Ultimos Relatos Eroticos





Relatos Eroticos Heterosexual


Una tarde de sexo despues del gym

Publicado por Little.Amy el 10 de Ago, 2018
revisado por: SexoSinTabues Relatos Eroticos


Acompaño a mi amigo a una sesion de gym y termina masturbandome con mis propios calzones en su departamento.

PARTE 1

Definitivamente ya me estaba saliendo de control con mi forma de ser, asi que decidí que lo mejor era portarme bien y evitar meterme en cosas que a la larga podrían complicarme la vida.
Lo que habia pasado con mi amiga Elena ya habia sido demasiado.
Como suele suceder, despues de pasadas las cosas venía el arrepentimiento y aunque lo que pasó me gustó mucho, no me consideraba lesbiana y totalmente era algo que no deseaba volver a repetir.


El lunes de la semana siguiente, al salir de la escuela me fui corriendo a la casa, me dí un baño y busqué algo de ropa para hacer deporte.
Me decidí por unos leggins con estampado en rayas blancas y negras, y una blusa gris apretada que casi se reventaba por la presion de mis tetas cuando la usaba y unos tenis blancos.
Lo metí todo en mi mochila y me lanzé al gym.


Tal como me habia dicho Franki, no tuve ningun problema en entrar al gym y me dirigí a los vestidores.
Al salir me decidí por lo mas básico: la caminadora.

Empezé a vagar con mi mirada para ir aclimatandome al lugar y me llamó la atención una chica que hacia una serie de abdominales en una de las maquinas de una manera que lo hacia ver como si fuera muy facil.
Seguí mirandola por un largo tiempo, mientras ella iba de un equipo a otro.
La chica era bonita, delgada, de cabello negro oscuro.
Me parecia que le daba un cierto parecido a Gal Gadot, la que hiciera de Wonder Woman en el cine.


Tenia dos piercings, uno en cada una de sus mejillas, lo que daba la impresion de que tuviera hoyitos en sus cachetes.
Tenia varios tatuajes por su espalda y brazos, aunque pequeños y discretos.
Como dije, era delgada pero tenia los musculos muy marcados.
Sobre todo la zona del abdomen.
Era obvia su dedicación al gimnasio.
Aunque yo siempre he batallado con mi peso, tengo lo mio.
Tengo unas caderas pues algo llamativas y mis pechos que son iman automatico a las miradas de los hombres.
Pero al ver a esta chica, no pude evitar una sensacion de envidia.
Ella representaba lo que yo, y estoy segura que todas en el gym, soñabamos con lograr.


En eso estaba bobeando con mis pensamientos cuando la chica repentinamente voltea y se cruza con mi mirada, a lo cual yo al instante voltié mi mirada al otro lado al verme descubierta.
Decidí que lo mejor era aplicarme a mi sesion de caminadora cuando siento que de repente me tocan la cintura por detras, y era Franki.

-'Hey, que bueno que si decidiste venir, nena' -me dijo sonriendo
-'Pues gracias a ti por invitarme.
La verdad esta bien cool este gym.
Nada comparado al feo que esta por mi casa' -le contesté
-'Bueno, deja me quito estas ropas de oficina y ahorita regreso' -me dijo Franki al momento que se despedia dandome beso en la mejilla

Seguí con mi rutina de caminadora mientras Franki se dirigia a los vestidores.
No bien desapareció Franki cuando la chica de los tatuajes se puso a mi lado.


-'Tienes algun problema?' -me dijo en un tono que se apreciaba molesto
-'Ehhh.
no, porque lo dices?'
-'Pues te pasaste mas de 20 minutos sin quitarme la mirada de encima.
Hasta pensé que traigo monos en la cara, o no se.
Te pregunto de nuevo.
tienes algun problema?' -me dijo ya en un tono que sentí mas agresivo.

-'Ningun problema.
La verdad solo estaba viendo tu rutina de ejercicios, para ver si podia aprender algo.
Perdón si te incomodé, en serio.
' -Le dije.
La verdad no queria tener problemas y menos por un malentendido.

