Ultimos Relatos Eroticos





Relatos Eroticos Intercambios Trios


Fiesta de parejas muy caliente

Publicado por sandriber el 08 de Nov, 2018
revisado por: SexoSinTabues Relatos Eroticos


Mi amiga Bea me llamó para invitarnos a una fiesta de parejas, aceptamos con agrado y fue mucho mejor de lo esperado

Una día estaba teniendo una monótona mañana en el trabajo, pura rutina, se me estaba haciendo larga la mañana, de pronto me sonó mi teléfono y me había escrito Bea, de la pareja que conocimos en el club swinger y que nos cambió nuestra vida abriéndonos todo un nuevo mundo de exploración, bueno el caso es que en el mensaje nos decía que si nos apetecía ir a una fiesta especial que estaban montando en el club, le dije que por mi sí, que estaría encantada pero que tenía que preguntarle a Juanma, inmediatamente lo llamé y me dijo que sí, empezó a preguntarme cosas sobre la fiesta y le dije que no sabía, que ya me contaría Bea, y bueno respondí a Bea que sí que estaríamos encantados de ir, pero que me contase un poquito como iba a ser la cosa que tampoco queríamos llegar allí y dar el cante así que finalmente quedé con ella al salir del trabajo para comer juntas ya que ella estaba libre también a mediodía porque Antón hoy estaba fuera de la ciudad y hasta la tarde no volvía.

Yo llegué un poquito antes al restaurante donde me había citado y enseguida llegó ella, la verdad es que era una mujer increíblemente elegante y aunque algunos añitos mayor que yo seguía siendo muy atractiva, llegó me dio dos besos y se sentó, comimos tranquilamente hablando de cosas triviales y ya con el café empezó a contarme sobre la fiesta, había que ir con mente abierta, ya que iba a ser una gran sala con unas cuantas parejas y cada uno podía liarse con quién o quienes quisiera, no había más regla que el respeto por los demás, entregarse a quien una quisiera, no forzar a nadie y disfrutar.

Lo único que se requería era entrar en la sala con lencería (a ser posible me recomendaba que fuese sexy en el caso de las mujeres) y tanto hombres como mujeres que llevásemos máscaras, ella me hablaba de máscaras o antifaces tipo veneciano, elegantes pero con toque sexy que así ayudaba a inhibirse en el sexo en grupo y al ver a todos enmascarados era una experiencia muy excitante.

Yo le comenté que no teníamos máscaras de ese tipo, que me dijese dónde podíamos ir apresuradamente a comprarnos unas, ella me comentó que no hacía falta, que la acompañase a su casa que ella tenía una buena colección tanto de ella como de Antón y que nos las regalaba así que pagamos nuestra cuenta y fuimos en su coche para su casa.

Al llegar a su casa me encantó, vivían en un amplio chalet muy luminoso y con un jardín precioso, entramos a su casa mientras yo iba lanzando alabanzas de su bonita casa y me guió hasta su habitación, entramos al vestidor y quedé impresionada, toda una parte la tenían dedicada a sus aficiones sexuales, había allí una gran cantidad de máscaras y me dijo “¿qué te parece?”, yo la verdad es que estaba boquiabierta, había máscaras que eran una auténtica preciosidad, ella me miró y dijo “me gusta esta para ti” y tomó una bonita máscara roja que era como un amplio antifaz, con partes de encaje rojo y bordes dorados, la verdad es que me encantó y me la puse, me dijo “¡estás muy linda!, vas a triunfar en la fiesta, pero te falta algo” y rebuscó entre muchos juegos de lencería sexy que tenía allí colgados, tomó uno rojo que quedaba muy bien con el antifaz compuesto por parte superior, inferior, medias y liguero.
Me dijo que lo tenía allí que lo compró hace tiempo por internet pero que no le acababa de quedar bien y que viendo mi talla más finita que ella a me quedaría como un guante, así que me dijo, “¡venga, pruébatelo!” y salió del vestidor y se sentó en un sillón que tenía en su habitación, yo procedí a ponérmelo y me encantó como me quedaba.

