqui, Raquel aquiiii!.



Llegué al salón y allí estaba el desnudo con la polla tiesa y agarrándola con una mano.



- ¿Que pasa abuelo?.

- Quiero ir al váter pero no se donde esta, me estoy meando.

- Tranquilo abuelo no pasa nada, yo te llevo.



Le cogí las manos para llevarlo al váter, pero al soltar la mano de su polla un gran chorro de pis fue a parar a mis tetas a mi cuerpo y al suyo que fue salpicado al chocar en mi cuerpo... me regó el cuerpo con su chorro caliente, y en vez de darme asco, me produjo una gran excitación casi me corro allí mismo... con lo caliente que estaba por averme masturbado pero sin correrme viendo a mi abuelo... solo me faltaba eso ver a mi abuelo desnudo delante de mi con su polla dura y meando mi cuerpo... parecía algo bizarro y guarro, pero me puso más cachonda aun si cabe.



- Lo siento Raquel, dijo casi llorando, ya no sirvo para nada ni siquiera para contener mi orín.

- Por favor abuelo, no digas eso, eres mayor y eso es normal, pero no pasa nada ya lo limpiaré.

- A veces quiero morirme Raquel, solo soy una carga para los demás y vivir sin tu abuela y sin poder ver nada... vivir en esta oscuridad me mata... mi vida ya no tiene sentido. Si no fuera por...



- ¿Por que abuelo?

- Por tener una nieta como tu, eres como tu abuela, tan cariñosa y paciente conmigo, además tienes su mismo nombre... de pequeña te parecías mucho a ella y ahora seguro que te pareces más aun y no puedo verte, por si fuera poco mides más o menos lo mismo que ella, cada vez que te toco es como si tocara a tu abuela, que en paz descanse. (dijo casi con lágrimas en los ojos).



- Tranquilo abuelo, mientras pueda yo cuidare de ti, tranquilo, vamos al baño, entre el sudor y tu pis, me siento pegajosa, vamos a bañarnos y nos refrescamos.

- No me digas que te meado.

- Si pero no pasa nada.

- Y yo desnudo, perdoname Raquel.

- Por favor abuelo vasta de lamentarte, no pasa nada, quiero que te sientas comodo conmigo, no te preocupes por nada.

- Vale Raquel deja que te de un abrazo.



Me acerqué a el y lo abracé... su polla flácida por la conversión... volvió a tener vida propia al sentir el contacto de mi cuerpo en su piel... me abrazó fuerte y me dio un beso en la frente. su polla tiesa palpitaba en mi obligo... Una de sus grandes manos acariaba mi espalda y la otra me sujetaba la cabeza para darme miles de tiernos besos... me emocioné y lágrimas salieron de mis ojos.



- Vamos abuelo a bañarnos.

- Vale hija lo necesito.



A veces me llama hija en forma cariñosa, me dí la vuelta llevé sus manos a mis caderas y sin cogérselas fuimos dando lentos pasos hasta el wc. mientras me sujetaba con fuerza por mis caderas me decía esto.



- Estas muy delgada Raquel, tienes que comer más. ¿Estos huesos son tus caderas?.

- ja,ja,ja si abuelo me haces cosquillas.



Fue subiendo las manos mientras caminabamos.



- ¿Y estos huesos son tus costillas?.

- Ja,ja,ja Si abuelo pero para ya, que me haces cosquillas.

- ja,ja,ja de pequeña te reías mucho cuando te hacia cosquillas.

- Ya estamos en el váter abuelo, esto es la taza del váter, (dirigí sus manos para que tocara la taza). sientate mientras preparo la bañera.

- Si ya la noto, a ver que me de la vuelta.



Para darse la vuelta me cogió del culo con las manos, apretando mis nalgas. notó que estaba desnuda pero no dijo nada, la que si habló fue su polla que se puso dura otra vez.



Me recliné al lado de la bañera, puse el tapón para llenarla de agua pero le pregunte.



- ¿Abuelo prefieres ducharte o bañarte?.



Cuando me giré para decirle esto, se estaba acariando la polla con descaro, ahora el sabia que yo estaba presente... no le importaba... o lo hacia para ponerme cachonda... No contesto solo omitía ligeros gruñidos mientras se la pelaba despacio... obté por ducharnos así podría ver su polla a cada momento... mientras pensaba esto me recline para quitar el tapón. note sus grandes manos en mi culo, lo apretaba y lo acaricia... se puso de pie sin soltarme... al notar que yo no hacia nada para impedirlo... se fue animando y comenzó a palpar mis nalgas, a urgar en mi palpitante ano que se contraía como un auto-reflejo, el hacia más presión y cada vez era más atrevido en sus caricias la otra mano buscó mi coño ardiente... su capullo caliente entro en contacto con mi piel... fue amoldándose entre mis muslos, mientras sus manos fueron acariciando mis costillas hasta llegar a mis tetitas, su manos morenas y grandes abarcaban mis tetas haciéndolas desaparecer... su polla se fue abriendo paso... ya rozaba mi coño que se iba abriendo delicadamente y recibiendo a su nuevo inquilino con desesperación... me cojio fuerte de las tetas y su polla resbaló dentro de mi... sin mucha resistencia entró hasta hacer tope en sus huevos...



- Hasta en esto te pareces a tu abuela, eres tan puta como ella.