-'Bueno, te la paso esta vez.
Aqui venimos a hacer ejercicio, no a estar juzgando ni molestando a los demas.
Lo vuelves a hacer y te reporto' – dijo al tiempo que se alejaba.
Me vi tentada a contestarle su amenaza o voltearle la cara de un chingazo, pero al irse ya no me dio tiempo mas que solo de rayarle su madre mentalmente.

Franki llegó y se unió a mi en la caminadora de enseguida, estuvimos platicando y la verdad olvidé el trago amargo con la tatuada.
Estuvimos probando varias maquinas, y despues de una hora decidimos que era tiempo de irnos.
Nos fuimos a los vestidores a cambiarnos de ropa y al salir nos topamos con la chica de los tatuajes.


-'Heeeey Liz! Que onda, como andas? Te vi de lejos pero no tuve tiempo de saludarte.
Que me cuentas, flaca?' -le dijo Franki al tiempo que se saludaban efusivamente.

-'Pues ya sabes, aqui haciendo mis rutinas como siempre.
Toda la semana pasada no veniste, te pusimos falta cabron' -respondió la mentada Liz, a la vez que no pudo evitar un pequeño gesto de sorpresa en su rostro al verme con Franki.

-'Pues ya sabes como es el trabajo, hay que sacar para la papa, no hay de otra.
Mira, te presento a Amy, una amiga mia.
Va estar acompañandome aqui en el gym.
Amy, ella es Lizbeth, amiga mia de hace mucho y compañera de aqui del gym' – dijo Franki presentandonos.

-'Hola Amy, mucho gusto' – dijo la tatuada
-'Hola Liz' – le contesté la verdad un tanto gélida
-Deja voy a recepción, Amy.
Ahorita regreso' – dijo Franki, a la vez que se alejaba a toda prisa.


Hubiera querido irme tras de Franki, pero no me dió tiempo de reaccionar.
Me incomodaba quedarme con la tatuada a solas despues del mal rato que me hizo pasar hace unos momentos.


-'Jajaja Que cosas, no? Mira niña, disculpa por como te hablé hace rato.
La verdad si me molestó que me estuvieras viendo, pero si hubiera sabido que eres amiga de Franki no te hubiera dicho nada.
Franki es de mis mejores cuates, y para mi sus amigos son mis amigos.
Borrón y cuenta nueva, Amy?' -'me dijo Liz, ofreciendome su mano.

-'Bueno, vale.
Dejemoslo en que todo fue un malentendido' -le dije estrechando su mano.

-'Anda pues, niña.
Si necesitas ayuda o consejo con las maquinas, preguntame' -terminó diciendo la tatuada apretandome la mano aun mas.


Llegó Franki , nos despedimos de la tatuada mientras ambos se hacian la señal de que luego se hablaban por telefono al tiempo que se guiñaban un ojo.


Franki me preguntó si tenia tiempo para ir a su departamento o si ya me tenía que ir a la casa.
Le dije que fueramos un ratito, que queria darme un baño.
La verdad no tenia yo intenciones de hacer algo mas.
Como dije, quería llevarmela tranquila lo mas que pudiera.


Llegamos a su departamento, el cual era ni muy grande ni muy pequeño.
El tipico departamento de soltero, con una salita comfortable con muebles que se veian de muy buena calidad, un televisor con una pantalla bastante grande y un librero repleto de libros de todos tamaños y colores.
A pregunta mia, Franki me indicó donde estaba el baño, al cual me dirigí y me salpiqué de agua el rostro.
Necesitaba darme un baño, por lo cual decidi pedirle a Franki una toalla.
Cuando salí, Franki hacia una llamada, la misma que pareció terminar al tiempo que colocaba su cel en una mesita de centro.

Ni bien pude preguntarle por la toalla, Franki me abrazó y empezó a besarme, a lo cual no me negué.


-'Jaja Ya loquito, pues que traes? -le decia yo entre risas, mientras el como pulpo pasaba sus manos por todo mi cuerpo.

-'Como que qué? Pues si desde la vez del parking no hemos podido seguir lo que dejamos pendiente' -me dijo, mientras yo sentia electricidad por todo mi cuerpo.
Sabia bien como prenderme el muy maldito.

-'Ay papi, yo tambien tengo muchas ganas.
Pero no se puede, amor' -le dije mordiendome el labio inferior por lo caliente que ya me estaba poniendo.