Salí del vestidor a que me viese y me la encontré allí sentada con sus piernas cruzadas y mirándome con una tierna mirada, se levantó y me dijo, ¡qué ricura!, mientras con su mano sujetaba mi barbilla y antes de darme cuenta me había atraído hacia su boca dándome un profundo beso introduciendo su lengua en mi boca que me dejó totalmente paralizada.
Ella se percató y me dijo: “¡niña, que te pasa!, ¿nunca te ha besado una mujer?, ¿no te gusta?, ¿pero entonces como reaccionarías si te ocurre algo así en la fieta?”, yo bajé mi mirada un poco avergonzada y Bea tomó las riendas del asunto empujándome hacia su cama, sorprendia caí de espaldas sobre ella y aún sin esperarlo Bea ya estaba encima de mí besando mi cuello, mi oreja y susurrándome al oído que estuviese tranquila, que cerrase los ojos y me dejase llevar, yo me entregué a sus cálidos y húmedos labios, un poco pasiva de más sin saber que hacer pero me encantaba, Bea sin dejar de besar fue despojándome de mi ropa y no me di ni cuenta pero ella también se había quitado la suya, sentía el tacto de mi piel en su piel y me encantaba, yo seguía con los ojos cerrados y notaba como por todos los frentes me llegaba una agradable sensación con sus caricias por mi cuerpo y sus labios recorriéndome enterita, de pronto su cabeza se abrió paso entre mis piernas y comenzó a besar mi sexo suavemente, mientras me besaba me echaba su cálido aliento, me encantaba esa sensación, de pronto sus labios comenzaron a morder con suavidad mi clítoris mientras lo rodeaba con su lengua de vez en cuando, yo solo alcanzaba a soltar algún suave gemido entre mi respiración entrecortada, me estaba dejando llevar y no quería que parase, yo cada vez estuve más húmeda y eso aprovechó Bea para que sus dedos explorasen mi interior, con una maestría que no conocía, mis experiencias con el sexo oral habían sido muy limitadas, tan solo Juanma que me lo había hecho muy bien y lo había disfrutado pero Bea era una maestra, sabía cómo y dónde tocarme en cada momento y manejaba los tiempos con una precisión impresionante hasta que ya no pude aguantar más y estallé con todo mi cuerpo temblando sin parar, cuando recuperé el control de mi cuerpo me incorporé y fui a por su boca a comérmela a besos, quería devolverle todo el placer y comencé a acariciarle su sexo, advertí que también estaba mojadita, se había excitado conmigo y mientras la besaba la fui tumbando también y bajé a acariciar su sexo, intenté poner en practica todo lo que había aprendido de ella en ese ratito, me sentía plena de satisfacción sintiendo como ella disfrutaba gracias a mí y no puedo describir lo que sentí cuando sentí mi boca inundarse de sus jugos mientras ella se venía temblando sobre mi boca como yo antes lo había hecho, me incorporó, me besó y me dijo “ya estás lista del todo para lo que te pueda surgir en la fiesta”.

Ya nos vestimos, cogí mi máscara y mi conjunto, me dio otra máscara oscura de chico para Juanma y nos despedimos hasta la noche dónde nos veríamos en la fiesta.
Yo iba pletórica camino de casa.

Al llegar a casa encontré allí a Juanma que quiso interrogarme sobre todo lo de la fiesta, yo le conté toda la tarde con todo detalle y noté como se excitaba , primero hablando de la fiesta con máscaras y luego contando mi aventurita con Bea, y por último al enseñarle el conjuntito que me había regalado Bea.
Yo puse mi mano sobre su pantalón encima de su miembro erecto y le besé la boca, y le dije “cariño, me encantaría pero tenemos que prepararnos para la fiesta que no nos va a dar tiempo, ya me pondré el conjunto y la máscara solo para ti otro día”.
Con el calentón de Juanma empezamos a prepararnos y asearnos para la fiesta.

