Ultimos Relatos Eroticos





Relatos Eroticos Travestis Transexuales


MI VIDA IV

Publicado por concepcion el 08 de Nov, 2018
revisado por: SexoSinTabues Relatos Eroticos


Al entrar totalmente en mí, mi amante comenzó a moverse, al principio muy lenta y suavemente. Yo estaba en la gloria con el adentro, sentía sus huevos golpear mis nalgas en el mete saca de la pasión desbordada. Después, comenzó a moverse más rápidamente, mientras que con una mano me sujetaba de mis caderas, con la otra tomaba mi verga y me masturbaba, al mismo tiempo que besaba mi cuello y me decía las más ricas cochinadas al oído.

CAPITULO IV
Hasta que, mucho tiempo después, no sé si un buen o mal día, andando por el centro de la ciudad, pase por una tienda de lencería, y como de costumbre, me detuve a admirar y envidiar las prendas que ahí se encontraban, y sentí la imperiosa necesidad de comprar algo, y lo que compre fue una tanga negra con encajes.
Fue en un momento de calentura, o tal vez de joteria, que me anime a comprar la prenda en cuestión.
Llegue a la tienda y soporte las miradas, tanto de las clientas, como de la dependiente, que me veían fijamente, como preguntando: "¿qué demonios se le perdió aquí?", finalmente, al ver que estaba casi solo, empecé a mirar cada prenda y, finalmente la escogí: una tanga negra, sencilla, de algodón, solo con encajes sencillos.

Al entregarla a la dependiente, ella me sonrió, tal vez cómplice, tal vez burlándose de mí.

Al llevarla en mi bolsillo, me quemaba, tal era la tentación que me causaba, que no pude soportar más y entre a un baño público y me cambie.
Casi inmediatamente, al sentirla en mi piel, me sentí excitada, llena de deseo, de ganas de ser besada, tocada y acariciada, y, porque no, ser penetrada, como toda una mujer.

No pudiendo aguantar más mi excitación, entre a un cine porno de mi ciudad y me fui hasta el balcón, donde sabía que se juntan los homosexuales.

Casi al llegar y sentarme, sentí una mano que me toco la rodilla, invitándome a acercarme.

Al hacerlo, me recibió con un beso de lengua bien cachondo, al cual me entregue sin reserva alguna.
La mano de mi amante comenzó a tocarme por encima del pantalón, cachondeándome por todo el cuerpo.
Me hizo bajarme el pantalón y comenzó a tocarme la verga, el culo, todo mi cuerpo.
Al sentir la tanga, él sonrió y me dijo que qué rica estaba, y más con esa tanga.
Yo estaba que estallaba de deseo de besarlo, acariciarlo y hacer todo lo que él me ordenara, ya que seria, quizás por esa única ocasión, su putita.

Y así fue.
El saco su verga, un aparato bastante bueno, y me hizo tocarla, mientras me besaba y me metía su lengua en mi boca, explorándola, llenándomela con su saliva.
Después, lentamente me hizo que bajara mi cara hacia su verga, que estaba a punto de estallar y me hizo mamársela; al sentirla en mi boca, la mame como nunca lo había hecho, la llene con mi saliva, preparándola para la entrega final.

Nos levantamos de nuestros asientos, y al recorrer con la mirada el interior del cine, pude ver más parejas haciendo lo mismo, besándose, mamándose mutuamente las vergas, y en algunos casos, hasta cogiéndose con una pasión arrolladora, misma que me inundo, y tomando sus manos, las puse en mis caderas.
El entendió el mensaje y bajo mi tanga, la adorada, sensual y preciosa prenda, y me volteó, poniendo en mi ano, su precioso ariete, y empezó lentamente a empujarlo dentro de mí.
Yo estaba desatada, loca, si, loca, me sentía toda una mujer, entregándose a su macho, a su dueño.

Finalmente, tenía nuevamente una verga en mi ano, era toda una mujer.

Al entrar totalmente en mí, mi amante comenzó a moverse, al principio muy lenta y suavemente.
Yo estaba en la gloria con el adentro, sentía sus huevos golpear mis nalgas en el mete saca de la pasión desbordada.
Después, comenzó a moverse más rápidamente, mientras que con una mano me sujetaba de mis caderas, con la otra tomaba mi verga y me masturbaba, al mismo tiempo que besaba mi cuello y me decía las más ricas cochinadas al oído.

Finalmente, con el empuje final, vino el orgasmo, sentí su semen llenarme el ano, corriéndome yo en su mano y sintiéndome la más amada, la más deseada de las mujeres.

Salí del cine, después de haber concertado una cita para más adelante, fui y me asee lo más posible, cambiando mi ropa interior, y me fui a casa, soñando con esa entrega y con la realidad de haber sido, nuevamente, mujer.