-'Porque no? Andas en tu mes?'
-'Poquito peor, ando en mis dias fértiles y no estoy tomando nada.
Ahorita nomas con que me la enseñes me embarazas jajaja' – le dije.
Y era verdad, tenia dias que no tomaba ningun anticonceptivo.

-'Mmmm.
no, pues asi ni para que arriesgarse.
Aunque puedo hacerte venir sin ni siquiera tocarte' -me dijo Franki en tono retador sin dejar de pasar sus manos por mi cuerpo.

-'Jajaja Ay si, calmate magazo.
Me vas hacer venir con el poder de tu mente?'
-'En serio, no lo crees? Solo necesito que te quites los leggins, nada mas eso.
Dejate el calzón puesto' -me dijo Franki sonriendo.

-'Bueno, pero nada de metermela.
ok? Y que sea rapido porque me tengo que ir pronto' -le dije divertida.
La verdad estaba bien caliente y ni siquiera intenté negarme.

-'Ok, no te apures.
Yo ni siquiera me voy a desvestir, Ya veras como si lo hago' -dijo Franki al tiempo que se apartaba para darme espacio para que me bajara yo las leggins.


Me bajé los leggins lo mas rapido posible.
Aunque estaba yo firme en mi decision de no tener penetracion, me moria de ganas de minimo tener un buen faje.
Sus caricias me habian dejado ardiendo.
Franki no pudo evitar sonreir cuando vió mis calzones.
Como lo he dicho en mis anteriores relatos, mi madre no me permitia usar tangas ni ropa interior pequeña, por lo cual la totalidad de mis panties eran de tamaño grande.


-'Jajaja No te rias, mendigo!' -le dije divertida, a lo cual el solo me respondió con una sonrisa burlona.


Franki se sentó en el sofá, y me acostó boca bajo en sus piernas, con mi culo frente a sus manos.
Apenas iba a preguntarle que que iba a hacer, cuando recibí tremenda nalgada que hizo temblar mis gluteos.
No fue fuerte, pero si hizo bastante ruido al chocar su mano en mis nalgas, tomandome por sorpresa.


PLASS! PLASSS! Sonaban sus manos en mis gluteos al recibir mas y mas nalgadas, las cuales yo recibia de buena manera.
Tomando con sus manos el elastico de mi calzón, Franki empezó a jalarlo hacia arriba, provocando que la parte de enfrente me presionara mi vagina, en una especie de camel toe que yo sentia aun mas abultado por la gran mata de pelos que cubria mi vagina.



PARTE 2

Estaba yo por burlarme de el diciendole que a que hora iba a comenzar mi orgasmo, cuando mis ojos se toparon con su telefono celular, el cual estaba posicionado enfrente de nosotros en la mesita de centro.
Abrí mis ojos y mi boca de sopresa al ver en el celular el rostro de Liz, la tatuada del gym.

Fue entonces que me cayó el veinte y me di cuenta que Franki y Liz estaban haciendo una llamada en modo Face Time y Franki habia dejado el cel de forma que Liz pudiera ver todo lo que estabamos haciendo!

-'Pero que chingados.
' -empezé a reclamar cuando Franki al verse descubierto, jaló mi calzón con toda su fuerza hacia arriba, provocandome que este se metiera de chingazo por enmedio de la rajada de mi vagina y mis nalgas, causandome un dolor que si bien no era fuerte, si me tomó por sorpresa.


Traté de levantarme, pero mi cuerpo se agarrotó, provocandome hacer una mueca de dolor cuando Franki jaló nuevamente mis calzones, esta vez el wedgie causando una incomodidad extrema.
Mi calzón se apretaba contra mi entrepierna y comenzaba a irritar mis caderas.


-'Aaaahh.
esperateee!' -grité al tiempo que el jalon que Franki le daba a mis calzones hacia que se me metieran por la rajada de mi vagina, y no solo eso si no que Franki lo acompañaba ahora con una nueva serie de nalgadas.