Llegamos al local y nos despedimos en la puerta, en la fiesta los chicos entraban por una puerta y las chicas por otra.
Entré en mi vestuario y encontré allí a Bea que estaba con un conjunto color champán muy elegante y en la mano tenía una máscara dorada con plumas oscuras, me vió llegar, me estampó un beso en mi boca y me presentó a dos chicas más, Clara, una chica pelirroja de pelo rizado y pecosa pero muy guapa, con un cuerpazo y un conjunto verde y máscara negra, la otra chica, Lucía era morena y algo más rellenita con un conjunto negro y máscara también negra, se ve que también eran asiduas al local.
Debía de haber más chicas dentro ya del local pues había allí más ropa de otras chicas y alguna más que llegaría, todas claro esta con sus respectivas parejas que estarían al otro lado.

Lucía y Clara entraron a la sala, Bea se quedó esperando a que acabase de cambiarme y finalmente ella me tomó de la mano y me introdujo en la sala, lo que vi era impresionante, era una sala muy amplia en la cual había varias camas grandes y redondas, cinco creo que eran, por algunas esquinas también había columpios del amor, y cada esquina de la sala estaba alumbrada con luces tenues, cada esquina de un color, yo me planté alli´y comencé a observar, en una esquina pude reconocer a Juanma, que se encontraba con una chica rubia que vestía un conjunto morado y tenía también un antifaz morado, la chica estaba recorriendo con su lengua el pecho de Juanma mientras Juanma acariciaba los costados de esta chica, sonreí, intenté adivinar quién era Antón pero no lo encontraba, supuse que tal vez estaba detrás de Lucía que estaba sentada sobre un hombre en una de las camas redondas, y mientras observaba noté como por sorpresa por mi espalda unos brazos rodeaban mi cintura mientras besaban mi cuello, yo me entregué sin saber quien era, entonces una mano subió a acariciar mi pecho y la otra se introdujo por mi braguita, me tocaba bien rico y supe de inmediato que era Bea, me encantó y me volví, la abracé y besé en la boca mientras mi cuerpo se frotaba con el suyo, ella me cogió de nuevo de la mano y me llevó hacia un chico que aún estaba suelto observando, el chico tenía una máscara blanca y un cuerpo firme, Bea puso una mano en su paquete y comenzó a lamer su pecho, yo la imité y puse también mi mano sobre su paquete y comencé a lamer primero su oreja, su cuello y fui bajando para su otro lao del pecho, el chico acariciaba nuestras cabezas, yo miraba a Bea, mi maestra y seguía sus pasos, fuimos bajando y Bea bajó sus bóxer blancos, dejando a la vista un ya excitado miembro que comenzamos a recorrer con las labios cada una por su lado, finalmente sentamos al chico en una cama redonda y ambas seguíamos con su pene, de reojo busqué a Juanma para ver que tal le iba, vi que la chica rubia que estaba con él estaba subida en uno de los columpios del amor y Juanma la embestía mientras la tenía agarrada por las caderas, me excitó aún más, agarré el pene de este chico con más ganas y lo metí con ganas en mi boca entonces Bea se puso tras de mí y comenzó a besar mi espalda, bajando por la columna mientras yo seguía lamiendo con ganas aquél pene, Bea siguió bajando y comenzó a recorrer con su lengua mi culito, era una sensación nueva que me sorprendió pero me gustó, yo seguía a lo mío y de pronto noté unos movimientos algo más bruscos de su cara en mi culito, miré hacia atrás y había un chico penetrando a cuatro patas a Bea que ya no podía controlar su lengua en mi culito, yo entonces tenía claro que hacer y busqué a tientas un preservativo que había esparcidos por los alrededores de las camas redondas, se lo puse a este chico y me senté sobre él, comencé mi movimiento rítmico, el chico acariciaba mis pechos, yo estaba excitada cabalgando y observando a mi alrededor, Juanma ya no estaba con la chica en el columpio, ahora estaba sentado en un sillón y la chica rubia cabalgando sobre él pero de espaldas a él apoyando sus manos en las rodillas, también encontré a Lucía que tenía las piernas abiertas y otro chico le estaba comiendo su sexo, que finalmente vi que no era Antón, no reconocía su cuerpo, sí que reconocí a Antón en un trío que estaba haciendo con otro chico y Clara, la pelirroja, Antón tenía agarrada de sus caderas a la pelirroja penetrándola con energía mientras el otro chico estaba por delante mientras la chica intentaba lamer como podía su miembro mientras aguantaba las embestidas de Antón.