Pues bien, esto desato en mí una fiebre de usar cuanta lencería se me ocurriera, además de buscar un remedio a esa calentura que me dominaba y a esa ansia de sentirme la más deseada y, a la vez, la más puta de las mujeres, llevándome a incursionar en los diversos cines porno de mi localidad, y en las páginas de chat de gays, buscando alivio a mi cachondez y a mi puteria, comprando los más diversos artículos, tales como baby dolls, tangas, medias, ligueros, ropa que al final tenía que desechar, con gran tristeza de mi parte, debido a mi condición de “hombre” casado y con familia, con tal de mantener las apariencias ante mis familiares y sociedad en general, y conociendo a gran variedad de hombres, algunos de los cuales recuerdo con cariño, por haber alimentado la ilusión de ser una “mujer” madura y deseosa de placer y, sobre todo, de complacer a mis machos con lo que ellos requerían de esta puta.


Pero nada es para siempre, y mi gozo se fue al pozo, como dice el refrán, cuando en un día de descanso laboral, estando en casa, sola, ya que mi ex esposa no estaba, tuve la mala idea de invitar a uno de mis amantes a mi casa, siendo una cogida fenomenal.
Aún recuerdo el conjunto que use en esa ocasión, era un baby doll azul cielo precioso, con tanga y liguero integrado, aun no me animaba a comprar zapatillas, por el hecho de no tener donde ocultarlas, pero lo combine con unas medias del mismo color, quedando, según mi macho, bellísima.


Llego mi hombre y lo recibí discretamente en la puerta.
Al cerrar, nos abrazamos y nos besamos con una pasión que no tenía fin.
Lentamente, me quite la bata, masculina, que me cubría, y le mostré mis encantos, mismos que el alabo diciéndome que era su puta favorita.
Yo, ya embramada, me hinque delante de él y saque su pene, acariciándolo y besándolo, viendo cómo se ponía cada vez más grande en mi boca, empezándolo a mamar con un deseo de que se corriera en mi boca, llenándome de su dulce néctar.
Después, ya en la cama y con su pene lubricado, me puso con mi culito en pompa, y, con lujuria, me empezó a dar una cogida de campeonato, poniéndome en diversas posiciones para nuestro goce, yo como hembra en brama y el como el macho cogedor que era, durando en esas acciones tan placenteras para los dos, cerca de dos horas, al final de las cuales, me puso en la posición del misionero y, hundiéndome su caliente ariete hasta el fondo, eyaculo dentro de mi cuerpo, llenándome de su ardiente semen y haciéndome la puta, si la puta más feliz del mundo.


Al final, como a los 15 minutos de retirarse el, me metí a duchar, dejando la lencería usada tirada en el suelo, cuando oh sorpresa¡ oigo la llave de mi ex esposa girar en la cerradura, y yo sin saber qué hacer, no tuve tiempo de guardar o tirar ese traje tan lindo y sensual que me había contenido poco tiempo antes, y viendo su cara de sorpresa, tuve que aguantar los reproches de ella, haciéndole creer que en realidad no era mía esa ropa si no de alguna puta que había tenido yo la osadía de meter a su sacrosanto hogar, y dejándola con la incertidumbre de que genero habría sido la prostituta, o prostituto que había estado en la casa.
Y para no hacer la historia más tediosa, un mes después me pide el divorcio, y yo, contenta, se lo otorgo, quedando al fin en libertad de expresar mi sexualidad como a mí me gusta.



 


Nadie ha calificado este elemento todavía - sé el primero!


Solamente usuarios logueados pueden comentar. Registrar oder Iniciar sesión.

 
 

AQUI - Disfruta del Sexo

   
 
 

Encuestas Sexuales


Mujer, ¿Te gustó la primera vez que te penetraron?
 
 

 

Donativos ...


Ayuda a mantener la Comunidad



Con un donativo. Cualquier ayuda es bienvenida



Gracias. Un Abrazo


 
 

Estan chateando

¤ durisimo15
¤ gatitosexyrico
¤ overlord.amo.adiestrador
¤ MrqzdSade
¤ chicolunatico
¤ COMEMECOS
¤ GordoPedoSadico05
¤ Eusebio128
¤ corsa3
¤ jilal
¤ WorldStein
¤ bibalbox


Entrar Chats Sexo

 
 

Menú de Usuario

Usuarios Online:
 Registrados:111 
 Anonimos:2474 
 Total:2585 
 
 
  Contactos  Calientes
         en tu Ciudad


 
 

Referencias

Zoofilia   Bondage   Sexo   Incesto   Erotico   Gays   Travestis   BDSM