PLASSSSSSS! PLASSS!! Sonaban mis gluteos a cada manazo que Franki me daba sin piedad.
Yo trataba de zafarme de el castigo, pero la posición en la que estaba me lo impedia.
Trataba de detener su mano que me nalgueaba, al mismo tiempo que intentaba sacarme el calzon de mi panocha y poner una mano al frente para no irme de hocico contra el suelo.
Me tenia a su merced el muy puto.
Y Liz viendo todo practicamente en primera fila.


-'Esperateeee weeeey!! Ahhhhh, me estas pariendo a la mitaaad! No mameeeees!' -mi voz ya convertida en un grito.
Las lagrimas empezaron a correr por mis mejillas.

-JAJAJA Tu siguele, Franki! Partela por la mitad a la pinche mocosa.
Dale hasta que se chorrié toda, tu sabes como! -dijo Liz por el cel, ya sabiendose descubierta y sin perderse detalle de mi castigo.



Franki no mostraba ninguna piedad, y comenzó a tirar del calzón más rápido.
El aumento en la velocidad hizo que el material blando de mi pantie se frotara y entrara en mí.
La sentía como entraba desde el frente de mi vagina hasta la rajada de mi culo, como si efectivamente fuera a romperme a la mitad.
Sus jalones a mi ropa interior hacian que esta practicamente me llegara hasta la espalda.
No sabia yo que la tela de mis calzones se pudiera estirar tanto asi.


-'No mameesss, yaaa! Ya parale culeroooo' -le gritaba a Franki queriendolo hacer desistir del castigo.


No bien terminé de decirlo cuando sentí una nueva sensacion en mi cuerpo.
Entre el dolor que el calzon metido en mi vagina y mi culo me provocaba, senti algo diferente.
Algo parecido a.
placer, acaso?

Con cada jalon, mi calzon se me metia cada vez mas dentro de mi vagina, provocandome oleadas de dolor.
Pero era un dolor extraño.
Un dolor que se sentia fuerte, pero como si al mismo tiempo hiciera que mi cuerpo pidiera mas.
Algo raro que jamas antes habia sentido.


-'Meteselo mas para dentro, Franki.
Revientala como tu sabes, baby' -le decia Liz a Franki y esté obedecia ciegamente.


Temblé cuando la ropa interior se frotó contra mi clítoris y mis labios vaginales.
Franki mantuvo el ritmo con los tirones hacia arriba, sabiendo exactamente lo que iba a suceder.
Sabía que mi vagina eventualmente comenzaría a reaccionar al wedgie.
Cada tirón de la pantie blanca lo acercaba.


-'Yaaaa culeroooo.
yaaaa paraleeee! Aggghhhhhh!!' -gritaba yo desesperada queriendo safarme del castigo, sintiendo como los pelos de la panocha me raspaban la piel por la presion de mi calzón.


De pronto comenzé a sentirlo mas fuerte.
Lo que comenzó como un único temblor comenzó a convertirse en una oleada de temblores que iniciaba en mi vagina y de ahí corrian a todo mi cuerpo.
Al principio, no entendí lo que estaba sucediendo, solo estaba sintiendo la humedad abajo y se sentía bien.

Mi respiración rápidamente se volvió irregular y finalmente me hizo clic lo que estaba sucediendo.
El roce violento de mi calzón con mi vagina estaba provocandome un orgasmo.
Hice todo lo posible para volver la cabeza hacia Franki.
Traté de abir la boca para suplicarle nuevamente que se detuviera, pero todo lo que me salió fue un fuerte gemido.
Franki sonrió, sabiendo que mi clímax se estaba acercando.


-'Jalalo mas fuerte, Franki.
Ya esta llegando, lo puedo ver.
Hazla venirse a la putita' -decia Liz sin perderse detalle.
Por todo lo que estaba pasando no lograba yo ver la imagen de Liz con toda claridad, pero por su rostro me daba la impresion de que se estaba masturbando viendo como Franki me sometía.


Franki aumentó aún más el ritmo en el wedgie y las nalgadas.
La humillación de saber que Liz estaba viendo todo alimentaba de alguna forma mi involuntaria excitación .
Traté de hacer que mi cuerpo aguantara, luchaba contra el placer, pero era una batalla que estaba perdiendo.
Mis piernas comenzaron a temblar violentamente y comenzé a gemir constantemente.
Nuevas lágrimas corrían por mis mejillas ya que sabía que solo era cuestión de tiempo.
Franki se inclinó cerca otra vez, y ví su sonrisa de complicidad por el rabillo del ojo.