Ufff sus susurros pegados en mis orejas la cual rozaba con sus labios, me ponían más cachonda... hizo más presión y casi me tira dentro de la bañera, sacó su polla despacio, para volver a embestirme otra vez... mis gemidos hacían eco en el cuarto de baño... sus gruñidos cada vez eran más fuertes... eso mezclado con el chof, chof, a cada embestida que chocaba con mis nalgas... comenzó a perforarme sin piedad... me sentia llena... me sentía puta... me sentía guarra.



- ¿Te gusta heee..?

- Si abuelo me encantaaaaaa.

- ¿Quien te follara a parir de ahora?.

- ¿Quieres tu para miii?.

- Tu puta abueloooo.

- No te oigo.

- ¡¡Tuuu putaaaa!!.

- Y tu me follaras todos los días.

- ¿Crees que no me daba cuenta cuando cojias mis revistas?.

- No lo sé abuelo.

- Eres muy caliente, llevas los mismos genes que yo... te las dejaba preparadas para que las vieras y disfrutaras.

- Ummmm abueloooooo, gracias, me gustaba mucho leerlas... ¡callate y follame joderrrr!.

- ¿Como así?.

- siiiiii más rápido abuelo.

- Eres tan putaaaa como tu madreeeee.

- ¿El que abuelooo, queee hasss dichooo?

- Nadaaaa, nadaaaa.



Aceleró el ritmo y me estrujaba más fuerte las tetas, estiró mis pezones hasta hacerme daño... estubo un buen rato así sin correrse... sacó su polla dentro de mi dejándome un gran vacio... nunca antes me había sentido tan llena... su verga pasó a estado de flacidez apesar de que no se había corrido aun.



- Vamos a meternos en la bañera abuelo, yo te ayudo.

- Si mejor putita mia.



Me sentía mas sucia y guarra que nunca pero lo estaba disfrutando... lo situé delante de mi y comencé a regar su cuerpo con la carchoza de la ducha...a enjaborle el cuerpo, mientras el no perdía el tiempo, y sus manos lo palpaban sin descanso.



- Mis manos son mis ojos Raquel.

- Lo se abuelo tocame a tu antojo que me encanta.

- ¿Asi putaaaa?

- Siii abueloooo.



Me amasaba las tetitas con gran maestría... mi ex-novio casi ni me las tocaba, unos pocos toques antes de follarme y ya esta... pero mi abuelo disfrutaba con ellas, las palpaba, las estrujaba, metía mis pezones entre sus largos dedos... jugaba con ellos... los estiraba... se reclinó para chuparlos a la par que sus manos palpaban mis nalgas metía un dedo en mi coño por detrás y otro en mi culo...



- ¡Diossss! abueloooo, comoooo tocassss.

- Siiiii, mi nieta preferida se merece esto y másssss.



Me dió la vuelta para follarme como antes desde atrás... la clavó en mi coño y me folló un rato mientras sus largos y gordos dedos me masturbaban el clítoris... mis orgasmos no cesaban uno tras otro... nunca antes me había pasado eso, y mi cuerpo titiritaba otra vez de frió, apesar de que el agua estaba muy caliente, y hacia un calor terrible... me folló un rato así, el no alcanzaba ningún orgasmo, se paró y saco su polla flácida.



Me arrodille y se la chupe lo mejor que pude... la sentí crecer en mi boca, y sus gruñidos volvieron a escucharse el en cuarto de baño...



Su cuerpo se tensó.



- Me corrooo, me corroooo, Raqueeeel.



Grandes chorros de leche salieron de su verga que fueron recibidos con gusto por mi cara y mi pecho... salimos de la ducha con sumo cuidado, lo sequé y me sequé con la toalla... lo llevé a mi habitación, nos acostamos en la cama desnudos y nos abrazamos.



Casi no pude dormir esa noche, tenia un terrible remordimiento de conciencia... pensaba que esa era la primera noche... aun quedaba el día y la noche del sábado, y parte del domingo por la mañana... Lo dejé dormir para que descansará y tubería fuerzas para el sábado... me sentía contenta y feliz con lo que me dijo de que me parecía a mi abuela.



continuará...



Autor: Amo.exigente@hotmail.com







 

Clasificacion Actual:

Commentarios

  • Posteado el
  • 21 de Feb de 2011 - 02:41 AM
Re: Una familia muy sumisa (8) La nieta de 20 y el abuelo ciego de 89 (2)
me sigue encanto mucho esta historia como la nieta sigue siendo muy buena con el abuelo incluso que se quiere ser la puta persona de el
  • Posteado el
  • 29 de Abr de 2011 - 11:51 PM
que bien ser el señor esta como yo me cojo a mi hija cuando yo quiera es tambien mi putita
  • Posteado el
  • 24 de Nov de 2011 - 09:04 PM
las cogidas con el abuelo
que ricos relatos que bien escritos y detallados a cada paso y en cada situacion buen disfrute de metidas de verga
  • Posteado el
  • 05 de Feb de 2012 - 05:06 AM
que gran histori
la verdad es una obra de arte desde la primer entrega hasta la octaba pero donde continua que no la pude encontrar en el buscador . O acaso cambio de nombre

Solamente usuarios logueados pueden comentar. Registrar oder Iniciar sesión.

 

 

Estan chateando

¤ JOSE_BCN
¤ selva7
¤ Wendigo
¤ Lordjohn
¤ sumisoasuspies
¤ jarod
¤ AdanGem2


Entrar Chats Sexo

 

Menú de Usuario

Usuarios Online:
 Registrados:89 
 Anonimos:7777 
 Total:7866 
  Contactos  Calientes
         en tu Ciudad


Referencias

Zoofilia   Bondage   Sexo   Incesto   Erotico   Gays   Travestis   BDSM