Yo deseaba también ser penetrada a cuatro patas así que me levanté, el chico se quedó mirando como pensando que qué pasaba, le extendí mis manos y lo ayudé a incorporarse, le estampé un beso en su boca y le susurré “follamé” y me puse a cuatro patas sobre la cama.

Él cumplió fielmente el guión, agarró mis caderas y se deslizó despacio dentro de mí, con facilidad pues estaba mojadísima, siguió despacito para acomodarse, yo disfrutaba de la penetración y del panorama, vi como Juanma y la chica habían terminado y estaban los dos sentados en una esquina conversando y observando, Juanma me descubrió y no me quitaba el ojo, por otro lado vi como Antón y el otro chico terminaban corriéndose los dos sobre los pechos de la pelirroja, de pronto noté como gateando venía alguien rodeando la cama, era Bea que había terminado y tenía algún resto de semen por su cara, se acercó, me besó en la boca y me dijo “vamos campeona, que me encanta verte disfrutar”, yo sonreí y comencé a empujar con fuerzas hacia atrás, el chico se percató y cogió el mensaje, empezó a acelerar y no tardó en acabar, yo noté como su preservativo se llenaba dentro de mí y estallé de placer también lo que me hizo caer rendida en la cama y él sobre mí.

Recobrados un poco nos levantamos y cogidos por la cintura fuimos yendo hacia donde estaban todos los que habían terminado ya que eramos casi todos, solamente quedaba Lucía que estaba siendo doblemente penetrada mientras otra chica se masturbaba a su lado.
Después ya estuvimos un ratito de charla agradable con todos mientras tomamos una copa mientras improvisábamos próximas fiestas, encuentros entre nosotros y demás.

Esa noche Juanma y yo volvimos a casa y nos metimos en la cama contando nuestras experiencias de esa noche, aunque cansados nos llegamos a excitar bastante los dos en la cama con lo que cada uno había vivido, nos fundimos en un abrazo, nuestras lenguas se entrelazaron y muy rítmicamente me dejé caer sobre él, fundidos en un profundo abrazo me penetró muy lentamente, lo hicimos de forma atípica, muy lentamente, disfrutando los tiempos, besándonos con pasión, hasta que los dos estallamos intensamente, aprentando nuestros abrazos y cayendo rendidos, pasando una muy dulce y placentera noche.



 

Clasificacion Actual:

Solamente usuarios logueados pueden comentar. Registrar oder Iniciar sesión.

 
 

AQUI - Disfruta del Sexo

   
 
 

Encuestas Sexuales


Mujer, ¿Te gustó la primera vez que te penetraron?
 
 

 

Donativos ...


Ayuda a mantener la Comunidad



Con un donativo. Cualquier ayuda es bienvenida



Gracias. Un Abrazo


 
 

Estan chateando

¤ Laly21
¤ erosextreme
¤ NumeroX
¤ pedroespejos
¤ SARHA-PUTA
¤ redfield0
¤ sanpeppino
¤ tico1867
¤ tragonatotal
¤ AmoenMexico
¤ lauraninfo
¤ 12345gonzalo
¤ javiermex
¤ Sexcarlita
¤ xxchiapas


Entrar Chats Sexo

 
 

Menú de Usuario

Usuarios Online:
 Registrados:91 
 Anonimos:4048 
 Total:4139 
 
 
  Contactos  Calientes
         en tu Ciudad


 
 

Referencias

Zoofilia   Bondage   Sexo   Incesto   Erotico   Gays   Travestis   BDSM