-'Vente para mí, nena' -fue todo lo que Franki susurró cuando comenzó la última serie de tirones y golpes.


-'No, no, no, no, no, no, no .
voy a …' -fué todo lo que logré decir antes de soltar un grito.


Mi cuerpo perdió la batalla y me derrumbé al suelo.
El primer orgasmo llenó rápidamente mi vagina de liquidos, escapando por los lados de mi calzón y pronto se derramó al suelo debajo de mí.
La mata de pelos que cubrian mi mojada vagina se moldeaba en mis calzones, los cuales tenía completamente dentro de mi vagina, mientras está seguía brotando liquidos de mi orgasmo.


Después de 10 segundos, mi mente finalmente perdió la batalla.
Sentí como si mis ojos se movieran hacia atrás y mi lengua colgaba de mi boca, al tiempo que una serie de temblores invadia mi ser.
Mi cuerpo igualmente tambien se soltó, y empezé a orinarme involuntariamente como siempre me pasaba despues de un orgasmo.
El dolor, el placer y la humillación eran demasiada sobrecarga para mi.
Mi cuerpo continuó con el orgasmo por 10 segundos más después de que mi consciencia se fue.


Una vez que Franki terminó, me tomó por los cabellos y jalandome hacia arriba, levantó mi rostro, colocandolo frente al telefono celular para que Liz pudiera verme en todo mi esplendor.
Yo estaba mas lacia que una muñeca rota y no opuse resistencia.
Liz logró ver mi rostro desencajado, llena de babas y mocos colgando de mi nariz.
Podria pasar por una persona sin vida, facilmente.
Una humillación mas, a la cual no pude oponerme.


-'Jajajaja, no mancheesss! Estas seguro que sigue viva? Jajaja, ahora si te luciste, cabrón, la dejaste bien servida' -logre escuchar a Liz felicitar a Franki por su 'proeza' de haberme sacado un orgasmo, que me atreveria a decir era el mayor que yo habia sentido hasta ahora.


-'Quitale los calzones, quiero ver como quedaron' -ordenó Liz por el cel, al tiempo que Franki obedientemente me sacaba mi ropa interior a lo cual no puse resistencia.


Traté de levantar la mirada para ver mis panties, que Franki presumia orgulloso frente a la pequeña pantalla del celular donde Liz no perdia detalle.
Si de por si mis calzones eran grandes, pero ahora con todos los jalones habian quedado enormes.
El elastico habia cedido a tanta presion, y ahora parecia hecho de olanes.
Aunque no se habian roto, habian quedado totalmente inservibles.
Estaban empapados de mis jugos e incluso lucian una pequeña mancha marrón en la parte posterior.
Me habia metido mis calzones tan adentro que literalmente me habia limpiado el culo con ellos.


-'JAJAJAJA No mameees! Eso no son calzones, son carpas de circo.
Ya ni las abuelitas usan esas chingaderotas jajaja! A ver, dale vuelta para ver bien como quedaron' -dijo Liz, burlandose de mi ropa interior, a lo cual Franki de nuevo obedeció y volteaba mis calzones por todos los angulos para que Liz los pudiera ver.

-'Ya ni chingas, cabron.
La vez que me lo hiciste a mi pensé que no podrias superarlo, pero lo lograste.
Ni modo, yo sé perder, ganaste la apuesta cabrón' -oí decir a la tatuada.


Franki tomó su cel e intercambió algunas palabras despidiendose de la tatuada, al mismo tiempo que yo hacia esfuerzo por levantarme del suelo, cosa que me era imposible dado que aun sentia debiles mis piernas por la tremenda venida que me habia provocado Franki.
Entre el dolor del wedgie, las nalgadas, mas la humillación de saber que Liz habia visto todo, dentro de mi sabía que lo que acababa de sentir era el orgasmo mas cabrón que hubiera yo sentido hasta la fecha.
Definitivamente Franki sabia lo que hacia.

Tomandome de los brazos, Franki me ayudó a sentarme en el sofá, cuidando de no pisar el batidero que habia yo dejado en el piso.
No bien me acababá de sentar cuando sonó mi cel.
Como pude, lo tomé y respondi.


-'Hey, donde andas wey?' -escuché la voz de mi hermana Karla en cuanto contesté la llamada.

-'Ahh.
eeh.
aquí saliendo del gym.
ehhh.
este.
porqué o qué?' -contesté con voz debil, tratando de articular palabra y no delatarme.

-'Ajá, seguro.
Te creo.
Y yo nací ayer.
Vente pues de volada a la casa.
Le dije a mi má eso, que andabas en el gym.
Pero vente en chinga para que no vaya hacerla de tos de que ya es muy tarde' -dijo Karla.

-'Okey, ahí voy.
Gracias por hacerme paro' -le dije a mi hermana, ya sintiendome mas recuperada.


Colgué la llamada con Karla y le dije a Franki que me llevara a casa.
Me ofreció que me diera primero un baño para que no me fuera así pero me negué pues ya no habia tiempo.
Le dije que me diera mis calzones, pero se negó, diciendo que se quedaria con ellos.


-'Ay, no manches Franki.
Para que los quieres? Estan todos sucios, que verguenza.
Ademas me dejaste bien abierta, se me van a meter los leggins y me van hacer camel toe bien gacho.
Mejor regresamelos' -le dije haciendo puchero.

-'Nada, nada.
Son mios, es mi trofeo jaja.
No te creas, quiero ver de que medida usas para comprarte otros mas bonitos.
Ya no hagas caras y vamonos, te llevo hasta la casa nena' -me dijo Franki, sacando las llaves del carro y tomandome del brazo mientras me encaminada hacia la puerta.


Me fui en silencio todo el camino a casa, mas que nada porque aun me sentia debil y al ir sentada incluso cabeceaba casi quedandome dormida.
Franki se paró a una cuadra de mi casa, y ni tiempo le di de despedirse.
Solo alcanzó a decirme que me hablaba despues, mientras yo salia del auto y me dirigia a casa a toda prisa.


Estaba casi ya por llegar a casa cuando sonó mi cel, y al contestar reconocí inmediatamente la voz.
Era Liz, la tatuada como le llamaba yo.


-'Hey, como vas? Todo bien? -preguntó.
Era obvio que Franki le habia dado mi numero, asi que ni me molesté en preguntarle como lo habia conseguido.

-'Pues pa' la madre.
Me arde bien gacho la panocha y la rajada de la cola.
Poquito mas y el cabron de Franki me traspasa con mis calzones' -le dije la verdad mas adolorida que molesta.

-'No seas llorona, si apenas estamos empezando' -dijo Liz.

-'Estamos? Me huele a peregrinación'
-'Jajaja No seas agua fiestas, niña.
A poco no te gustó que yo viera lo que te hacía Franki? La verdad, dime?' -dijo Liz, sabiendo yo que si lo negaba estaría mintiendo.

-Pues no te lo niego, fue algo.
inesperado, pero cachondo.
Ojalá lo hayas disfrutado porque no creo que se vuelva a repetir' -le dije tratando de sonar convincente.

-'Jajaja No manches, morra.
De hecho mi idea es que la proxima vez seamos nada mas tu y yo, sin Franki' -me dijo Liz en un tono no amenazante, pero firme.

-Pues lo siento pero no creo que eso pase.
No soy lesbiana, ni bi, ni curiosa.
Buscate a alguien que si le entre a eso, Liz.
No es por ser mala onda, pero en serio yo no soy asi como tu' -le dije.

-'Jajajajajaja No mames Amy! Pues en que siglo vives?? El que te beses o incluso tengas relaciones con otra chava no te hace lesbiana.
Mientras todo sea de comun acuerdo, y no dañes a nadie, todo esta permitido.
Bueno, asi pienso yo.
No seas tan espantada, niña' -me dijo Liz, con una carcajada.

-'Entonces porque quieres obligarme a hacer algo contigo?'
-'No jodas, yo nunca dije nada de obligarte Amy.
Ademas te aseguro que tu solita me vas a dar las nalgas Jajaja' -me contestó la tatuada.

-'No pues sigue soñando, Liz.
La verdad no creo que logres algo.
Ni siquiera nos conocemos, no se porque tanto interes, en serio'
-'La neta me gustas, Amy.
Desde que te vi en el gym y que supe que eras amiga de Franki te me antojaste como para que seas mi mascota'
-'Tu mascota? No manches, ni que yo fuera un pinche Pokemon.
Bueno Liz, hablamos despues porque ya voy a llegar a la casa' -le dije tratando de cortar la conversación,
-'Ok, no te esponjes niña.
Vas a ir mañana al gym?
-'No creo, ando bien adolorida.
Capaz que ni a la escuela voy'
-'No mames, no seas chillona Amy.
Yo voy todos los dias al gym, pregunta por mi y mañana mismo empezamos tu nueva rutina.
Te aseguro que en menos de un mes empiezas a ver resultados'
-'Rutina? A cambio de qué? De darte las nalgas? No, gracias.
Mejor yo solita, Liz.
No estoy tan necesitada como para andar con otra mujer' -le dije
-'Wey no mames, neta.
de que cueva te sacó Franki? Estas bien tapada.
No seas tan pinche ranchera y di que si.
Te aseguro que en un par de semanas empiezas a ponerte bien buenota.
Ademas ya te dije que tu solita me las vas a dar, te lo apuesto.
Ah! y tienes que cambiar esos calzones que usas.
Neta wey, ya ni las abuelas se ponen eso.
No seas tan rejega, si te di la mano es porque deveras te ofrezco mi amistad y te aseguro que jamás te haría algo que tu no quieras hacer.
Asi que.
nos vemos mañana en el gym? -me dijo Liz ya con un tono que sentí sincero.

-'Bueno.
esta bien.
Confiaré en ti, Liz.
Nos vemos mañana como a eso de las 5 de la tarde, que es cuando mas puedo.
Y ya deveras te dejo porque ya llegué a casa y necesito ir al baño'
-'Okey muñequita, nos vemos mañana' -dijo Liz, cortando la llamada antes de que yo la cortara al mismo tiempo que yo entraba a la casa.


Me urgia darme un baño y quitarme el olor a sexo, orines y caca que desprendía mi cuerpo.
Pero sobre todo, ponerme algo que aliviara el escozor que mi ropa interior había dejado en mi vagina y mi ano.

Definitivamente estaba fallando en mis planes de portarme bien.


Pero Liz tenia razón en lo que me dijo: Me habia gustado todo lo que ella y Franki me habian hecho esta tarde.



 

Clasificacion Actual:

Commentarios

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores; y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.
  • Posteado el
  • 11 de Ago de 2018 - 09:33 AM
Excelente!
  • Posteado el
  • 13 de Ago de 2018 - 06:43 AM
Muy candente
  • Posteado el
  • 13 de Ago de 2018 - 11:22 PM
Genial tu relato
Sigue por favor, continua calentandome

Solamente usuarios logueados pueden comentar. Registrar oder Iniciar sesión.

 
 

AQUI - Disfruta del Sexo

   
 
 

Encuestas Sexuales


Mujer, ¿Te gustó la primera vez que te penetraron?
 
 

 

SST cerramos


Amigos...

cerramos SexoSinTabues

estaremos por aquí hasta el domingo 30/9

pd. Hemos recibido Donaciones, seguimos un mes mas por lo menos :)

Un abrazo comunidad, gracias a todos

 
 

Donativos ...


Ayuda a mantener la Comunidad



Con un donativo. Cualquier ayuda es bienvenida



Gracias. Un Abrazo


 
 

Estan chateando

¤ D4DYMORBOSO
¤ esterca
¤ Chicobisex389
¤ kekko
¤ AMO_LADOR
¤ beatlemmanuel
¤ KatiNami
¤ NumeroX
¤ Adrianoxxx
¤ topsecret95
¤ tunenitasex


Entrar Chats Sexo

 
 

Menú de Usuario

Usuarios Online:
 Registrados:70 
 Anonimos:2953 
 Total:3023 
 
 
  Contactos  Calientes
         en tu Ciudad


 
 

Referencias

Zoofilia   Bondage   Sexo   Incesto   Erotico   Gays   Travestis   BDSM